Encuestas de Ya. 
 El ritmo de descapitalización de las empresas, desolador     
 
 Ya.    17/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

17-VIII-77

ENCUESTAS DE "YA"

"El ritmo de descapitalización de las empresas, desolador"

"Con motivo de los continuos aumentos de mano de obra, Seguridad Social y precios de materias prima"

(don Isidoro Pérez Sandoval)

"Es necesaria una política más elástica de financiación a largo plazo" (don Valentín Alameda Sierra)

Pequeños y medianos empresarios de toda España continúan señalando a YA los problemas que afectan a

sus empresas. Hoy opinan don Isidoro Peres Sandoval, empresario de la madera, de Cáceres, y don

Valentín Alameda. Sierra,, también empresario y vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de

Burgos.

Estas son nuestras preguntas:

1 ¿Cuáles son los principales problemas con los que se enfrenta en estos momentos su empresa?

2 ¿Qué medidas considera deberá tomar el Gobierno para apoyar a la PME?

3 ¿Encuentra en estos momentos de dificultad económica apoyo de la banca?

Don Isidoro Pérez Sandoval

1 Es verdaderamente desolador ver el ritmo creciente de descapitalización de las empresas con motivo

de los continuos .aumentos de mano de obra, Seguridad Social, precios de materias primas a emplear y la

dificultad de conseguir con seguridad el cobro de lo fabricado por los continuos retornos de letras más

o menos justificados.

2 El Gobierno debería acometer, de una vez por todas, una serie de medidas auténticas para la pequeña y

mediana empresa, que, entre otras, yo considero las siguientes:

a) Una subvención a fondo perdido consistente en bonificar las liquidaciones de la Seguridad Social con

hasta un 25 por 100 en empresas de hasta diez trabajadores.

b) Una subvención en los impuestos directos de hasta un 10 por 100 para las empresas indicadas en el

apartado a).

c) Creación de una línea de crédito abierto en las Cajas de Ahorros para estae empresas, con créditos de

hasta 150.000 pesetas por obrero y plazo de amortización de cinco años, con interés bajo, sin otro

requisito que la solvencia moral del empresario a juicio de la Caja respectiva, avalado por el propio

Estado a través del Fondo de Protección al Trabajo, ya que se trata de empresas que son auténticos

trabajadores.

3 El apoyo de la banca en momentos de dificultad económica es difícil encontrarlo, pues en esos

momentos de dificultad para toda la nación, la banca sólo sigue las instrucciones emanadas del

Banco de España

En épocas normales, la negociación de efectos carece de dificultad tratándose de una empresa seria y con

arraigo.

Don Valentín Alameda Sierra

1 Los problemas que afectan a nuestras empresas son idénticos, en general, que los del resto de

empresarios pequeños y medianos.

Pueden concretarse en problemas de índole financiera, fiscales, formación empresarial, Importación y

exportación, asesoramlentos, servicios, etc.

Dentro de la serie de medidas que debería adoptar el Gobierno cabe destacar una política más elástica de

financiación a largo plazo.

Muy oportuno sería, también, estudiar un trato especial en las desgrayaciones fiscales por inversiones.

Teniendo en cuenta la gran similitud de estas pequeñas y medianas empresas con otras del sector agrícola,

se debería mantener la misma política de concesión de créditos a tipos reducidos de interés.

Actualmente, la banca y las Cajas de Ahorros hacen todo lo posible, dentro de los límites que les

fija la Administración, para atender las demandas financieras.

 

< Volver