Autor: Prieto, Martín. 
 El 28 de octubre, elecciones legislativas. 
 En el tablero de ajedrez     
 
 El País.    26/10/1982.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

En el tablero de ajedrez

MARTÍN PRIETO

Aún Franco en d poder. Feipe. entonces mero abogado laboralista, sube las escaleras de na piso

clandestino que el PSOE tiene en Sevilla. Lleva al hombro una vici namita, una de las multicopistas

entonces al uso y de relativo fácil transporte. Es de madrugada y no se debe hacer nodo y despertar a los

véanos. Comete d error de llevar un pitillo encendido en la boca. Una brasilla le prende la camisa sobre

un hombro, se va quemando, no puede quejarse, y ahí vemos a Felipe González corriendo escaleras

arriba, sujetando el silencio, con bastantes kilos sobre un omoplato y mordiéndose la lengua para no

aullar bajo una quemadura. Todavía guarda aquella camisa quemada de recuerdo del susto que padeció.

Pequeñas anécdotas

Son las pequeñas anécdotas que te van desgranando sus más fieles seguidores en este seguimiento iti-

nerante del antobús. Historias mínimas —que jamás contará el caballo a un periodista— pero que revelan

el canana, con tintes amorosos, que el candidato despierta entre su gente. La clandestinidad en este país,

fue, por supuesto, mocho más dura que todo eso, y aquí alguna gente, y no precisamente dd PSOE, se ha

jugado cosas más importantes que una quemadora en la camisa. Pero de esa pequeña los suyos, por más

que no le agrade.

Y comentas con su equipo de hace electoralmente al caso, se viene reuniendo noche tras noche

bk* mn^htfcK ^•^^WM^fe IB^mVC W _________^y.. «K . r _ii_ ^••m. ».•.»• ^_m DCOrODaS.

LJCMt fUKJC9S3imMUAm& parafermKa. efe C&KK pccñn, ac- _|^ ~ », ,. _ "yiJiBij f^jC^ n ^^K

VM&C popolocos bvcs db ta «ric. JSKB ^,,^ Tíwfc» eft» fcMa^m ot^t ^^m^- racttiáúta —un responsable

que fcpdw desde U dircccióa partida-ña a ma célula de base, para recordamos que tanta discusión política

sobre los documentos del ponido debía hacerse DO para hacer correcciones o sugerencias sido para

«prendérselos mejor.

Esto es lo que Felipe nunca podría tolerar y lo que le aporta ese plus innegable de credibilidad.

Tal como Aristides Briand, quien tuvo que sacar adelante a la tercera República francesa ame(tazada por

d asunto Dreyfus y. en general, por en Ejército hostil. Felipe González no se plantea loe problemas

teológicos del socialismo. Ayudará desde d Gobierno a la reconstrucción del centro y no me parece a mí

que vaya a tener mucha piedad para con todas las Claudias que han envenenado nuestra derecha

democrática hasta convertirla en una historia más de Roben Graves. Y tampoco. pese al mensaje de

moderación que va vendiendo por España, cabría incorporar al candidato socialista demasiados perfiles

de suavidad. Con el golpismo pretende ser todo lo enérgico que le permita esa Atina raya moral que se

entiende por razon de Estada. Y no piensa caer en ninguna debilidad por en el entendimiento de que el

próximo pulso no será entre el PSOE sino negno de poder qae puede abrirse tentaoin peal dd techado dd

ponas de ioterregste puedan ser DKrabo •1^"**^"´" i af 111 > de anton-A>*A-mA~ fui i i ¡^ yij-

^«wiir>•»«• cnaV coBBado^pcsovcafeflta. ^hw somos iil^pir Puu se dvclc de luno aqne- Iiim^ji i*^ "üií

Y v^^^^ ^B yrt&otítf

^Sdolos socñbaav pg^sVn parar >^»»^^*i^.A^» ^ vnwvw Jl^l •r^r^** raMB al da "´y""´"» de la jor-

esta transición en la transición.

Pero seria fallar a la verdad no relatar la confianza y la seguridad de este candidato.

Se trabaja en d antobús sobre planes a diez anos, como los referentes a Iberoamérica, y d cabaBo, ya tan

lejos de aqud "...CapuDo, queremos un hijo tayo...´ reparte por las carreteras de España cambio,

seguridad, confianza, esperanza. Cuando en una de las escasas recaladas en Madrid arrastras por una vez

tu maleta hasta tu domicilio en vez de hasta d pasiOo de un hotel ignoto de una ciudad cuyo nombre

equivocas en la marea dd viaje, tus conocidos te »«*h*« con la preocupación dd golpe próñ-mo. No hay

tal para la caravana socialista que trabaja en su antobús. Puedo dar Te de que este caballo, cuando en las

curvas de las carreteras de este país se contrapean los autobuses y todos nos saludamos con la mano, va

garrapateando con sus notas los planes de ayuda a las empresas privadas en crisis.

Porque el golpe existe como existe el cáncer, pero no podemos vivir todos pensando en las metástasis

aunque resulte conveniente trabajar ea e! estudio de ta reproducción anormal de las cernías. Y. además,

¿esto qué esT: una partida de ajedrez entre el coronel San Martin y d Estado establecido. No da para más.

Seria verdaderamente de tontos dejarse ganar.

 

< Volver