Rojas Marcos. 
 El PSA no entrará en un Gobierno con UCD     
 
 El País.    03/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Rojas Marcos

"El PSA no entrará en un Gobierno con UCD"

Alejandro Rojas Marcos, secretario general del Partido Socialista de Andalucía, declaró ayer a EL PAÍS

que el PSA no entrará nunca en un Gobierno con UCD. Rojas Marcos, eufórico con los resultados

obtenidos por su partido en las elecciones, que le otorgan cinco escaños, afirmó que el objetivo esencial

del PSA será la recuperación política de la Junta de Andalucía «hasta ahora sometida al sucursalismo de

los partidos centralistas, y en especial del PSOE».

Para Rojas Marcos, el éxito del PSA constituye «una victoria del pueblo andaluz en su lucha por recobrar

su identidad y personalidad. El PSA ha sabido interpretar los deseos de su pueblo —dijo Rojas Marcos—,

que ha comprendido perfectamente su mensaje». El líder andalucista añadió que, por el momento, el PSA

no tiene decidido con quien intentará formar su grupo parlamentario y que su objetivo primordial en el

Parlamento será «él dar la éará en defensa de los intereses de Andalucía, que han sido olvidados y

marginados por el resto de los partido-centralistas».

En relación con el número de escaños obtenidos, Rojas Marcos declaró que no le habían sorprendido, y

qué durante el segundo congreso del PSA, celebrado en los primeros días del año, ya anunció que en las

presentes elecciones esperaba obtener «de cuatro á cinco diputados».

Después de señalar que el PSA está preparando ya las próximas elecciones municiaples, Rojas Marcos

afirmó que las acusaciones del PSOE en las que los dirigentes de este partido acusan al PSA de haber

recibido ayuda económica de UCD. soh el simple producto de «su derrota proporcional en Andalucía».

«No hemos recibido dinero de UCD —añadió— y, lo que es peor, apenas tenemos dinero, y buena prueba

de ello está en que aún estamos pagando las deudas de los créditos que obtuvimos para las elecciones de

1977. Lo que al PSOE le indigna es el tener que reconocer su equivocación en Andalucía y que nuestro

pueblo acepta y confía en un partido socialista y nacionalista que se confirma, desde este momento, como

una fuerza política importante en el espectro andaluz con la que habrá que contar seriamente. Nosotros

hemos hecho una campaña electoral clara, con pocos medios y sin acceso a los grandes programas de

radio y TVE, lo que era un handícap importante. El PSOE debe buscar las causas de su derrota por otros

derroteros; por ejemplo, en su poca fe en el pueblo andaluz y en su desastrosa gestión en la Junta de

Andalucía. Vale la pena recordar ahora las declaraciones de su presidente, señor Fernández Viagas, de

hace varios meses, en las que-afirmó que Andalucía no existía. Los resultados de las elecciones

demuestran ampliamente lo contrario. Por otra parte, resulta grotesco que sea precisamente el PSOE-

quien Hable de ayudas económicas a un partido, cuando ellos se han inflado de recibir dinero de La

socialdemoeracia europea.»

 

< Volver