Autor: Torrontegui, Javier. 
 Manifestaciones sobre la candidatura de Tejero de Manuel Fraga en Oviedo. 
 "No tiene ninguna trascendencia política, aunque sería intolerable"     
 
 Diario 16.    18/10/1982.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

No tiene ninguna trascendencia política, aunque sería intolerable»

Manuel Fraga ha estado en Oviedo pidiendo, como siempre, el voto conservador para su partido. Aseguró

haber cumplido con todo lo que se le encargó cuando estaba en el Gobierno, «lo que no puede decir el

presidente Calvo-Sotelo, que lo único que ha hecho ha sido estropearlo todo por aquellos sitios por donde

ha pasado». Con respecto a la candidatura de Tejero, ha manifestado que «no tiene ninguna trascendencia

política, aunque será intolerable su presencia». El replanteamiento en la ley de Divorcio, y el respeto a la

legislación sobre manifestaciones públicas son los temas que Fraga planteó en Oviedo. Hoy descansará en

su pueblo antes de participar en un acto en Orense.

Oviedo:

Javier TORRONTEGUI, enviado especial

Las llamadas al voto conservador continuaron ayer en las intervenciones del presidente nacional de

Alianza Popular, Manuel Fraga, quien además colocó un «rejón» al presidente del Gobierno, Leopoldo

Ca/vo-Sotelo, en el transcurso de una conferencia de prensa celebrada en la capital asturiana. Manuel

Fraga aseguró ayer haber cumplido con todo lo que se le encargó cuando estaba en el Gobierno, «lo que

no puede decir el señor Calvo-Sotelo», precisó e! líder aliancista, que indicó además que e! actual jefe del

Ejecutivo «lo único que ha hecho ha sido estropearlo todo por aquel/os sitios por donde ha pasado».

La presentación de Tejero Molina como candidato a ocupar un escaño en el nuevo Parlamento «no tiene

ninguna trascendencia política», según Fraga, aunque «sería absolutamente intolerable su presencia»,

precisó el líder de la coalición AP-PDP.

Respeto

La acción de Tejero al intentar concurrir a los comicios del próximo día 28 fue definida por el presidente

de AP como de «falta total de respeto por las instituciones», al mismo tiempo que aseguraba una vez más

que mientras que no se demuestre lo contrario, la nueva intentona involucionista es un hecho de escasa

importancia. «Son aquellos que dicen que este hecho reviste importancia quienes tienen que dar las

pruebas.»

«Mientras tanto, yo seguiré diciendo que menos lobos y creeré la mitad de la mitad y seguiré confiando

en nuestros Ejércitos», dijo Manuel Fraga ante el hecho de que no haya aún más que tres detenidos y que

no se hayan aportado pruebas documentales sobre las informaciones que han trascendido a la opinión

pública.

Con respecto a las últimas manifestaciones de diversos líderes políticos en contra de Fraga, el presidente

de AP manifestó que había hecho cuestión de este tema y que no quería entrar a responderle, obviando

cualquier comentario sobre ella y en concreto la más reciente de Fernando Abril Martorell.

El presidente de AP negó rotundamente que se estuviera produciendo un trasvase de militancia de Fuerza

Nueva hacia Alianza Popular. Lo único que admitió es que había una variación del voto, «que es secreto»;

matizó que es un tema típico en todas las transiciones políticas.

Si los aliancistas llegan al poder estudiarán un replanteamiento en la ley del Divorcio (dentro de su políti-

ca de protección a la famifia) en base a la experiencia de la aplicación de este texto legal en ios últimos

meses. Fraga insistió ayer en que acabará con el champán en San Sadurní de Noya para celebrar la

victoria de AP en las próximas elecciones, al tiempo que aseguraba que los socialistas no iban a poder

cumplir las promesas que estaban realizando.

Descanso

Fraga intervino ayer en dos actos públicos en Gijón y Oviedo con gran asistencia de público. En la prime-

ra ciudad gran cantidad de personas no pudieron asistir al mitin, al quedar el local donde tenía lugar total-

mente abarrotado. Et presidente aliancista descansará hoy por la mañana en su pueblo gallego de Villalva

antes de participar en un acto público en Orense. Este será el primer descanso en toda la campaña

electoral, que seguirá estos días por Galicia antes de volver a Barcelona.

 

< Volver