Elecciones legislativas 1979. Policía Nacional, Policía Municipal y un grupo GEO se encargaron de la vigilancia. 
 Fuerte dispositivo de seguridad en Madrid     
 
 El País.    02/03/1979.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Policía Nacional, Policía Municipal y un grupo GEO se encargaron de la vigilancia

Fuerte dispositivo de seguridad en Madrid

La Policía Nacional, la Policía Municipal y el Grupo Especial Operativo (GEO), hasta un total de 14.600

hombres, custodiaron respectivamente los colegios electorales, sus proximidades y las instalaciones de

Radiotelevisión Española, según el dispositivo de seguridad, operación Diana en fase de alerta, previsto

para el normal desarrollo de la jornada electoral.

Dentro del local electoral, los presidentes de mesa tenían autoridad exclusiva para conservar el orden,

asegurar la libertad de los electores y mantener la observancia de la ley. Los agentes sólo tenían acceso al

interior a requerimiento suyo, puesto que, además de los electores, únicamente podían entrar en los

locales los representantes de las candidaturas, quienes formasen parte de ellas, sus apoderados o

interventores y los notarios.

La Policía Municipal montó servicios reforzados, cuya misión principal consistió en vigilar el tráfico en

las zonas próximas a los colegios y, en consecuencia, en eliminar cual? quier.dificultad que pudiesen

provocar las aglomeraciones de votantes. Asimismo, la Policía Municipal estaba a las órdenes de los

presidentes de las mesas, y contribuyó a la aportación de papeletas u otros elementos cuándo se la

solicitó.

Un grupo de la brigada especial antiterrorista (GEO) vigiló desde las seis de la mañana las instalaciones

de Radiotelevisión Española en Prado del Rey, para prevenir cualquier posible asalto terrorista.

Los restantes componentes de la brigada permanecieron acuartelados en su centro de Guadalajara, en

previsión de que fuera precisa su presencia en otros lugares.

Por lo que respecta al Palacio de Congresos y Exposiciones, centro de cómputo de datos, también se le

aplicó un fuerte sistema de seguridad. En el exterior del edificio las tareas de vigilancia fueron

encomendadas a un contingente de la Policía Nacional. En el interior, personal de la Policía Nacional, así

como funcionarios femeninos solicitaban la documentación de las personas que iban llegando.

Se pidió que todas ellas vaciaran sus bolsillos y bolsos, y seguidamente se les sometió a un cacheo.

Cualquier arma u objeto que pudiera ser considerado peligroso hubo de ser dejado a la entrada.

Anteriormente habían sido expedidas cuatro tipos de acreditaciones: verde, para el personal de ministerios

y departamentos oficiales; azul, para los invitados, como personal de embajadas y dirigentes de partidos

políticos; de color butano, para los periodistas, y de color marrón, para el personal técnico y de servicio

en el Palacio.

 

< Volver