Autor: Alonso, Pilar. 
 Emilio Ramón, del Comité Provincial de Madrid del PCE. 
 "Partidarios de la elección de alcalde en segundo grado"     
 
 Arriba.    31/07/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 6. 

EMILIO RAMÓN, del Comité Provincial de Madrid del PCE

«PARTIDARIOS DE LA ELECCIÓN DE ALCALDE EN SEGUNDO GRADO»

«La actual ley de Régimen Local, apoyada totalmente en la concepción coiporativlsta de tos

municipios debe dar paso a una ley fundamentada en la elección por sufragio libre y secreto,

con uno ley electoral que permita el voto a tos mayores de dieciocho años, con ia participación

real del ciudadano, y con la descentralización interna de los Ayuntamientos, sobre todo en tas

grandes ciudades. A mi juicio, la celebración de elecciones municipales este: año, tal como ha

anunciado la declaración programática del nuevo Gobierno, me parece precipitada, ya que es

necesario, primero, que las nuevas Cortes elaboren y aprueben una Constitución que debe ser

sometida a referéndum, y, segundo, que elaboren una ley Municipal para proceder a tas

elecciones. Todo en un plazo muy corto. Nosotros somos partidarios de ia elección del Alcalde

en segundo grado, es decir, que sea la propia Corporación Municipal quien; lo elija, yo que no

nos parece correcto uno «lección de tipo presiden-clalista. Debe ser el «miniparla-mento»,

elegido por tos vecinos, quien nombre al Alcalde, Sin ninguna duda, este punto será polémico

en la discusión de las futuras Cortes. En cuanto o qué se debe hacer hasta el momento de las

elecciones, en principio creemos que esas juntas, esas comisiones gestoras, no ayudan en

nada. El problema no está tanto en que dimitan los Alcaldes, sino en que las elecciones se

hagan con una auténtica base democrática. Los Alcaldes actuales deben ser conscientes dé

que su cargo es totalmente transitorio, y que deben admitir la participación ciudadana, ya que lo

que no sería muy correcto es´que los partidos que han obtenido la mayoría legislativa asuman

ahora el poder municipal, pues los resultados de tas legislativas no tienen que producirse

mimétlcamente en ios municipales. Por ejemplo, tos nombres que suenan para sustituir a

Arespacochaga ahora, antes de las elecciones, son militantes de la Unión de Centro

Democrático, y si esto se llevara a cabo afincaría Centro Democrático en la Alcaldía de Madrid,

lo que no sería nada democrático. Es mejor que los Ayuntamientos sigan en sus puestos con

plena conciencia de su etapa transitoria, y que, por supuesto, los partidos mayoritarios ejerzan

un control sobre ellos. De momento, no tenemos nombres, porque es difícil hacer listas sin una

ley Electoral y sin una ley Municipal, aunque, lógicamente, nuestros candidatos serán personas

destacadas del movimiento ciudadano, conocidos profesionales que hayan intervenido

activamente junto a las asociaciones de vecinos, y, lógicamente, dirigentes políticos y militantes

del partido conocedores del tema municipal. Además» estamos preparando nuestros

programas. El marco de esos estudios es provincial. En el caso de Madrid, hay varios marcos:

el de la provincia, el del distrito municipal, el área metropolitana, el cinturón Rojo, con 21

pueblos del cordón industrial, que son también unidades de estudio. Respecto al papel de las

asociaciones de vecinos en unos Ayuntamientos democráticos, nosotros creemos que va a ser

más real y más consecuente que en condiciones dictatoriales, porque va a ser un movimiento

capaz de hacer participar a la población en ios tareas de participación ciudadana. La ley

Municipal tendrá que recoger los mecanismos por los que los vecinos organizados puedan

controlar y participar en las decisiones municipales. Además, como ya se ha demostrado, un

Gobierno democrático no puede resolver todos los problemas, así que un Ayuntamiento

democrático, tampoco. Las asociaciones de vecinos, con sus reivindicaciones concretas, deben

tomar auge en esta nueva etapa.

 

< Volver