El Gobierno envió el anteproyecto a las Cortes. 
 Normas para la rrepresentación de los trabajadores en la empresa     
 
 Arriba.    11/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 47. 

El Gobierno envió el anteproyecto a las Cortes

NORMAS PARA LA REPRESENTACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LA EMPRESA

Se instituyen los delegados de Personal y los Comités de Empresa

Reguladas la convocatoria y celebración de asambleas

MADRID. (De nuestra Redacción.)— El Gobierno ha remitido a las Cortes el «proyecto de ley por el Que

se regulan los órganos de representación de los trabajadores en la empresa», para el que se ha solicitado

su tramitación por procedimiento de urgencia.

El texto del proyecto de ley —al que ha tenido acceso Europa Press— recoge, entre otros, los siguientes

puntos:

— Los trabajadores tendrán el derecho a participar en los órganos de representación en la empresa,

en la forma que se establece en la presente ley.

— Para el ejercicio de los derechos que esta ley determina, los trabajadores gozarán de la protección

legal y de las garantías que se recogen en los artículos siguientes, considerándose contrarios a la ley

cuantos actos, en relación con su empleo o función, tengan por objeto la discriminación o el menoscabo

de la libertad de acción sindical.

— Se considerarán nulos los pactos o actos dirigidos a:

a) Condicionar el empleo de un trabajador a la afiliación o no afiliación a un sindicato.

b) La constitución o el apoyo por parte del empresario de un sindicato, mediante ayudas financieras o

de otro Upo.

c) Despedir a un trabajador, sancionarlo, discriminarlo o causarle cualquier tipo de perjuicios por razón de

su afiliación o no afiliación a un sindicato.

— El ámbito de aplicación de esta ley incluye a todas las empresas privadas o públicas, industriales,

comerciales o de servicios, salvo los establecimientos militares.

Delegados de personal

Los trabajadores elegirán, mediante sufragio libre, secreto y personal, los delegados de personal, en la

cuantía siguiente:

Hasta 25 trabajadores ......... 1

De 26 a 40 trabajadores ...... 2

De 41 a 50 trabajadores ...... 3

Los delegados de personal ejercerán ante la empresa la representación para la que fueron elegidos,

interviniendo en cuantas cuestiones se susciten en relación con las condiciones de trabajo del personal que

representan, y formulando reclamaciones ante la empresa o la autoridad laboral, según proceda, sobre el

cumplimiento de las normas legales y, en especial, sobre las relativas a higiene y seguridad en el trabajo y

Seguridad Social.

Comités de Empresa

Son funciones de los comités de empresa:

a) Asegurar e] cumplimiento de las normas laborales.

b) Ser informado y consultado sobre las decisiones que afecten sustancialmente a la organización del

trabajo.

c) Recibir periódicamente de la dirección de la empresa información sobre la marcha general de la

producción.

d) Conocer anualmente del balance, la cuenta de resultados y memoria.

e) Ser informado de cuantas medidas afecten directamente a los intereses de sus representados, y

especialmente de aquellos que pudiesen adoptarse sobre reestructuraciones de plantilla, despidos, traslado

de k empresa, modificación de su régimen jurídico, introducción de nuevos métodos de trabajo.

f) Proponer a !a empresa cuantas medidas consideren adecuadas en materia de organización de

producción o de mejoras técnicas.

g) Informar sobre todas las reclamaciones que se produzcan en materia de clasificación profesional.

El número de miembros del Comité de Empresa se determinará de acuerdo con la siguiente escala:

De 51 a 100 trabajadores ...... 5

De 101 a 250 trabajadores ...... 9

De 251 a 500 trabajadores ...... 13

De 501 a 750 trabajadores ...... 17

De 751 a 1.000 trabajadores...... 21

De 1.000 en adelante, tres más por cada mil o fracción con un máximo de 48.

Elecciones

Los delegados de personal y los miembros del comité de empresa se elegirán por todos los trabajadores

me. diante sufragio personal, libre y secreto.

— La duración del mandato de los delegados de personal y de los miembros del comité de empresa será

de dos años.

— Solamente podrán ser revocados los trabajadores elegidos en su mandato, por ¡os trabajadores que

lo han elegido mediante asamblea expresamente convocada al efecto y por mayoría de sus representados,

siempre que asís, tan más de las dos terceras partes de los mismos y mediante sufragio personal, libre y

secreto.

Serán electores todos los trabajadores fijos de la empresa o centro de trabajo mayores de dieciocho años y

elegibles los trabajadores fijos que tengan dieciocho años cumplidos y una antigüedad en la empresa no

inferior a doce meses.

Se podrán presentar candidatos para elección de delegados de personal y de miembros del comité de

empresa por los Sindicatos de trabajadores legal-mente constituidos, así como por los trabajadores que

avalen su candidatura con un numero de firmas de electores de su mismo centro y colegio, en su caso,

equivalentes al menos a tres veces el número de puestos a cubrir.

En la elección para delegados de per. sonal, cada elector podrá dar su voto a un número máximo de

aspirantes equivalentes al de puestos a cubrir entre los candidatos proclamados. Resultarán elegidos los

que obtengan el mayor número dg votos. En caso de empate, resultará elegido el trabajador de mayor

antigüedad en la empresa.

— En las empresas de más de cincuenta trababadores, el censo de electores y elegibles se distribuirá en

dos colegios: uno, integrado por los técnicos y administrativos, y otro, por los obreros especialistas y

obreros no cualificados.

— En la elección a miembros del comité de empresa en aquellos centros de trabajo de hasta doscientos

cincuenta trabajadores, cada elector podrá dar su voto a un máximo de aspirantes hasta un 75 por 100 de

los puestos a cubrir, entre los candidatos proclamados, los cuales figurarán ordenados alfabéticamente en

una sola lista.

— En las elecciones a miembros del comité de empresa en aquellos centros fie más de doscientos

cincuenta trabajadores, la elección se ajustará a los siguientes criterios:

a) Cada elector podrá dar su voto a una sola de las listas presentadas para los puestos del comité que

correspondan a su colegio. Estas listas deberán contener, como mínimo, tantos nombres como puestos a

cubrir hasta un máximo del 50 por 10C más cte dichos puestos. Cada elector optará, dentro de una lista,

por los candidatos que prefiera en número igual al de puestos, tachando los restantes.

b) Mediante el sistema de representación proporcional se atribuirá a cada lista el número de puestos que le

corresponda, de conformidad con el cociente que resulta de dividir el número de votantes por el de

puestos a cubrir.

c) Dentro de cada candidatura se elegirá a los que obtengan mayor número de votos y en caso de empate a

aquel que figure en lugar anterior en la lista.

En le empresa o centro de trabajo se constituirá una Mesa por cada colegio de doscientos cincuenta

electores o fracción.

Los candidatos habrán de ser presentados durante los nueve días siguientes a la publicación de la lista

definitiva de electores. La proclamación de candidatos se hará cuarenta y ocho horas después de

concluirse dicho plazo, publicándose en el tablón referido. Contra el acuerdo de proclamación de

candidatos podrá reclamarse dentro de las veinticuatro horas, resolviendo la Mesa al siguiente día.

Entre la proclamación de candidatos y la votación mediarán ai menos dos días.

El acto de la votación se efectuará en el lugar de trabajo y durante la jornada laboral.

El voto será libre, secreto y personal, depositándose las papeletas en urnas cenadas, con plenas garantías

para la autenticidad democrática de los resultados de la elección.

Asambleas de trabajadores

La totalidad de los trabajadores de un centro de trabajo constituye la asamblea. Los trabajadores pueden

reunirse en asamblea en la empresa sin más limitaciones que las establecidas en la presente disposición.

La asamblea será convocada exclusivamente por el comité de empresa o por los delegados de personal.

El lugar de reunión será el centro de trabajo si las condiciones del mismo lo permiten.

A falta de previo pacto con el empresario o de autorización, las reuniones se celebrarán fuera de las horas

de trabajo.

El empresario no podrá oponerse a la celebración de una reunión cuando ésta tenga por exclusivo objeto

someter a la asamblea:

— La declaración o el término de la huelga, o consulta sobre los términos de un Convenio Colectivo que

se encuentra en deliberación.

— La revocación del mandato.

En los demás supuestos, el empresario sólo podrá oponerse:

a) Si hubiese transcurrido menos de dos meses desde la última reunión ce lebrada.

b) Si aú no se hubiese resarcido o afianzado el resareimtento, por U* daños producidos >en alteraciones

ocurridas en alguna anterior reunión.

 

< Volver