Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
   Proxima concentración masiva de empresarios catalanes     
 
 Informaciones.    10/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

10 de noviembre de 1977

PRÓXIMA CONCENTRACIÓN MASIVA DE EMPRESARIOS CATALANES

BARCELONA, 10 (INFORMACIONES, por Margarita Sáenz-Díez).

PARECE que el Gobierno nos recibe a contrapelo y no nos consulta nada, pero fia de quedar claro que

nosotros también podemos hacer sentadas en las escaleras de las Cortes», ha manifestado a los medios

informativos barceloneses don Alfredo Molinas, presidente de la Confederación Empresarial de

Barcelona y vicepresidente del Fomento del Trabajo (central patronal regional), con motivo del anuncio

de la gran concentración de empresarios que se celebrará el próximo día 28.

Así pues, los empresarios catalanes parecen dispuestos a emular las tácticas >je las centrales sin dicales o

de las asambleas de trabajadores como fórmulas reivindicativas. Los empresarios quieren participar de

manera activa en la dinámica política del país y, más concretamente, en la aplicación del «(pacto de la

Moncloa».

En cualquier caso, la convocatoria parece que va a tener amplia resonancia. En el tejido empresarial

catalán predomina absolutamente la pequeña empresa, por lo que la inquietud se encuentra ampliamente

distribuida. El número total de empresas es de 300.000, y sólo 199 cuentan con más de 1.000

trabajadores.

La iniciativa partió como consecuencia de la reunión que celebraron los empresarios del Bajo Llobregat,

en la que se decidió, como medida de presión ante el Gobierno, el impago de los impuestos de la

Seguridad Social. Este y otros temas, corno el del crédito y financiación de la pequeña y mediana

empresa, trabajo con las centrales sindicales, protagonismo empresarial en la recuperación de la

economía, serán abordados en la reunión.

Los principales problemas se centran, al parecer, en relación a la actuación gubernamental, ya que,

ateniéndonos a sus palabras textuales, los dirigentes patronales «están encantados» de su diálogo con las

organizaciones obreras, ya que éstas han venido demostrando «una gran madurez y capacidad de ne-

gociación».

De sus declaraciones se desprende que están dispuestos a no dejarse hundir por. la crisis y «(recuperar el

esplendor que en otro tiempo tuvo la economía catalana». Defensores, obviamente, de la libre empresa,

matizan que, aunque los textos del «pacto de la Moncloa» la admiten, «la imposición de una serie de

trabas hace dudar seriamente de que esto sea asi». En este sentido, han criticado la falta de consulta de"

Gobierno y de 1os partido? a los empresarios v a las centrales sindicales.

 

< Volver