Autor: Moreno, María Fe. 
 La Pequeña y Mediana Empresa española. 
 Está totalmente marginada     
 
 Arriba.    11/06/1977.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

La pequeña y mediana empresa española

ESTA TOTALMENTE MARGINADA»

Don César Menéndez Roces, economista

«La pequeña y mediana empresa es e! problema económico con mayor carga política, en el momento

actual.»

Este tipo de empresa viene a representar el 99,1 por 100 del total de las empresas! españolas.

«Ha llegado el momento de pasar de tina política de palabra a hacer una política de hechos.»

La pequeña y mediana empresa ha sido durante bastante tiempo objeto de marginación en España. Sin

embargo, todos los partidos políticos se han comprometido, cara a las elecciones, a abolir esta

«discriminación. Por otro lado, en el decreto de 13 de enero de este año quedó creado el Instituto de la

Pequeña y Mediana Industria, con la intención de dar respuesta a muchos de los problemas con que

actualmente se encuentran este tipo de empresas.

Dada la importancia que supone la producción de estas pequeñas y medianas empresas en la economía

española, el elevado porcentaje que representan dentro del número total de las existentes en nuestro país,

y Ja problemática que llevan consigo, son 4os motivos que han hecho que nos pongamos al habla con don

César Menéndez Roces, economista que puntualizó acerca de los fines del mencionado Instituto de 4a

siguiente manera:

«El decreto establece fines muy generales, pero es de prever que en su nacimiento pretenda asesorar,

orientar, financiar, avalar y apoyar, a través de las fuerzas que a partir del 15 de junio pueda reunir a su

lado, ía situación tan grave de las pequeñas y medianas empresas, que, como usted sabe, representan el

99,1 por 100 del total de tes empresas españolas.»

— A pesar de ser la problemática de estas empresas un tema del que se ha hablado y escrito mucho, ¿cuál

es su punto de vista al respecto?

—Lo que todo el mundo dice y conoce respecto a la problemática es en su aspecto fiscal y financiero;

pero, como dice usted, es un tema muy conocido por el lector, el empresario y el economista. Por tanto,

creo que más que hablar de problemática habría que hablar de >las ventajas que representa un apoyo

decidido por parte del ´futuro Gobierno que salga de las nuevas Cortes. Las ventajas que plantea una

buena política industrial respecto a Ja pequeña y mediana empresa son: en primer lugar, desde el punto de

vista político y ante crisis coyunturales, como la que vivimos actualmente, tiene una mayor capacidad de

defensa que la empresa gigante. En segundo lugar, tiene mejor disposición para aumentar la

productividad. Por último, y esto es una conmutación en 4a pequeña y mediana empresa, su flexibilidad.

Por ello una política Industria) con pleno conocimiento de la problemática sectorial de estas empresas

sería, y esto está demostrado por los economistas de todo el mundo, una polítícu más realista y, sin duda,

más eficaz.

—¿Y por qué no se ha (levado a cabo esta política?

—Precisamente porque tos Intereses de grupo que han vivido durante estos aos pasados han llevado a una

total margineción a este tipo de empresa bajo la excusa de su dimensión, cuando, en realidad, como ya ha

dicho en otras ocasionas, no se trata de hablar de pequeñas, medianas o grandes empresas, sino de

empresas eficaces o no eficaces, de empresas que hayan conseguido o puedan conseguir la dimensión

óptima. Creo que una de la grandes esperanzas que el pequeño y mediano empresario puede tener a partir

del 15 de junio es que todos tos partidos políticos, desde 4a derecha hasta la izquierda, se ha yan

comprometido a abolir esta marginación y que el Instituto sea pronto un ente activo, defensor y

colaborador de estos empresarios, el estilo de 4a Small Busines Administratton y del Instituto de

Pequeñas y Medianas Empresas de 4a India.

—¿Ha sido tratado con 4a debida profundidad este tema en el programa electoral de tos distintos partidos

existentes actualmente en España?

—Tan importante es el tema y tan grande la marginación que han sufrido estas empresas, que,

efectivamente, ha sido uno de los puntos de 4a campaña electoral, pero no ha sido tratado con la debida

profundidad. Ahora bien, el hecho de que los socialistas-marxistas y tos comunistas hayan incluido ya

dentro de sus ideologías 4a necesidad de su tratamiento, demuestra su auténtica importancia tanto en lo

económico como en 4o social y en lo político. Por ello creo, y estoy plenamente convencido, que en el

momento actual la pequeña y mediana empresa es el problema económico con mayor carga política. Por

tanto, ha llegado e) momento de pasar de una política de palabra a hacer un política de hechos y una par-

cela abonada para ello es la parcela de 4a pequeña y mediana empresa.

De todo lo que hasta ahora nos ha dicho se puede fácilmente deducir que las pequeñas y medianas

emoresas pueden ser e! talismán o piedra filosofal que venga a resolver todos los problemas económicos

que actual mente tiene planteados la economía española.

—Estoy absolutamente convencido que si se plantea una política decidida, sincera y honesta, con

hombres conocedores del tema. 4a tasa de desarrollo, y quiero puntualizar desarrollo y no crecimiento,

pues, como usted sabe, ´la palabra desarrollo lleva implícita la calidad de la vida que se obtendría, sería

una gran sorpresa para el Gobierno, para la Administración e incluso para 4as grandes empresas.

—Señor Menéndez Roces, ¿cuál es la posición de 4a pequeña y mediana empresa española con respecto a

otros países?

—Sin duda la pequeña y mediana empresa ha tenido grandes problemas de carácter histórico, pero la

marginación en España está mucho más acentuada, y esto es debido a dos razones. La primera, a la

existencia de determinados grupos de intereses y de presión, como ya apunté al principio, y te segunda, a

la inexistencia de ¡a democracia, que ha impedido que se formen asociaciones de pequeños y medianos

empresarios, como existen en otros países.

—¿Puede, de alguna manera, solucionar el problema del paro obrero este tipo de empresa?

—Sí, por supuesto, mejor que la gran empresa, y entre otras razones porque ella representa el 99,1 por

100 del número de empresas y porque es más flexible. Pero para que esta respuesta sea valida han re

cumplirse una serie de condiciones de carácter social que deberán resolver tes próximas Cortes.

MariFe MORENO

Arriba 27

 

< Volver