Miembros de la CEOE, recibidos por el Presidente. 
 Los empresarios exponen a Suárez su inquietud por la situación económica     
 
 Ya.    21/12/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

YA - Pág. 10

NACIONAL

MIEMBROS DE LA CEOE, RECIBIDOS POR EL PRESIDENTE

LOS EMPRESARIOS EXPONEN A SUAREZ SU INQUIETUD POR LA SITUACIÓN ECONÓMICA

"Para nosotros existe un grave problema a corto plazo, el monetario y crediticio", dijo don Carlos Ferrer

"El Gobierno defiende con fuerza la economía de mercado y !a empresa privada", afirmó el presidente

Suárez

El presidente de) Gobierno, don Adolfo Suárez, recibió ayer en su despacho oficial al presidente de la

Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Carlos Ferrer, y a continuación, junto

con el señor Ferrer, a los miembros de la Comisión ejecutiva de la CEOE, señores Briones y Rodríguez

Sahagún, vicepresidentes de la CEOE; Molinas, presidente de Fomento ´ de Trabajo, y Sitjás Puig, de la

Comisión Especial de Fomento.

El señor Ferrer expuso al presidente del Gobierno la preocupación e inquietud de los empresarios ante la

actual situación económica y en relación con algunas de las medidas adoptadas últimamente. Reconoció

que la crisis no es de ahora; sino que tiene su origen en épocas anteriores y en defectos estructurales de

nuestra economía. Asimismo puso de relieve que este Gobierno es e! primero que se enfrenta

abiertamente con los problemas y que, en general, el programa de saneamiento y reforma de nuestra

economía es adecuado si en su aplicación se realiza plena y rápidamente el sistema de economía de

mercado que se preconiza.

Don Carlos Ferrer afirmó rotundamente la voluntad de los empresarios de contribuir a consolidar el

proceso de democratización política en nuestro país, al que está dispuesto a prestar su máximo apoyo para

que se alcance con urgencia. Pero entiende que la consolidación de la democracia exige la existencia de

un auténtico pluralismo económico en unas empresas fuertes, de unos empresarios con confianza y con

ánimo inversor y de una paz laboral generalizada y estable.

PROBLEMAS MONETARIO Y CREDITICIO

Para los empresarios—dijo—existe un grave problema a muy corto plazo, que es el monetario y

crediticio, pero preocupación principal es que se establezcan unas óptimas relaciones laborales con mayor

protagonismo de las partes y clarificación de los derechos y obligaciones de las mismas. Sólo así «podrá

recomponerse el dinamismo de la economía española y aumentarse la productividad con el

correspondiente beneficio para todos.

El señor Ferrer se refirió en concreto a los problemas de la flexibilidad de plantillas, a la regulación del

despido y de !a huelga y a la necesidad urgente de adaptar como en otros terrenos la normativa jurídica a

las nuevas realidades de conformidad con los principios básicos de la economía de mercado.

Reconoció los esfuerzos del Gobierno en este orden de ideas, pero pidió que se acentuasen las medidas y

que se adopten aquellas que permitan superar la crisis actual sin lesionar gravemente a las empresas ni

perjudicar a los empresarios y, sobre todo, sin desmoralizarlos. En este aspecto subrayó que el empresario

está dispuesto a que se haga una reforma fiscal que permita una mayor justicia y solidaridad social y está

dispuesto a papar sus impuestos, siempre que -se establezcan los plazos y procedimientos adecuados.

¡>?ro que rechaza aquellas normas fiscales que atentan contra las bases de la economía de mercado y

dificultan la formación de patrimonios o >}ue puedan ser de casi imposible cumplimiento por las

empresas.

Expresó, finalmente, el ofrecimiento por parte de la CECE de colaborar lealmente con e´l Gobierno sin

renunciar a sus posiciones y defendiendo con energía los intereses de sus afiliados.

Por su parte, el señor Sitjas, de la Comisión Especial del Fomento de Trabajo, expuso la especial y critica

situación económico-social en Cataluña, entregando al presidente unas notas para la superación de la

crisis desde la perspectiva cala lana.

SUAREZ pide COLABORACIÓN

El presidente del Gobierno agradeció las palabras del señor

Ferrer y afirmó que -su Gobierno defiende con fuerza la economía de mercado» y la necesidad de la

iniciativa y la empresa privada como factor básico de democracia política, de eficacia-económica y de

bienestar social. Naturalmente, el Gobierno tiene que hacer compatibles desde la perspectiva del bien

general los intereses de los empresarios con los de los trabajadores y con los de los otros sectores de la

sociedad española. El Gobierno debe atender sobre todo a aquellos grupos que están más necesitados y

cuya situación es más crítica.

El señor Suárez indicó que tanto el programa de UCD como la declaración programática del Gobierno y

los pactos de la Mon-cloa coinciden sustancialmente con 1 o s planteamientos de la CEOE, sin perjuicio

de que algunas de las medidas adoptadas en función del interés general puedan resultar difíciles de

aceptar por los empresarios, como también son costosas para otros grupos sociales, porque sólo con el

esfuerzo de todos se superará ]ft crisis.

El presidente del Gobierno manifestó su deseo de que en el futuro exista un mayor diálogo y colaboración

entre el Gobierno y UCD con los empresarios y la CEOE. manteniendo cada uno sus posiciones, pero

buscando fórmulas válidas y puntos de acuei´do, pensando en los superiores intereses de España. Expresó

su confianza en que la COEO sabrá estar s la altura de las circunstancias y participar activamente en el

objetivo común de consolidar la convivencia democrática y la solidaridad social y de recuperar lo antes

posible un adecuado ritmo de bienestar no sólo material, sino humano, y no sólo para unos pocos, sino

para todos. Y esos tres objetivos pasan en nuestro país por la economía de mercado, por la potenciación y

fortalecimiento de las empresas y muy especialmente por la defensa de las empresas pequeñas y

medianas.

 

< Volver