¿Democracia o revanchismo?     
 
 Informaciones.    24/05/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

¿DEMOCRACIA o REVANCHISMO?

Los actos de presión en las empresas, recomendados por las centrales sindicales, en apoyo de

modificaciones al contenido del proyecto de ley sobre representación de los trabajadores en las empresas,

exigen informar a la opinión pública a través de las siguientes puntualizaciones:

1. Que se intenta hacer ver como único beneficiario de los cuarenta años pasados al empresario, cuando

la mayor parte de ellos han accedido al empresariado —durante ese tiempo— con su esfuerzo y su trabajo

y se trata de ocultar que cualquier trabajador con el mismo esfuerzo, decisión y acierto podía haber

llegado también a ser empresario.

2. Que la época del sindicalismo oficial consiguió para los trabajadores una serie de ventajas que

conllevan, como contrapartida, obligaciones que. por poco democráticas, se están desestimando, pero,

sin embargo, los líderes obreros se aferran a aquellas ventajas. Los empresarios entienden que en un

nuevo contexto político hay que arbitrar nuevas reglas, olvidando lo bueno y lo malo del pasado.

3. Que la democracia es la libertad del pueblo para elegir a sus representantes, quienes debatirán e

implantarán las leyes que consideren, convenientes para los ciudadanos.

4. Que la democracia se convierte en una burla cuando se intenta forzar la actuación de los

parlamentarios en base a la alteración de los procesos productivos en ia.s empresas y del orden público en

las calles.

5. Que con la excusa de las libertades democráticas se intenta convertir a las empresas en un campo de

lucha, despreciando las leyes instituidas.

6. Que las centrales sindicales que no sean capaces de respetar las leyes vigentes no nos van a

convencer de su intención de respetar las que se instituyan en el futuro por medios democráticos.

7. Que cualquier tipo de reivindicación que quiera, llevarse a cabo debe hacerse respetando las

libertades >ie los demás, intención que no se trasluce por la actuación de las centrales sindicales.

8. Que la sección sindical es una fuerza distorsionadora de la libertad empresarial, que, además,

introduce las iniciativas políticas en la empresa a través de las ideas marxistes de los partidos políticos

que las apoyan, financian y patrocinan.

9. Que los empresarios somos demócratas y antimarxistas y queremos que se respeten nuestras ideas,

como nosotros estamos dispuestos a respetar las de los demás.

10. Que apoyamos las acciones de los verdaderos empresarios como AGUIRRE, FERRER y OLARRA,

que sólo har. defendido los intereses empresariales, comprometiéndose personalmente y sin condicionar

sus actuaciones a intereses de partidos ni objetivos extraempresariales, incomprensibles para los

verdaderos empresarios.

11 Por todo ello, las asociaciones empresariales abajo firmantes entienden la postura de las centrales

sindicales como antidemocrática. Su actitud conducirá a una mayor desconfianza y desaliento del

empresario al cual se pretende coaccionar introduciéndole la agitación política en ¿i. propia empresa por

medio de asambleas permanente^ : encierros, que, por otra parte, son absolutametne ilegales y sólo

pueden producir un aumento en el ya alai mante índice de paro.

AGRUPACIÓN COMARCAL DE EMPRESARIOS DEL METAL (GETAFE)

ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS DE MOSTOLES/ALCORCON

 

< Volver