Elecciones 82. En Madrid, junto a Calvo-Sotelo y Rosón. 
 Lavilla, en su último mitin: "Ni Fraga ni Felipe, UCD repite     
 
 ABC.    27/10/1982.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MIÉRCOLES 27-10-82

En Madrid, junto con Calvo-Sotelo y Rosón

Lavilla, en su último mitin: «¡Ni Fraga ni Felipe, UCD repite!»

MADRID. Con gritos de «¡Ni Fraga ni Felipe, UCD repite!», las personas que llenaban el cine

Universal de Madrid acogieron la llegaba del líder del partido centrista. Landelino Lavilla —más

afónico que en anteriores ocasiones, más mitinero, más agresivo—, arrancó vítores y aplausos

de sus seguidores, que no cesaban de aclamarle, al tiempo que agitaban banderas con los co-

lores verde y naranja de UCD. Junto con Lavilla hablaran CalvoSotelo y Juan José Rosón y los

tres candidatos de la UCD al Senado por Madrid.

El acto final de la campana electoral centrista se retrasó más de media hora, en espera de

Landelino Lavilla, que viajó desde Talavera de la Reina, donde horas antes había prota-

gonizado otro mitin. No hubo fin de fiesta. Las atracciones programadas por UCD fueron

suspendidas en solidaridad con los damnificados por las inundaciones de Levante.

Landelino Lavilla, a tas diez menos diez de la noche de ayer, volvió a repetir algunas de sus

tesis sobre el papel de UCD en el panorama político de España. «Respondo —dijo el líder al

inicio— de que UCD es un partido cohesionado, en el que estamos cabalmente todos los que

creemos en el proyecto político de Centro. Pero no puedo garantizar a quienes voten a Alianza

Popular y al PSOE que no voten a quienes han acreditado su fecunda facilidad para cambiarse

de partido político.»

La mayor ovación la consiguió e! presidente de la UCD cuando se refirió al secretario general

del PSOE en similares términos: «No sé si en ese festival de Miguel Ríos y de Serrat, en el que

participa el señor González, va a decir esa frase tan cuidada de «ellos no pueden ganar, no van

a ganar, no merecen ganar». Pero si «ellos» somos nosotros, los de UCD, lo que digo es: «Po-

demos ganar; no sé si vamos a ganar, pero, desde luego, merecemos ganar».

En otro momento de su breve intervención —quizás la más corta de los parlamentos que ha

protagonizado en los mítines en que ha intervenido, Lavilla volvió a insistir en que ni la

izquierda ni la derecha tienen nada que enseñar a su partido, y que al BSOE sólo se le gana

desde posiciones de Centro. Antes, con la voz enronquecida, había acusado al PSOE de

«arrogante», por la actitud que adoptan «de ganador de estas elecciones generales, que aún

no se han_celebrado». «Y con esto —añadió Lavilla—, lo que hacen los socialistas es un

agravio al pueblo español, que todavía no se ha pronunciado.»

Los primeros en intervenir —y por este orden— fueron candidatos a senadores por Madrid Ar-

mando Benito, Emiliano Rodríguez y Fernando Alvarez de Miranda. De los tres, el ex presi-

dente del Congreso de los Diputados fue quien arrancó mayores ovaciones. Jugando con los

slóganes de PSOE y de AP, Aívarez de Miranda destacó que «no queremos ni esos cambios ni

esas soluciones. No es la hora de Fraga, que ya tuvo y malbarató». También, y dirigiendo su

mirada al vacío, añadió: «Entérense, señores socialistas, España ya ha cambiado de dictadura

a democracia, del miedo a la libertad, y eso lo hemos hecho entre todos, pero lo propugnó y lo

llevó a cabo Unión de Centro Democrático».

Especialmente duro con los que fueron militantes centristas y se fueron a Alianza Popular fue

Armando Benito, que llegó a calificarlos de «paraguas del golpismo». Por su parte, Juan José

Rosón, ministro del Interior y candidato número tres al Congreso por Madrid, utilizó la frase de

«ni Fraga ni Felipe, UCD repite», para, dirigiéndose a Lavilla, elogiar su postura y la labor que

está realizando en el partido. «La izquierda socialista —dijo Rosón— se ha vestido de

moderada con un traje que no puede aguantar la presión interna de sus bases, que, si alcanzan

el poder, intentarían el objetivo inmediato de la revolución y la revancha.

Leopoldo Calvo-Sotelo, que ocupa el segundo puesto en las listas de candidatos a la Cámara

Baja por Madrid, anunció a los asistentes que comparecía como militante de UCD y como

candidato. Luego de recordar al auditorio su experiencia como ministro y presidente del

Gobierno, Calvo-Sotelo afirmó que hace veinte meses en España se pedía orden y seguridad

ciudadana y que llegamos a estas elecciones generales en paz y libertad, a pesar de las voces

que se habían adelantado en augurar un negro panorama para España. «Con un Ejército que

está en el sitio —terminó diciendo--, que le marca la Constitución, que no sólo respeta, sino que

está dispuesto a defender, los españoles llegamos a las elecciones en paz y orden gracias a

ministro Rosón.»

 

< Volver