Páginas Especiales. Elecciones municipales. Asturias. Oviedo. 
 Las "ciudades-fábrica"     
 
 El País.    10/03/1977.  Página: II. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ASTURIAS

OVIEDO

Municipios: 78. Concejales: 1,045 Diputados provinciales: 30

CANDIDATOS A ALCALDE POR LA CAPITAL PSÓE: Francisco Wenceslao López. UCD: Luis Riera

Posada. CD: Luis María Fernández Canteli. PCA: Silvino Lantero Vallina. MCA: Carlos Ponte

Mitteggsunn. OGT: Gerardo Fentanes Rodríguez. PTE: Luis Enrique García Gómez. PCT: Julio

Irazazábal Juez.

CANDIDATOS A ALCALDE POR GIJON MCA: Claudio Hermosilla Otea. PCA: Andrés Avelino

Alvarez. ORT: Benito Otero. PSOE: José Manuel Palacio. CD: Francisco Alvarez Cascos. UCD: José

Agustín. PTE: Arturo Monteserín. Movimiento Independiente: Gerardo García. Ayuntamiento Popular:

Salvador Daniel Palacio. OCE: Eduardo Fernández.

Las "ciudades-fábrica"

En la zona central asturiana se encuentran los municipios industriales de Gijón, Oviedo, Aviles, Langreo

y Mieres. Gijón es una gran ciudad industrial, víctima de un creci-miento-no controlado. Su habitat no es

agradable: urbanísticamente es una de las ciudades españolas más desordenadas y su índice de

chabolismo es considerable. La calidad de Oviedo, capital de la provincia, es superior a la de Gijón. Es

una ciudad cómoda, aunque con gran escasez de zonas verdes y una deficiente infraestructura en sus

barrios. El viejo problema de la escasez de agua ,ha entrado en vías de solución con la puesta en

funcionamiento del embalse de Los Alfilorios, en Morcín. Aviles es una ciudad fábrica, de una escasa

calidad en sus construcciones y muy contaminada. Mieres y Langreo, que han basado su actividad en la

siderurgia (hoy, prácticamente centrada en Aviles y Gijón) y la minería, que ha reducido

considerablemente sus puestos de trabajo, se encuentran en franco declive. La supresión del canon del

carbón ha hundido sus haciendas municipales. El habitat de las zonas oriental y occidental de Asturias es

pobre, disperso y rural. Sus habitantes viven, en general, del sector agrario, al que se dedica un importante

volumen de la mano de obra, pero su productividad es muy baja, por el elevado grado de minifundismo y

por la falta de racionalización y mecanización de las explotaciones y por la ausencia de canales de

comercialización y transporte de los productos agrarios hacia los núcleos urbanos.

 

< Volver