La última baza: No existió embarazo     
 
 Diario 16.    20/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

La última baza: No existió embarazo

Bilbao (Corresponsal) — Crear la duda sobre la existencia de embarazo será la última baza a jugar por el

colectivo de abogados que defenderán el próximo día 26 a las once mujeres bilbaínas acusadas de aborto.

La inexistencia de pruebas jugaría, en este caso, a favor de las acusadas, que podrían acogerse- a la

máxima jurídica «in dubio pro reo», decir, que en caso de duda, la justicia es favorable a considerar la

inocencia del acusado.

Sin embargo, la base central de la defensa tendrá un indudable carácter político, dirigido a cuestionar la

delictividad del aborto y a presionar para que las altas esferas legislativas se pronuncien por su

despenalización en la próxima reforma del Código.

Por este camino va dirigida la campaña montada por las asociaciones feministas y las propias

conclusiones provisionales remitidas por los abogados al fiscal, «aunque puedan variarse los argumentos

a lo largo de la vista».

Incidiendo en la personalidad de las acusadas, sus abogados intentarán demostrar también, la inexistencia

de «dolo» e incluso de culpabilidad en la acción. En una reciente rué-, da de prensa, seis de estas mujeres

dejaron ver su "patética situación social, educacional, económica y sanitaria, en el momento del presunto

aborto.

«Su desconocimiento de lo que significaba siquiera la palabra aborto les exime de toda culpa», manifestó

uno de los letrados. Pero la traca final puede ser la afirmación, por parte de la defensa, de que no existió

embarazo o, al menos, existen indicios suficientes para dudar que existiese.

 

< Volver