Autor: Perner, Ana. 
 Ecos internacionales de la victoria sosialista. "Sana reacción al fracaso de UCD" dice "Die Welt" (Conservador). 
 La Democracia Cristiana alemana pide a Fraga un papel constructivo     
 
 ABC.    31/10/1982.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

28 / A B C

NACIONAL

DOMINGO 31-10-82

Ecos internacionales de la victoria socialista

«Sana reacción al fracaso de UCD», dice «Die Welt» (conservador)

La Democracia Cristiana alemana pide a Fraga un papel constructivo

BONN (Ana Perner, corresponsal). La victoria socialista en España ha tenido un eco inusitado en la

República Federal. Aunque es lógico que todos los periódicos destaquen la noticia en su primera página,

ha sido el conservador liberal «Frankfurter Allgemeine Zeitung» quien más la ha desplegado. Asimismo,

la televisión alemana ha dedicado a las elecciones españolas muchos minutos de información y

comentarios.

¿Y cuál es la tónica de ese despliegue? ¿Qué ciase de valoraciones han recibido los lectores alemanes,

sorprendidos por la «dé-bácle» del centrismo? Hay, ante todo, que decir que, en general, aquí se ha

captado perfectamente el porqué de esa noticia tan catastrófica para UCO. Pero, en honor a la verdad,

también hay que añadir un matiz. El ciudadano alemán no tiene demasiado claras las ideas sobre el

«fenómeno Fraga». Quizá el eco de cierta propaganda también se ha escapado hasta aquí. Hay, sin

embargo, una realidad, que se refleja en el gran titular del periódico más arriba citado: «Absoluta mayoría

para los socialistas españoles. Alianza Popular, de Fraga, el partido de oposición más fuerte.»

Naturalmente, los lectores alemanes también reciben tos mensajes de la polarización en España. Buenos

comentarios que ayudan a situar una situación inédita: un partido en el Poder que cae hasta límites

irreconocibles y una «barrida» socialista gracias al voto de las capas medias de la población. Pero, como

apunta el comentario de! periódico conservador, «Die Welt», sejrata de una «sana reacción de pueblo al

total fracaso de UCD», pero matizando más adelante: «El Partido Socialista no debía engañarse por su

triunfo. Gran parte de los votantes lo hicieron en primer lugar por Felipe González.» La tesis reflejada en

el titular lo dice todo: ^«España ha votado a González, no al socialismo».

Tesis que, en el fondo, y desde otra perspectiva menos tajante, sostiene un excelente comentario que

publica el periódico «Frankfurter Rundschau», cercano a la socialdemo-cracia alemana. Para el articulista,

et PSOE se ha presentado ante los electores totalmente unido. Su ala crítica había sido silenciada

previamente. Se impuso la tesis de Felipe González, de «las reformas prudentes». El Partido Socialista

recogió la herencia de UCD, «con su cambio hacia el centro». De esta manera «el nuevo» PSOE ha

engrosado su habitual clientela proletaria con capas de la sociedad que también quieren «conservar».

Es la tesis típica de la soclaldemocracia alemana. Por eso en el SPD alemán se siente gran satisfacción de

comprobar cómo el PSOE ha seguido, al menos hasta ahora, sus recomendaciones. ¿Pero continuará el ala

izquierda socialista amordazada? Ese interrogante lo plantea el periódico «Die Welt» cuando alude a la

«barrida» del PSOE: «¿Quiso gobernar solo? ¿No habría esperado mejor un aliado de coalición para

domesticar a su ala izquierda?»

Ese problema no lo tuvo aquí el SPD cuando irrumpió en el Poder, primero con una «grosse koalition»,

CDU-SPD, y luego en alianza con los liberales. Es notoria la postura de Helmut Schmidt contra los

«izquierdistas» socialdemócratas, indicándoles que dependían de los liberales. Como se ha demostrado

tras e! Congreso de Munich, donde el ala izquierda del SPD trataba de «mantener los principios».

DUDAS SOBRE LA OTAN. ¿Podrá Felipe González convencer, y parar, a los socialistas «puros», tras la

mayoría absoluta? ¿O tendrá que echar mano del fantasma de los «poderes fácticos», que tantas críticas

socialistas supuso contra el Gabinete Calvo-Sotelo?

En círculos gubernamentales de Bonn se ha aludido indirectamene gl tema de la OTAN, conectado con la

dialéctica electoral. Aquí se ere que el caso griego es elocuente.

Papandreu no se safio de la Alianza Atlántica. Por la misma razón se cree que España, con un Gobierno

socialista, no dará un paso atrás. Pero algunos comentaristas insisten: ¿Cómo podrá contentar Felipe

González á la base, tan feliz cuando les prometió un referéndum sobre ese tema?

La nota del grupo parlamentario cristiano-demócrata alude a que «el CDU-CSU espera que, pese a

algunos signos irritantes, no se abandone la línea tomada por el país con la adhesión a la OTAN».

Previamente la nota aclara: «El PSOE, de Felipe González, ha obtenido una victoria electoral

convincente. Pero con ello les ha surgido también a los socialistas una gran responsabilidad, a fin de

salvaguardar la estabilidad de la joven democracia española y de la posición política de España dentro de

la comunidad electoral.»

La idea de la polarización, suministrada por las informaciones de Prensa procedentes de España, pero sin

la matización de que fue la izquierda quien inició ese proceso, también se refleja en la nota del CDU-

CSU: «Tenemos la esperanza de que las fuerzas del centro se vuelvan a unir y vean que su misión

consiste en impedir una polarización en España.»

 

< Volver