El 28 de octubre, elecciones legislativas. 
 Gran estabilidad de intención al voto     
 
 El País.    21/10/1982.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Gran estabilidad de la intención de voto

La tabla de rotación de la intención de voto, presentada en sus aspectos técnicos en las anteriores

publicaciones del panel político In-forme-2 (ver EL PAÍS del 14 de septiembre y del 6 y 7 de octubre de

1982), tiene dos lecturas: en sentido horizontal, se obtienen los totales de la intención de voto de la

muestra consultada en septiembre, (t2); en sentido vertical, se leen los resultados de la intención de voto

correspondientes al 12 de octubre, (t3). La diagonal principal, que aparece destacada en la tabla,

representa los núcleos fieles de intención de voto entre septiembre y octubre, es decir, aquellos que no

han cambiado sus preferencias electorales en ese tiempo.

Los rasgos más destacados de esta tabla de rotación de voto entre septiembre y octubre son los siguientes:

alta estabilidad del núcleo fie! de votantes del PSOE (74%) y crecimiento del voto de este mismo partido

en un 1,4%; estabilidad importante de los votantes de AP (56,1 %) y crecimiento de dicho voto en un

3,6%; estancamiento y difícil situación de UCD, que se mantiene con una íigerísima progresión del 0,2%;

cierta subida, aunque no suficientemente significativa, del voto del CDS en un 0,7%; descenso del voto

del PCE en un 0,4%; estabilidad del voto de los partidos regionales y nacionalistas y descenso

significativo de otros partidos; reducción sensible de la tasa de abstención en 1,4% y disminución del

porcentaje de ¡os que no saben/no contestan en un 2% 2%

Tendencias básicas de voto

Es clásico en los estudios de opinión política la distinción entre voto decidido y tendencia de voto, siendo

generalmente superior la tendencia al voto decidido.

La tabla 2 nos ofrece la magnitud de los diferentes sectores ideológicos en que se divide el electorado

español. Los más significativos están constituidos por el sector centro más centro-izquierda, con un

43,4% de adscripción; el centro, con un 18%; el centro-derecha, más derecha, con un 20,8%, y los

apoliticos y ns / nc, con un 13,2%.

Comparando estos datos con la intención decidida de voto, observada en la tabla de rotación (tabla 1),

disponemos de un inestimable indicador de tendencia óptima de voto para cada partido político.

Aunque el cometido de un estudio de panel no sea establecer pronósticos con absoluta exactitud, sino más

bien el análisis de los cambios de intención de voto ocurridos, es posible ofrecer, dada la estabilidad de

las grandes magnitudes de la intención de voto, las siguientes conclusiones:

1. Se mantiene el voto del PSOE y tiende a un crecimiento de cinco a seis puntos (entre el 35,4 y el

41,4% de los votos, tendencia que, de confirmarse, le permitirían obtener la mayoría absoluta de los

escaños).

2. Crece de manera importante el voto de AP y tiende a situarse entre el 20% y el 22%.

3. Indecisión entre el voto de centro de UCD y CDS, con tendencia a situarse entre el 18% y 20% para

ambos.

4. El PCE observa una tendencia hacia el 6% del voto.

5. Tendencia de los regionalistas y nacionalistas hacia el 7,3% y 8,3% del voto para el conjunto de estos

partidos.

 

< Volver