Los empresarios consideran 1981 como un buen año laboral. 
 Ferrer Salat: La inversión privada crecerá el próximo año     
 
 Diario 16.    26/12/1981.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

38 / A B C

ECONOMÍA

Los empresarios consideran 1981 como un buen año laboral

Ferrer Salat: La inversión privada crecerá el próximo año

MADRID. «Para 1982 mejorará en términos generales la situación económica. El desempleo seguirá

aumentando, aunque esperamos que menos que este año. La inflación será más baja y la producción

aumentará ligeramente. Como consecuencia de todo ello, la Inversión privada crecerá», dijo Carlos Ferrer

Salat en una entrevista que, sobre el año próximo y balance del que termina, realizó el SEN entre

empresarios. La actitud optimista de Carlos Ferrer, inédita en estos últimos meses, es seguida por algunos

altos «mandos« de CEOE.

Por lo que se refiere al 1981, Ferrer Salat señaló que ha sido un año histórico en materia de reíadones

laborales por su estabilidad social y convivencia laboral. Los dos acuerdos ANE y AMI, dijo Ferrer, han

conseguido incidir positivamente sobre tres de los grandes problemas económicos del país: incremento de

los costes, que comenzar a reducirse; el paro y la rigidez tradicional de la economía española.

Este mismo punto de vista fue expuesto el vicepresidente de la CEOE, y Arturo -jií, quien señaló que este

año ha sido bueno en Jo laboral e irregular en lo económico. «Esporo que el próximo año —dijo— sea

igualmente positivo en el primer terreno y que en lo económico, a pesar de las grandes in-certiduíTitn ¿c

existentes, de que supere las realizaciones de este año.»

Coincide en el juicio del año labora), que ya termina, otro de los vicepresidentes de CEOE, Alfredo

Molinas, quien en su respuesta señaló que en este año se han conseguido grandes mejoras en la

productividad empresarial, pero ninguna, o muy pocas cosas, en la productividad total de España.

Sin embargo, después de este juicio, que viene a ser positivo de cara al balance general del año, Alfredo

Molinas señaló uno de los puntos de crítica generalizado a lo largo de la encuesta: «Desgraciadamente —

dijo— todos estos esfuerzos individuales están lastrados por un sector público que en ningún momento se

decide a abordar se reforma para ceñirse a las necesidades de austeridad y moderación que imponen las

actuales circunstancias. Un secto público obcecado en la búsqueda de nuevas fuentes de financiación en

vez de obsesionarse en reducir lógicamente su gasto. En sector público, en definitiva, que frena más que

impulsa.»

LAS ELECCIONES, UN CONDICIONANTE

Para José María López de Letona, después de resaltar lo que ha supuesto el Acuerdo Nacional de Empleo,

dijo que «ei próximo año estará condicionado en muchas decisiones económicas por la proximidad de las

elecciones, factor que siempre introducirá :un cierto nivel de incertidumbre en los planes de inversión,

aunque resaltó la importancia del cumplimiento de los planes de vivienda.

La importancia de mantener tos sectores «locomotoras», de los que se habtó en diferentes ocasiones como

salvadores de la inversión, también fue puesto de manifiesto por José Luis Cerón, presidente de la

Comisión de Economía de CEOE, que señaló como el dato más positivo de este año que termina la

contención de la inflación.

En relación al 82, José Luis Cerón dijo que «existen corrientes subterráneas que apuntan a una cierta

reanimación, si no se estropean: en primer lugar es previsible una reanimación «¿i las compras de bienes

de inversión». Así, en opinión de! presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, la activación de

los programas del PEN traerá consigo una reactivación de la demanda, como también ocurrirá con los

programas de inversión de Renfe.

«La inversión pública, que no dejó sentir sus efectos hasta finales de este año, los mostrará en el 82.»

Otros factores positivos que permiten mantener el optimismo hacia el próximo año son las tendencias

positivas de la exportación y la inyección que supondrán los Mundiales. Por su parte, el ANE contribuirá

a disminuir la inflación. Sólo un problema sigue manteniendo su vigencia: el de los costes financieros.

PRESUPUESTOS SOCIALIZANTES

Javier Ferrer Dufol, presidente de! Conseje Empresarial de Comercio de la CEOE, miembro del Comité

Ejecutivo de la citada organización y presidente de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza,

opina que «1981 ha sido un año en el que. desde el punto de vista laboral, las cosas se han desarrollado

bien, fundamentalmente por la existencia del AMI, que fue un instrumento muy importante de

moderación». Sin embargo —dijo—, me preocupa el tema del paro, así como el indudable crecimiento

del número de empresas que se ven obligadas a cerrar sus puertas.

«Desearía —puntualizó— que el próximo año, 1982, trajera consigo créditos y disponibilidad de dinero.

Sin embargo, creo que es muy difícil de conseguir todo esto con los actuales Presupuestos Generales del

Estado, unos presupuestos socializantes, que priman la inversión pública sobre la privada.»

José Pablo Rodríguez Mantiñan, presidente de la Confederación de Empresarios de La Coruña y miembro

del Comité Ejecutivo de la CEOE, manifestó que «La característica más importante de 1981, desde el

punto empresarial, ha sido la disminución de la conflictividad laboral, toda vez que el balance de este año

sigue siendo negativo y sin expectativas de beneficios. No obstante hay que destacar la consolidación de

la democracia». «La perspectiva del año 82 no puede ser optimista, toda vez que es necesario un cambio

profundo en la política económica del país.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Manuel Martín Almendros, consideró

que 1981 «ha sido un año difícil sobre todo para las pequeñas y medianas empresas de Andalucía, que

han tenido que superar una situación de crisis acentuada por la sequía». Respecto al 82, afirmó que

estamos dispuestos a volcar todo nuestro esfuerzo el año que viene en la defensa del sistema de libre

empresa y en el modelo de sociedad que conlleva.

Para Fernando Gimeno Muntadas, presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química

(FEIQUE), «este ha sido el peor año que se recuerda desde 1936. Ha sido un año especialmente malo para

todas las industrias de Europa. A esto se ha unido la sequía, que ha perjudicado seriamente a la industria

de fertilizantes.» «Resulta difícil creer que en 1982 pueda ser peor, pero no hay razones objetivas para

poder afirmar esto. Si sucede, es que 1981 ha sido demasiado malo. 1982 puede ser un año de cambio.»

 

< Volver