Descontento entre los no invitados y discrepancias entre los protagonistas. 
 Hoy se decide el debate de los líderes políticos     
 
 Diario 16.    24/10/1982.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

NACIONAL

24-octubre-82/Diario 16

Descontento entre los no invitados y discrepancias entre los protagonistas

Hoy se decide el débale de les líderes en RTVE

Eugenio Nasarre, director general de RTVE, y representantes de los partidos UCD, PSOE, PCE, AP y

CDS, decidirán esta mañana las circunstancias del debate electoral a desarrollar por los líderes de dichos

partidos el próximo martes, última jornada de la campaña. De esta reunión que mantienen hoy habrá de

salir el nombre del moderador del coloquio que será un profesional de Prado del Rey, según acordó ayer

el consejo de administración de RTVE. El debate en común por estos protagonistas no ha sido acogido

favorablemente por todos los partidos implicados y, desde luego, ha sido recurrido ante la Junta Electoral

Central por algunos de los partidos no invitados.

Madrid — El director general de RTVE, Eugenio Nasarre, se reúne hoy, a partir de las diez de la mañana,

con representantes personales de los líderes de los cinco principales partidos con implantación estatal,

para fijar las condiciones en las que se celebrará el debate de cierre de la campaña electoral y designar

conjuntamente al periodista de RTVE que modere en el encuentro televisado.

El consejo de administración de RTVE se reunió ayer bajo la presidencia de su titular durante el presente

mes, el centrista José Ignacio Wert, para estudiar la puesta en práctica de la resolución emitida el pasado

viernes por la Junta Electoral Central sobre la celebración de un debate televisado el próximo martes,

último día de la campaña.

Desafíos

A lo largo de este mes se produjeron diversas manifestaciones públicas de líderes políticos retándose

entre sí a debates televisados con vistas a un esclarecimiento de sus propios programas electorales.

El primero en emitir un reto de esta naturaleza fue e! secretario general del PSOE, Felipe González, quien

emplazó al actual presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, a un debate ante las cámaras de TVE.

El hecho de que Calvo-Sotelo sea candidato a diputado por Madrid en las próximas elecciones, pero en el

número dos de la lista centrista, implica que el actual jefe del Ejecutivo no es aspirante a la presidencia

del Gobierno.

De ahí que Landelino La-villa, nuevo líder de UCD, recogiera el guante lanzado por el dirigente

socialista.

Protagonismo

Por su parte, Manuel Fraga, presidente de Alianza Popular, que asegura fiarse poco de las encuestas

preelectorales, avalado por ellas, se sentía con mayores títulos de crédito que los demás para competir en

un pulso televisivo con el líder virtualmente triunfador.

Calvo-Sotelo, en un gestao que está entre la afirmación de la existencia presidencial y el servicio a su

propio partido, hizo saber que aceptaba el reto del principal líder de la oposición, como medio de romper

la maniobra dilatoria de éste.

El cúmulo de dirigentes políticos en danza por el debate fue capitalizado sabiamente por los socialistas,

que hicieron llegar a la opinión pública el mensaje de que todos los políticos querían medirse con Felipe

González, lo que implícitamente se traducía en el desafío al campeón por parte de los aspirantes.

Una vez formalizadas las peticiones de debate ante RTVE y trasladadas por ésta a la Junta Electoral Cen-

tral, ésta resolvió el pasado viernes admitiendo la celebración de un único debate conjunto con los cinco

principales líderes de los partidos UCD, PSOE, AP, PCE y CDS.

«La clave»

Un debate similar se produjo en el programa «La clave» hace varias semanas y al mismo no asistieron

Felipe González (PSOE) y Adolfo Suárez (CDS).

Algunos suspicaces y mal pensados argüyeron que la ausencia del dirigente socialista fue debida a la

renuncia de Felipe a González a comparecer en un debate que no fuera con el presidente de Gobierno.

La verdad es que aquel debate televisivo todavía pesa en algunos de sus participantes y creen que tal

experiencia no contribuyó a clarificar las ofertas electorales.

Así, UCD se ha venido pensando las últimas treinta y seis horas su asistencia al debate y algunos de sus

más cualificados dirigentes dudaban ayer de que éste se produjera.

En declaraciones a Diario 16, las fuentes centristas eran firmemente partidarias de un debate Felipe-

Landelino, mientras acusaban al PSOE de haber sembrado la confusión con sus constantes dilaciones y

desmentidos a propósito de los debates.

El PSOE, por su parte, a través de su comité electoral, estaba a la espera de la decisión final del consejo

de administración de RTVE, «organismo que ha sido autorizado por la Junta Electoral Central para

organizar un coloquio».

Los socialistas manifestaron que la fórmula del coloquio televisado debería servir como método de

clarificación de los programas electorales de los partidos.

Partidarios

Alianza Popular disiente de la fórmula aceptada —el coloquio entre los líderes— y deplora que no se

celebre un «cara a cara» entre ios dirigentes de las dos únicas opciones de Gobierno que se presentan al

electorado.

«En todo caso —dijeron —, puesto que ésta es la única posibilidad que se ofrece a AP de presentarse en

directo ante el electorado, Manuel Fraga asistirá gustoso al debate.»

Por su parte, fuentes del PCE se manifestaron absolutamente partidarias de la forma en la que la Junta

Electoral había organizado el debate «abierto y a todos los niveles; no queríannos simplemente un debate

bipersonal».

Finalmente, el CDS, de Adolfo Suárez, estará representado en el encuentro político televisivo por su

máximo dirigente. Un portavoz del partido consideró que la realización del debate entre los cinco líderes

«es una solución razonable, la mejor entre las que se barajaban».

Quejas

Quienes no están tan satisfechos son los catalanes de Convergencia i Unió y los dirigentes de Fuerza

Nueva, que se sienten discriminados con esta medida.

Miguel Roca, cabeza de lista por Barcelona de CiU, presentó ayer recurso contra la emisión televisiva del

debate electoral del próximo martes, argumentando que en la anterior legislatura Minoría Catalana era un

grupo parlamentario y, conforme a la normativa vigente, tiene derecho a una participación proporciona!

en los espacios televisivos durante la campaña electoral.

Por su parte, el presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, también de CiU, manifestó durante un mitin en

Gerona que él también tenía pendiente un debate con Felipe González: «Que yo no lo quería, pero que

ante la insistencia del señor González, tuve que aceptarlo.»

Moderador

De celebrarse el debate televisado, éste sería moderado por un profesional de RTVE, según decisión del

consejo de administración del ente público. Sobre la decisión del mismo, así como el mecanismo del

coloquio, duranción y demás circunstancias habrán de ponerse de acuerdo esta mañana los representantes

de los distintos líderes políticos convocados por el presidente del consejo de administración de RTVE a

una reunión esta mañana con el director general, Eugenio Nasarre.

 

< Volver