Autor: Alonso, Pilar. 
 Alianza Popular:. 
 "Es el pueblo quien debe elegir"     
 
 Arriba.    31/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ALIANZA POPULAR: «ES EL PUEBLO QUIEN DEBE ELEGIR»

Alianza Popular es consciente de que las próximas elecciones municipales representan otro paso

trascendental en el establecimiento de la democracia, así como en la extensión geográfica y social de la

misma, se preparará como todas las fuerzas democráticas para ofrecer al país «na serie de opciones

moderadas y, a te vez, realistas y avanzadas, que permitan una mejor convivencia ciudadana y el progreso

social, político y económico de todos los estamentos sociales concernidos. Los puntos fundamentales que

se deben incluir en la nueva ley de Administración Local son los siguientes: primero, la democratización

real de la gestión de los municipios; segundo, electividad de alcaldes y concejales por sufragio universal,

directo y a una sola vuelta; tercero, participación de los vecinos, bien directamente, bien a través de las

asociaciones de vecinos, en la gestión y fiscalización municipal. Las asociaciones de vecinos, que surgen

como reacción ante la insuficiente atención de la que «Michas veces es objeto e] ciudadano, en su medio

social y urbano más próximos, tiene un importantísimo papel que desempeñar debiéndoseles dar toda

dase de facilidades para su acción, así como el derecho a colaborar en la gestión y fiscalización de la

política general de los municipios. .Ante la proximidad de Jas futuras elecciones municipales no parece

particularmente útil {salvo en unos pocos casos muy señalados) que ios Ayuntamientos sean sustituidos

provisionalmente por juntas gestoras. A lo que debemos prestar toda nuestra atención es a que las futuras

elecciones municipales sí desemboquen en una renovación real, en un sentido democrático y de eficacia,

tanto de las instituciones como de las personas. Es el pueblo quien debe elegir, conforme a sus deseos y

necesidades, a las personas que deben representarle a nivel municipal. Sería deseable que dichas personas

estuvieran, desde luego, convencidas de ia necesidad de una profunda renovación democrática de nuestra

vida local, así como de nuevas formas de gestión y administración, que redunden decididamente en

beneficio de los ciudadanos concernidos.

 

< Volver