Serie: Análisis de las elecciones legislativas/5. 
 La izquierda obtuvo una victoria en las principales provincias castellano-leonesas     
 
 El País.    12/11/1982.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

22 / ESPAÑA

POLÍTICA

EL PAÍS, viernes 12 de noviembre de 1982

Análisis de las elecciones legislativas / 5

Las recientes elecciones legislativas, si han supuesto un cambio importante en el conjunto de España al

obtener la victoria el PSOE, han arrojado unos resultados especialmente significativos en lo que se refiere

a las dos regiones de la meseta castellana, la norte y la sur, y las comunidades uniprovinciales de

Cantabria y la Rioja, históricamente muy ligadas a Castilla. Si la derecha ya no tenía la mayoría en

numerosas regiones periféricas, donde eran primeros los nacionalistas o la izquierda, esta última opción

ha conseguido por primera vez desplazar a UCD —impidiendo al mismo tiempo la victoria de Alianza

Popular— en unas provincias que se consideraban feudo seguro de las opciones de derecha o centro. La

victoria del PSOE ha sido más firme en las grandes poblaciones y en las zonas más pobladas y desarrolla-

das, incluso en una región como la Rioja de firme implantación del agricultor medio y acomodado. AP

sólo ha triunfado en las provincias más despobladas y atrasadas de la Castilla del norte: Burgos, Soria,

Segovia y Avila, aunque con poca diferencia respecto al PSOE, como revela el informe elaborado por

Pilar Brabo y Carmen Ortíz.

La izquierda obtuvo la victoria en las principales provincias castellano-leonesas

Castilla-León es la comunidad autónoma integrada por mayor número de provincias, nueve en total. En su

conjunto se la podría definir como una zona básicamente agraria, con unos núcleos industriales de cierta

importancia en Valladolid y León, provincias que tienen el mayor porcentaje de población de la zona. La

evolución electoral en la comunidad castellano-leonesa tiene grandes diferencias de unas provincias a

otras, existiendo dos grupos de provincias diferenciadas en cuanto a la tendencia de voto a la izquierda o a

la derecha.

León, Falencia, Salamanca y Valladolid, provincias del oeste de la región, más desarrolladas y pobladas,

se inclinan claramente hacia el voto de la izquierda, tras el descalabro de UCD; en Zamora el voto del 28

de octubre es prácticamente idéntico para el PSOE y AP; en el resto de las provincias, los electores se han

inclinado claramente a favor de AP.

UCD, que había conseguido mayoría absoluta en 1979 —excepto en Valladolid claramente y en León por

unas décimas—, en ia última consulta pasa a ser el tercer partido de la región, con porcentajes que van del

7,2% en Valladolid al 17,7% de Zamora. En León, a pesar de la fuerte campaña y la presencia de Martín

Villa, también se sitúa como tercer partido político, con un 15,1%. También es justo decir que es una de

las zonas del país donde UCD ha obtenido unos resultados más dignos.

Al PSOE, a pesar de haber ganado en sólo la mitad de estas provincias el 28 de octubre, se le podría

considerar como partido ganador en la región, pues ha vencido en las provincias con mayor porcentaje de

población. Parece claro que este partido, tanto en la última consulta como en los anteriores comicios,

obtiene mejores resultados en las zonas con mayor desarrollo económico (industriales), como Valladolid,

León y Falencia, o en las que la cultura tiene gran incidencia, como por ejemplo en Salamanca, donde la

Universidad tiene una importancia fundamental.

AP, que absorbe gran parte de los votos de UCD en anteriores elecciones, se ha situado como primer

partido, a corta distancia del PSOE, en las provincias de Avila, Burgos, Segovia y Soria, las de menor

nivel de desarrollo en la región, provincias donde predomina la agricultura minifundista.

Hay que destacar el resultado que obtiene en Avila el nuevo partido de Suárez (22,0%) situándose como

tercer partido de la provincia, por delante y a gran distancia de UCD y PCE. Ha conseguido en esta

provincia uno de los dos.diputados con que cuenta el citado partido.

El PCE, que nunca había tenido gran incidencia en esta zona en los anteriores comicios, prácticamente

desaparece. El porcentaje más alto lo consigue en Valladolid, con un 3,3%. Es el último partido (por

detrás del CDS) en todas las provincias de la región.

Provincia de Avila

Sólo cuenta con la capital como municipio mayor de 20.000 habitantes, y en ella los partidos de AP y

PSOE tienen una evolución similar a la del resto del país, con una diferencia importante: AP es el partido

triunfador de las últimas elecciones, pasando de un 8,9% en 1979 al 36,7% del pasado mes.

El PSOE, que ha tenido una trayectoria ascendente desde 1977 a 1982, se sitúa como segundo partido de

la capital, con un 30,3%, frente al 19,4% de 1979 y el 14,7% de 1977. También en este municipio hay que

destacar, al igual que en la provincia, el arraigo de Suárez, pues obtiene para su partido, CDS, un tercer

puesto, con un 22,2% de votos.

Provincia de Burgos

En los tres municipios mayores de 20.000 habitantes —Aranda de Duero, Burgos y Miranda de Ebro— la

evolución electoral es desigual: mientras que la capital sigue la tónica general de la provincia, con un voto

inclinado hacia la derecha, haciendo que AP fuese el partido ganador de las últimas elecciones generales,

los municipios de Aranda y Miranda rompen la tónica general del anterior voto centro-derecha, situando

como primer partido en estos municipios al PSOE.

En el caso de Miranda de Ebro, con mayoría absoluta (55%). Este municipio tiene un importante sector

industrial y es un también un eje ferroviario de primera magnitud. Aranda de Duero cuenta con una de las

industrias azucareras más significadas de la región.

Provincia de León

Los dos municipios mayores de 20.000 habitantes son la capital y Ponferrada. La evolución electoral en

éstos es prácticamente idéntica a la provincial. Mientras que UCD fue el primer partido en las elecciones

generales de 1977-1979, el 28 de octubre pasa a ocupar el tercer lugar.

El PSOE, que había obtenido buenos resultados en 1977-1979 —alrededor de un 30%—, en la última

consulta se sitúa a la cabeza en ambos municipios, consiguiendo la mayoría absoluta en Ponferrada, con

un 54,7% de los votos.

El PCE, que a primera vista podría parecer que obtendría en esta zona bastantes votos, por !a importancia

del sector de la minería, nunca ha obtenido en ella buenos resultados, pero en las últimas elecciones

prácticamente ha llegado a desaparecer.

Provincia de Palencia

La capital es el único municipio mayor de 20.000 habitantes. En cuanto a la evolución electoral de los

partidos con representación parlamentaria, lo único que se puede decir es que siguen la misma trayectoria

que en la provincia, destacando el resultado del PSOE en las últimas elecciones (48,9%) por estar

próximo a la mayoría absoluta. En Falencia existe un sector industrial con cierta relevancia, pues está

localizada en este municipio una de las factorías de FASA-Renault.

Provincia de Salamanca

Al igual que otras provincias castellanas, la capital es el único municipio con más de 20.000 habitantes y

el único al que nos referimos. Salamanca capital también sigue la trayectoria electoral de la provincia, con

ascensos del PSOE y AP, así como descenso de UCD, que había sido el primer partido, y práctica

desaparición del PCE. El PSOE se sitúa en la capital muy próximo a la mayoría absoluta, con un 49%.

Parece que en las zonas donde existe un cierto peso de los sectores de la cultura, como puede ser el caso

de Salamanca, por su Universidad, hay una mayor tendencia a votar a la izquierda.

Provincia de Segovia

Únicamente la capital supera los 20.000 habitantes. La evolución electoral de este municipio difiere de la

provincial, en cuanto que es el PSOE el ganador de las últimas elecciones, con un 40,5%, en lugar de AP,

que consigue el primer puesto a nivel provincial.

Provincia de Soria

En la pequeña capital soriana sucede lo mismo que en Segovia en cuanto al comportamiento de voto de

los electores. En la última consulta es el PSOE e! primer partido de la localidad, frente a AP, ganador a

nivel provincial.

Provincia de Zamora

La capital de Zamora tiene una evolución electoral similar a la seguida a nivel provincial.

Provincia de Valladolid

En esta provincia sólo la capital es un municipio mayor de 20.000 habitantes, coincidiendo con ser esta

localidad la capital de la comunidad castellano-leonesa. En la capital vallisoletana se concentra el 66,5%

de la población provincial, y cuenta con un fuerte sector industrial, en el que predomina sobre todas las

demás la industria del automóvil.

Lo más destacable de la evolución electoral en el municipio es que el Partido Socialista Obrero Español

alcanza la mayoría absoluta en las últimas elecciones generales; en las anteriores consultas de 1977 y

1979 ya había superado el 32% de los votos.

 

< Volver