Cosecha triguera 1958     
 
 ABC.    05/03/1956.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

COSECHA TRIGUERA 1958

Casi cuarenta y nueve millones de quintales métricos

ES UNA DE LAS MAYORES DE ESPAÑA

La Dirección General de Agricultura ha publicado un avance de las cifras definitivas referentes a las

cosechas de 1957-58, según el "Anuario Estadístico dé la Producción Agrícola", cuya aparición se

anuncia para fecha próxima.

De esos datos resulta que la producción triguera ha sido de 4.898.800 toneladas - 48.988.000 quintales

métricos -, o sea, la segunda en volumen de la historia del trigo en nuestro país. Se trata de una agradable

sorpresa, pues ni los cálculos más optimistas se habían aproximado mucho a esa interesante cifra. De ésta

se deduce que sin el fracaso producido en los grandes secanos de Aragón, por sequía, y en la Tierra de

Campos - en este último caso debido a los vendavales de junio que encamaron las mieses y malograron la

granazón -, con toda seguridad tendríamos una cosecha "record" de cereal rey.

Se acusa una voz más, en el transcurso de varios años, el aumento de producción por unidad de superficie

debido al mejor cultivo, como consecuencia del incremento de la mecanización y de las semillas

seleccionadas, mejor preparación técnica de los cultivadores, etc. El rendimiento medio por hectárea en

1958 ha sido de 11,19 quintales métricos, por cuanto la superficie sembrada fue de 4.378.000 hectáreas.

Nos encontramos, por consiguiente, con que la media de producción en condiciones normales ha pasado a

ser de un índice no inferior a 12 quintales métricos, y así habría sucedido sin los fracasos regionales a que

antes hemos hecho referencia, media que registramos hace dos años en estas columnas y que algunos

círculos estimaron algo alejada de la realidad. Añadamos a esos fracasos motivados por adversidades de

orden meteorológico que no pudieron efectuarse con regularidad, por escasez de mercancía, el abono de

sementera ni el de primavera, lo que necesariamente se tradujo en disminución del rendimiento.

Las previsiones para 1959 parecen sencillas, a juzgar por la evolución de la sementera hasta este

momento. Los secanos aragoneses se hallan en excelentes condiciones. Es bueno también el estado de las

siembras en Tierra de Campos y en el resto del país, con excepción de algunas zonas muy bajas de

Andalucía y Extremadura. Si además tenemos en cuenta que evoluciona mejor que el año anterior la

campaña de los abonos nitrogenados, estamos en situación de recibir una, cosecha que puede rebasar los

50 millones de quintales métricos, aunque se haya reducido algo - como así parece ser - la superficie

triguera con relación a la campaña anterior por haberse restado a ese cultivo, muy acertadamente por

cierto, determinadas zonas de terrenos marginales no aptos para el mismo.

 

< Volver