Autor: Lafora, Victoria. 
   Escándalo político en el Ateneo de Madrid     
 
 Diario 16.    22/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

A cinco días de las primeras elecciones en el Ateneo madrileño, después de cuarenta y dos años, ha

saltado el escándalo, can la retirada de la candidatura encabezada por Joaquín Ruiz-Giménez, acusando

de irregularidades a sus rivales. Horas antes de anunciarse el abandono, el panorama de esta contienda

electora] presentaba claros tintes políticos.

Se retira la candidatura encabezada por Ruiz-Giménez

Escándalo político en el Ateneo de Madrid

Texto: Victoria LAFORA Foto: Gustave CATALAN

Madrid — El viejo caserón de la calle del Prado, 21, se prepara para sus primeras elecciones en cuarenta

y dos años.

Se nota un ligero frenesí y es que en la docta casa hasta los frenesíes son siempre ligeros, y ¡as dos

candidaturas que aspiran a ¡a presidencia preparan sus campañas electorales. Se suceden las ruedas de

prensa, las :conf´erencias-coloquio explicando proyectos e iniciativas, mientras los sesudos estudiosos

discuten en los pasillos alfombrados, y iiabitualmente silenciosos, sus preferencias por una u otra

presidencia.

Y es que estas primeras elecciones abren, qué duda cabe, una nueva vida para: el Ateneo de Madrid al que

las dos candidaturas, desearían ver convertido, fuera de la tutela del Ministerio de Cultura,, en una

verdadera aula de cultura. Todos pretenden recuperar la vieja tradición y recobrar el prestigio de los años

de gloria, cuando las máximas figuras del mundo intelectual convirtieron al Ateneo en su casa.

Las listas

Fernando Chueca Goitia preside la primera candidatura en la que figuran Justino de Azcárate como

vicepresidente primero; francisco Yndurain como vicepresidente segundo; José Gerardo Manrique de

Lara como secretario; Julián Marías como secretario primero adjunto; Mabel Pérez Serrano como

secretario segundo adjunto; Paulino Garagorri, como bibliotecario; Julio Pascual, como contador; Antonio

Manuel Campoy, como depositario, y Miguel Martínez Cuadrado y José Alcalá Zamora como vocales.

La candidatura segunda está integrada por Joaquín Ruiz-Giménez como presidente; Francisco Fernández

Ordóñez y Miguel Boyer como vicepresidentes primero y segundo., respectivamente; Luis Gómez

Llorente y José María Maravall como vocales ; Carmen Díaz de Rivera como bibliotecario; Paulino

García Partida como depositario; Eloy Terrón como contador, y Rodolfo Vázquez, Santiago Garma y

Rafael Flórez como secretarios.

Bajo los nombres escuetos de estas dos listas, se encuentran´ dos corrientes políticas que las configuran y

que intentan dar un contenido muy diferente a las aulas de la casa del Prado, 21.

Un Ateneo renovado en su vigor y,.vehículo cultural en su desaprovechada pero verdadera dimensión se

convertirá en un magnífico escaparate para las próximas elecciones legislativas, y de ahí la batalla

soterrada.

La primera candidatura encabezada por Fernando Chueca, discutido restaurador del patrimonio artístico,

y buen historiador de arquitectura, liberal y presidente del desaparecido Partido Demócrata Popular

cuanta con el apoyo de un sector de los liberales.

Apoyos

La segunda candidatura es, sin rodeos, la propiciada por el. Partido Socialista. Fernando Maravall

aseguró: «El partido lo asume y yo, como secretario de Cultura del mismo, estoy encantado de ello.

Todo lo dicho anteriormente explicaria la renuncia del senador socialista José Prat a formar parte de la

candidatura presidida por Chueca y en la que estaba incluido inicialmente. Al presentar su renuncia el

pasado dia 11 fue sustituido por el filósofo Julián Marías.

«Nuestra oferta es muy sencilla -asegura Fernando Chue-ca;nuestra candidatura es esencialmente cultural.

Todos los que intervienen lo hacen desde Ja cátedra, el libro, el arte.,, son personas que han dedicado su

vida al fomento dé la cultura. Inequívocamente -y al decir esta palabra deletrea despacio, acentuando las

vocales para que quede muy claro— independientes, sin signo político, demócratas y con un espíritu libre

y abierto:»

Chueca quiere lograr que el Ateneo sea un aula de discusión. Al margen de lo que se discuta «se va a

hacer política pero en un tono independiente, sin dogmatismos. Entendemos que el Ateneo tiene que

ocuparse de temas políticos sin ser político, ser una agora abierta a todos los debates».

Renovar

«Se nos ha llamado continuis-tas —añade- y somos continuis-tas de lo que fue el Ateneo hasta el año

1932; queremos que sea. como en la etapa gloriosa.»

Por su parte la otra candidatura también quiere sacarle partido al hecho de que sean los propios ateneístas

Jos que gobiernen la institución y devolver al centro su carácter de foco cultural de primer rango.

«Desde hace tiempo existe una conciencia en muchos sectores del país de que el futuro pasa por la

política, y no sólo por ella hay que estimular las. iniciativas culturales.» José María Maravall, vocal de la

candidatura de Joaquín Ruiz-Giménez, se ha tomado muy en serio la campaña electoral y confiesa que

«para la candidatura nuestra fracasar en el Ateneo sería bastante grave y no podemos permitírnoslo, y eso

que no se puede anticipar ningún resultado porque los ateneístas forman un colectivo bastante difícil de

conocer».

«Queremos sacar a la casa de" su atonía, que .deje de ser un lugar aburrido para convertirse en algo que

ahora no existe: un lugar donde se pueda preguntar y saber.

Ateneístas

Preguntado por el cómo y los porqués de los nombres que le acompañan en la lista, Maravall explica:

«Somos todos ateneístas y cuando se trató lo de las elec-cienes tuvimos una serie de reuniones y

encuentros en los que participó mucha gente que luego formarán parte de esas secciones que queremos

crear y así se fue logrando la convergencia.»

Y pese a la seriedad de la institución, a que la campaña no contará con las habituales octavillas

y"pancartas ni se pegarán carteles con las caras de los candidatos en las seculares paredes cargadas de

retratos ilustres, la lucha va a ser dura y las acusaciones veladas se escapan entre la exposición de

proyectos.

Y asíalos de la candidatura de Chueca dicen de sus oponentes que «algunos han aparecido por el Ateneo

merced a que han sido llamados a participar por la anterior junta gestora, en las secciones formadas bajo

la dirección de Chueca, si no, no los hubiéramos visto por aquí».

Mientras, algún miembro de la candidatura de Ruiz-Giménez-asegura que los de la otra lista «son los

mismos que nombró en su día Ricardo de la Cierva y pretendían imponer la votación en el Ministerio de

Cultura, estamos luchando a brazo partido para evitar que se haga allí».

«Debe hacerse en el Ateneo. Además Chueca se ha opuesto siempre a que se realizara una auditoría sobre

las cuentas y bienes del mismo.»

Brillo

Y hablando de bienes materiales, ambas listas pretenden sacar lustre y esplendor a los vetustos salones y

potenciar la magnífica biblioteca que es, después de la Nacional, la mejor del país.

Por último, la oferta en la que hacen hincapié ambos es en el tema de las seccionas que quieren potenciar

y ampliar poniendo al frente de ellas a prestigiosos intelectuales,

El día 27 todos los ateneístas tendrán la oportunidad, después de cuarenta y dos años, de recuperar con las

primeras elecciones libres su viejo caserón y devolverle lo que nunca debió perder: el prestigio

conseguido a lo largo de muchos años como casa de la cultura.

 

< Volver