Autor: Heras, Raúl. 
 Antes de designar candidato a la presidencia de Gobierno. 
 El Rey recibirá a todos los grupos políticos     
 
 Diario 16.    03/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Antes de designar candidato a la presidencia de Gobierno

El Rey recibirá a todos los grupos políticos

Raúl Heras

MADRID, 3 (D16). - Tras las elecciones, el Gobierno. Y aquí se abre un periodo

de consultas del Rey con los partidos políticos que han obtenido representación

parlamentaria, la formación de las nuevas cámaras, la presentación del candidato

y de su programa a las mismas y, el voto de confianza o rechazo. El proceso

tiene una serie de trámites legales-constitucionales que pese a su aparente

complejidad son de soluciones rápidas y otros neto cariz político como son la

decisión de formar coaliciones de Gobierno o de simple apoyo parlamentario — que

parece lo más probable — y la influencia de las elecciones municipales a

celebrar el 3 de abril.

Las Cortes y el Rey

Conocidos los resultados provisionales el Rey puede iniciar las consultas con

los partidos inmediatamente, tal y como aparece en el artículo 99 de la

Constitución. En este apartado no aparece límite de tiempo para las mismas, pero

en todo caso el candidato real no podrá ser presentado al Congreso antes del día

26, fecha de constitución de las nuevas cámaras, una vez que la Junta Electoral

Central que preside el presidente del Tribunal Supremo, Escudero del Corral,

ratifique y sancione los resultados definitivos de las urnas. Tal y como prevé

la Constitución, será el presidente del Congreso el encargado de proponer a la

Cámara el nombre del candidato escogido por Don Juan Carlos, el cual, a su

vez expondrá el programa del Gobierno que pretende firmar y solicitará el voto

de investidura de la Cámara. Esta votación requiere mayoría absoluta y de no

alcanzarse se celebraría una segunda, cuarenta y ocho horas más tarde, en la que

bastaría con mayoría simple. Obtenida la confianza parlamentaria el nuevo

presidente del Gobierno dará a conocer al Rey la composición de su Gabinete.

UCD: Coalición o pactos

El Rey recibió ayer al presidente del Gobierno y en los próximos días recibirá

al secretario general del PSOE, Felipe González, y al del PCE, Santiago

Carrillo. De la misma forma es de esperar que acudan al palacio de la Zarzuela

los dirigentes de Coalición Democrática, por lo que la decisión de disolución de

este grupo e incluso del abandono del escaño por parte de alguno de ellos puede

retrasarse hasta la celebración de la entrevista con don Juan Carlos. A estos

grupos, y ése sería el espíritu de la Constitución según confirmaron fuentes

políticas y constitucionales esta mañana a D16, el Rey se entrevistaría con la

Convergencia Catalana, el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista de

Andalucía. Y quedan en la duda el resto, es decir: Herri Batasuna, Unión de

Pueblo Canario, Unión Nacional y Euskadiko Eskerra, algunas como se ve de visita

muy improbable a la Zarzuela.

Lógicamente será Adolfo Suárez el designado por el monarca para formar Gobierno

y la UCD el partido que regirá el país durante los próximos cuatro años, aunque

varios líderes políticos ya han manifestado su creencia de que la actual

legislatura encontrará serias dificultades para terminar su mandato. En la UCD

existe una corriente muy fuerte que tiende a que el Gobierno no establezca

ningún tipo de coalición y se base para obtener la mayoría parlamentaria que

necesita en pactos ocasionales con fuerzas afines como pueden ser Convergencia

y Unión o Coalición Democrática, posibilidad que aumentaría si de este grupo

renunciasen Fraga y Areilza y quedara bajo el dominio de Alfonso Osorio.

Por otra parte, ayer Santiago Carrillo volvió a insistir en su idea de Gobierno

conjunto de UCD y PSOE, lo mismo que el ex senador real Carlos Ollero para el

que el futuro Gobierno será con base de UCD y «la presencia de algunas personas

independientes que sirvieran de amortiguadores y gestores del necesario apoyo de

otras fuerzas parlamentarias.»

La espera de las municipales

Una posibilidad que se baraja en los círculos políticos es el compás, de espera

en la presentación del candidato que puede introducir el Rey, con la mirada

puesta en los comicios municipales del 3 de abril. La influencia que el

resultado de los mismos vaya a tener en la política nacional es clara y pese

a que la izquierda espera ganar posiciones respecto a UCD, las candidaturas

presentadas y el número de municipios donde PSOE y PCE van a estar ausentes

hace presagiar una consolidación de la UCD como partido y fórmula de Gobierno.

De todas formas serán las grandes ciudades las que decidan el carácter del

resultado por encima de la cantidad global de ayuntamientos y aquí sí que tanto

PSOE como PCE aspiran a ejercer su dominio. Santiago Carrillo declaraba ayer la

posibilidad de pactos municipales con los socialistas con inclusión del PSA de

Rojas Marco en Andalucía, aunque Felipe González en la rueda de prensa de esta

mañana culpaba en parte a los ataques del PCE a su partido de la consolidación y

triunfo de Suárez y del estancamiento del PSOE.

La izquierda abertzale

La preocupación, no obstante, estaba en los resultados obtenidos por la

izquierda abertzale en el País Vasco y la influencia que tendrán en la política

general del país y sobre todo en el desarrollo de la autonomía en Euskadi. Queda

la duda de si los diputados electos de Herri Batasuna y Euskadiko Ezquerra

renunciarán a ocupar el escaño o se presentarán a partir del próximo día 26 en

el palacio de la carrera de San Jerónimo para integrar el grupo mixto junto a

Blas Piñar y Fraga Iribarne, aunque también se especula con la reforma del

número de escaños mínimo para formar grupo parlamentario, que podría rebajarse a

diez y permitir así que CD tuviera su propio grupo. Esta sería una de las

concesiones del partido de Suárez y de realizarse hipotecaría la actuación

futura de Fraga, Areilza y Osorio. Habrá que esperar.

 

< Volver