Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 Especial: El 28 de octubre, elecciones legislativas. 
 Más de 100.000 asistentes en la clausura de la campaña socialista en Sevilla     
 
 El País.    27/10/1982.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Más de 100.000 asistentes en la clausura de la campaña socialista en Sevilla

B. DE LA c, Sevilla

ENVIADO ESPECIAL

"No queremos salvadores con metralleta, ni salvadores maestros de dictadura. Vamos a conseguir la

convivencia en justicia y progreso de este pueblo. ¡Adelante, adelante, con paz y con libertad". Con estas

palabras concluyó ayer Felipe González, al filo de la medianoche y ante más de cien mil personas que

llenaban el sevillano Prado de San Sebastián, la campaña electoral del PSOE, en medio de un flamear de

banderas andaluzas, pancartas y fotografías del lider socialista, mientras se oían los gritos de "presidente,

presidente", que han acompañado a Felipe González en toda su campaña.

Luis Yáñez manifestó que los socialistas cerraban su campaña en Sevilla con mezcla de alegría, por el

triunfo del pueblo, y melancolía, "porque perdemos a Felipe, que ya no será nuestro, porque ha

transcendido las fronteras del partido y de Andalucía en favor de todos los españoles". Le aseguró que en

el momento de los sinsabores y la soledad del poder tendrá siempre a su lado al pueblo de Sevilla.

El presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, pidió un minuto de silencio en solidaridad con

"nuestros hermanos que sufren en el País Valenciano las se-cueles de la reciente catástrofe". Depués

calificó a los andaluces como pioneros del cambio, y afirmó que "cuando los terroristas del miedo hablan

de un golpe de mano, tenemos que decirles que sí, que ese golpe será el de millones de españoles

depositando el día 28 de octubre su voto en la urna del PSOE".

La llegada desde Madrid de Felipe González y Alfonso Guerra interrumpió durante unos instantes el acto,

mientras se vitoreaba al líder socialista en un ambiente de gran entusiasmo. Numerosos ancianos situados

en las primeras filas habían aguardado desde las cuatro o la cinco de la tarde. Felipe González tuvo un

emocionado recuerdo para su madre, fallecida recientemente, por no poderla encontrar allí.

Alfonso Guerra fustigó enérgicamente al Gobierno débil de UCD y señaló que hay que ganar "para

enterrar a los criminales golpistas y para que se viva sin corrupción, estafa ni asesinatos, como el masivo

del aceite de colza". Calificó´ a Fraga como representante de la dictadura que envía a Sevilla a jóvenes

neonazis, y dijo que cuando UCD se hundió en 23 de mayo en Andalucía sus miembros comenzaron a

escaparse como ratas.

Felipe González expresó su satisfacción por encontrarse entre sus paisanos y subrayó las palabras

encendidas de Alfonso Guerra, "mi amigo de siempre. Frente a quienes dicen que somos las dos caras de

la moneda, yo digo que somos la misma cara de la misma moneda contra la corrupción". El líder

socialista terminó brindando por la paz y la libertad de los españoles.

 

< Volver