Clausura del Curso Roso de Luna sobre investigación y economía de los recursos geológico-mineros. 
 Miró: Las empresas deben cambiar el desarrollo cuantitativo por el cualitativo     
 
 Informaciones.    25/06/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

25 de junio de 1977

12

CLAUSURA DEL CURSO ROSO DE LUNA SOBRE INVESTIGACIÓN Y ECONOMÍA DE

LOS RECURSOS GEOLOGICO-MINEROS

Miró: «Las empresas deben cambiar el desarrollo cuantitativo por el cualitativo»

DURANTE 1976 LOS PAGOS POR REGALÍAS

ASCENDIERON A 36.000 MILLONES DE PESETAS (100 POR 100 MAS QUE EN 1975)

MADRID, 25 (INFORMACIONES).

SOLAMENTE Estados Unidos y Suiza tienen una balanza, tecnológica en la que las ventas superan a las

compras. Pero lo que importa no es tener una balanza negativa, cuando es el resultado de un desarrollo

mixto, es decir, que se compra en el exterior, pero también se vende, sino que, como en el caso de

España, nuestras ventas sean prácticamente nulas», afirmó ayer don Juan Miró Chavarría, consejero-

director general de la empresa Explosivos Río Tinto, en el acto de clausura del I Curso Roso de Luna

sobre "Investigación y economía de los recursos geológico-mineros", que se celebró en la Escuela

Superior de Ingenieros de Minas.

Comenzó el señor Miró haciendo una síntesis histórica del desarrollo de la tecnología en España, que no

tuvo Interés para las empresas hasta mediados de la década de los 60. Hasta entonces la empresa estuvo

en un proceso de cambio de su estructura interna, que hizo posible precisamente la tecnología que se

importaba en su totalidad.

Se refirió después a la importancia de la innovación dentro del desarrollo tecnológico, definiéndola como

la introducción de nuevos elementos que modifican de alguna manera un proceso productivo, de lo que

resulta una aportación tecnológica. Este es el caso de países como Italia y Japón que han introducido

ligeras modificaciones en procedimientos tecnológicos importados, que después de transformados han

desarrollado como propios.

DOS TIPOS DE DESARROLLO

Más adelante indicó que había dos tipos de desarrollo para la empresa: uno cuantitativo y otro cualitativo.

El desarrollo cuantitativo de nuestras empresas; es decir, la creación de grandes plantas de producción, no

era potíble en los anos 50 por falta de mercado. En los años 60 te, situación cambió: había mercado, pero

el desarrollo cuantitativo fracasó por falta tíe tecnología. Hoy, España ha formado una estructura

tecnológica que le permite abordar ese desarrollo cuantitativo.

Respecto al desarrollo cualitativo, es el que se presenta como modelo para los eños 80. Más que a las

grandes producciones cuantitativas de un solo producto, las empresas deben diversificarse en una rama de

producción.

Otro problema que deberán afrontar las empresas a partir de ahora es el de la calidad de vida. El punto de

localización de las empresas va a ser una decisión fundamental, ya que deberá estar subordinado a la

lucha contra la contaminación.

EL COSTO DE LAS REGALÍAS

El señor Miró se preguntó después qué resulta más interesante para el país, si decidirse por el desarrollo

de la tecnología propia o adquirirla en el exterior. «La decisión --dijo— parece que se ha dirigido en esta

última dirección. De esta manera hemos pasado de pagar 7.000 millones de pesetas en 1965 a 18.000

millones diez años después. Pero lo más preocupan. te y todavía difícil de explicar por falta suficiente de

elementos de juicio es que en 1976, con 36.000 millones de pagos por regalías (palabra que antepuso a la

de «royalties»), hemos duplicado esa cifra.

Afirmó más adelante que el mercado tecnológico era muy poco transparente, ya que en el mismo se

interfieren muchos intereses. Por ello, es fundamental para las empresas estudiar el verdadero coste de la

tecnología que, en todo caso, debe crecer lentamente. Cada empresa debe tener una oficina de

investigación adecuada; es decir, aquel a partir del cual se obtienen beneficios a largo plazo.

El señor Miró dijo también que era preciso realizar investigación tecnológica en España porque nuestro

país tenia una señe de recursos naturales con unas características peculiares que hacían que si no los

Investigábamos nosotros no los investigaría nadie. Citó el ejemplo de la empresa A.I.P.S.A., que lleva ya

invertidos unos 700 millones de pesetas para hacer viable tí aprovechamiento de las cenizas de piritas de

Huelva.

España tiene también un campo abierto para su tecnología en América del Sur, Oriente Medio y algunos

países de África.

Por último, puso de relieve que los problemas tecnológicos que habrán de afrontar las empresas en la

próxima década abarcaban cuatro campos: el técnico, el económico, el legal y el político. Ello va a

implicar y condicionar la estructura de las empresas. Los problemas técnicos casi siempre pueden

resolverse, aunque nunca se sabe a qué coste. Asi, por ejemplo, el problema de la lucha contra la

contaminación en la industria química puede suponer un incremento de los costes de un 25 por 100, lo

que lleva implícito una renuncia del crecimiento cuantitativo en favor del cualitativo.

RESUMEN DEL CURSO

Previamente a la intervención del señor Miró Chavarría, el secretario del curso, don Mariano Echevarría,

hizo balance del mismo indicando que durante este primer curso Roso de Luna sobre Investigación y

economía habían participado 259 alumnos de 41 organismos y hablan intervenido 59 técnicos a lo largo

de las siete áreas en que se había dividido.

 

< Volver