Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 El 28 de octubre, elecciones legislativas. 
 Felipe González, dispuesto a la vía del "diálogo"     
 
 El País.    26/10/1982.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Felipe González, dispuesto a una vía de "diálogo"

B DE LA CUADRA, Cuenca

ENVIADO ESPECIAL

"Yo soy hombre de razón, como creo que lo es mi partido. Desde la razón y el diálogo, nosotros estamos

dispuestos a favorecer el cese de las bombas y los tiros y la iniciación de una vía pacífica para resolver los

problemas que puede abrir un camino para la paz y la convivencia entre todos los ciudadanos y los

pueblos de España". Así respondió Felipe González a la pregunta planteada por el enviado especial de EL

PAÍS en relación a la oferta del número uno de la candidatura de Herri Batasuna (HB) al Congreso de los

Diputados por Guipúzcoa, Iflaki Esnaola, sobre la posibilidad de que la propia HB solicite una tregua de

ETA Militar. EL PAÍS precisó al líder socialista que el objetivo de esta tregua, desde la perspectiva de

HB, sería !a negociación de una serie de puntos fundamentales, tales como un estatuto que recoja la

posibilidad de autodeterminación y la integración de Navarra en Éuskadi, la amnistía total y la retirada de

las Fuerzas de Seguridad del País Vasco. Felipe González recordó el propósito socialista de respetar y

hacer respetar la Constitución, pero añadió algo que calificó de importante: "El silencio de las armas,

aunque sea temporal, empieza a ser el triunfo de la razón".

No es la primera vez que el secretario general del PSOE se pronuncia durante su campaña electoral por la

vía del diálogo en Éuskadi, sin poner condiciones a los términos de la negociación. Durante su reciente

visita al País Vasco, en la conferencia de Prensa celebrada en Bilbao, apostó decididamente por la palabra

frente a los tiros y las bombas.

Ya entonces consideró positivo que quienes han venido empleando la violencia se muestren dispuestos a

dialogar, una vez silenciadas las armas, sobre la alternativa KAS o cualquier otra propuesta instrumentada

sólo mediante la palabra.

En todo caso, no existen dudas sobre el planteamiento constitucional del PSOE, que no significa ningún

obstáculo para que la confrontación política, por dura que pueda ser y por distantes que estén las

posiciones de los interlocutores, se desarrolle por la vía del diálogo.

Felipe González tiene claro que, por encima de los acuerdos o desacuerdos que se puedan alcanzar, el

simple hecho de que cese el uso de las armas es un elemento positivo para la convivencia.

 

< Volver