Autor: Castellanos, José R.. 
 Sáenz de Miera, director del centro de Fundaciones:. 
 Queremos tener las cuentas claras     
 
 El Alcázar.    16/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Sáenz de Miera, director del Centro de Fundaciones:

«Queremos tenerlas cuentas claras»

A iniciativa de las distintas fundaciones españolas, que han venido participando, durante cuatro años, en

una serie de conversaciones celebradas todas en Buitrago, se ha creado recientemente un cuerpo

aglutinador llamado Centro de Fundaciones. En este organismo han venido a cristalizar viejas

aspiraciones y nuevas necesidades. Lo que pretende es actualizar el complejo mundo de las Fundaciones

y potenciar sus raíces, así como posibilitar su más amplio desarrollo.

Nadie mejor que su director, para explicarnos lo qué es el Centro de Fundaciones. Don Antonio Sáenz de

Miera, director de la Fundación Universidad-Empresa, fue encargado por sus compañeros de dirigir el

Comité Gestor que llevarà a este nuevo organismo hacia su total acoplamiento.

-Se ha firmado ya el acta de constitución, con más de veinte entidades, entre las que están las más

importantes del país. No se va a dedicar a un solo sector de las instituciones de este tipo, sino que

pensamos aglutinar a todas para conocerlas mejor y posibilitar mejor su función.

Dispuestos a poner en claro las cuentas

Siempre se ha pensado que las Fundaciones sirven de tapadera al - capital, facilitando la evasión de

impuestos fiscales.

—¿Qué piensa a este respecto?, ¿es cierto que las Fundaciones pueden representar una estafa al Estado?

—No me parece serio el que se puedan hacer semejantes afirmaciones. En cualquier caso, lo importante

es que se pueda conocer la verdad y, en este sentido, puedo decirle que las Fundaciones están

totalmente dispuestas a mantener una absoluta claridad sobre sus actividades, dando cuenta a quien

corresponda de los fondos que reciben y la forma en que son empleados. Queremos una transparencia

absoluta en nuestras actividades.

El Centro de Fundaciones intenta terminar con la mala imagen de estas instituciones, imagen que, a juicio

del señor Sáenz de Miera, «ha sido injustamente creada, ya que se vuelcan hacia la sociedad. Ésta

proyección puede comprobarse diariamente a través de las ayudas al estudio, a l´a investigación y a los

enfermos de determinados males. Una de las pretensiones de este Centro es promover el espíritu

fundacional para mantener el equilibrio necesario en una sociedad pluralista. La mejor manera de ir

contra este tipo de rumores, que demuestan un claro desconocimiento de este tema, es mostrar a las

Fundaciones tal y como son, mostrar sus objetivos y el empleo de sus fondos. Para ello se va a editar un

boletín, cuyo primer número ya ha salido y está siendo enviado a los distintos organismos interesados.»

—Otro aspecto interesante, pero desconocido para todos, es el carácter político de estas instituciones, ¿de

qué lado están las Fundaciones?

No me parece serio que se diga que estas instituciones sirven para evadir impuestos.

Nuestras entidades favorecen a la sociedad en general, aunque se les acuse de beneficiar siempre a la

derecha.

Existen más de seis mil fundaciones en toda España, según el directorio elaborado por el organismo

conjunto.

—Realmente hacia ninguno, a excepción de las creadas con este carácter, como pueden ser la Francisco

Franco, Pablo Iglesias, Julián Besteiro, etcétera. Las Fundaciones van encaminadas a favorecer a la

sociedad en general, no sólo a un sector, aunque se las acuse de favorecer siempre a la derecha política.

—¿Podría una Fundación, o el Centro, elevar, en un momento determinado a ün líder político y hundir a

otro?

—No creo. Como ya he dicho, las Fundaciones no tienen finalidad política ninguna. Pero seria interesante

averiguarlo.

A consejaremos a quienes quieran crear fundaciones

¿Quién puede crear una Fundación?

—Cualquiera que disponga de cierto capital para donarlo y [a suficiente dosis de generosidad e ilusión.

Uno de los objetivos que nos hemos planteado en el Centro de Fundaciones es la creación de una asesoría

para este asunto, para poder aconsejar a quienes deseen crear una entidad de este tipo sobre los trámites a

realizar y las dificultades con las que habrán de enfrentarse.

—Habla usted de dificultades, pero ¿qué ventajas reporta la creación de un centro de este tipo?

—Ventajas, desde luego, pocas. Quien constituye una Fundación ha de invertir en ella unos fondos, casi

siempre irrecuperables. La única ventaja que yo veo, y a mi juicio la más importante, es el servicio a la

sociedad.

El ADENLE (Asociación de Directivos de Entidades no Lucrativas Españolas) que es la forma jurídica

adoptada por el Centro tiene, según sus estatutos, como principal finalidad el promover la comunicación

entre estas entidades y difundir sus actividades.

El Directorio de Fundaciones ha terminado de forma provisional, con un largo balance. El resultado de

este primer sondeo ha dado más de seis mil entidades en nuestro territorio.

José R. CASTELLANOS

EL ALCÁZAR

 

< Volver