Autor: Navarro, Lola. 
 La Institución Libre de Enseñanza. 
 El resurgir de una tarea inacabada     
 
 Arriba.    02/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 26. 

U INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA

EL RESURGIR DE UNA

«Leyes, decretos, ¿para qué?, ¡si no tenemos gente para aplicarlos! .., hombres, nombres es io que hace

falta.» (Francisco Giner.)

—´Vamos * trabajar al servicio de la educación. Celebraremos reuniones y conferencias. Pensamos crear

una biblioteca, Entre los fines más inmediatos nos proponemos la posarte reedición del botetin, o, cuando

menos, la revisión de aquello* trabajos y ensayos cuyo contenido pueda revestir mayor actualidad,

siempre en «I campo de la educación, que fue el ámbito peculiar de la Institución.

Estas son tas aspiraciones de Manuel Pedregal «Fernández, abogado, presidente de la Fundación Giner de

los Ríos y antiguo alumno de la institución libre de Enseñanza, que pretende hoy —en el resurgir de la

nueva España democrática— junto con la iniciativa de Natalia Cossío, Francisco Giner de los Ríos y

Justino Azcárate (senador real), entre otros, reanudar sus inacabadas actividades pedagógicas, a ios treinta

y siete años de su «supresión por decreto» —ya que sus Ideales fueron considerados «contrarios a los del

nuevo Estado"—, según orden fechada el 17 de mayo de 1940, siendo entonces titular de! departamento

de Educación Nacional el señor Ibáñez Martín. —A este respecto, está a punto de publicarse en la

Editorial Santillana continúa el señor Pedregal— una antologia del pensamiento pedagógico de Giner de

los Ríos.

—¿Cuándo dará comienzo todo esto?

—Yo habrá dicho que en octubre, pero hasta que no se nos devuelva el inmueble de Martínez Campos —

antigua sede de la institución— es difícil el poder empezar. Espero que todo está solucionado para

primeras da año.

INTERRUPCIÓN LAMENTABLE

—¿A partir de qué momento se iniciaron tos trabajos de cara a poner de nuevo en marcha todo lo que

significó la Fundación Giner de los Ríos?

—Desde ia orden del primero de Julio de Ministerio de Educación y Ciencía por la que se dio

reconocimiento oficial a la Fundación, a ta que se clasificaba como de promoción y se ia inscribía en el

Registro de las Fundaciones Culturales Privadas, reconociendo lícitas sus funciones. En «I articulo tercero

de esta orden se dispuso «hacer entrega al Patronato de cuanto Ma propiedad de la Fundación y obre en el

Servido de fundaciones o en la Junte de Construcciones, Instalaciones y Equipo Escolar. Es decir, se ños

concede la legalidad de la Fundación y sus bienes. Hay otro decreto que tiene que salir ahora en donde se

nos darán también los bienes de te Institución. Lo que queremos dejar bien claro es que pedimos los

bienes de! patronato e Institución que fueron hechos con nuestras aportaciónes. Ahora, de todo lo que se

refiere a Junta de Ampliación de Estudios y Residencia no pedimos nada.

—Señor Pedregal, nunca sabremos lo que pudo significar en €spaña la institución, puesto que la

experiencia fue interrumpida violentamente por la guerra civil y prohibida en la posguerra por

considerarse que sus actuaciones eran contrarias a los ideales del nuevo Estado. ¿Cuál fue el motivo de su

cierre?

—Por considerar el Estado que no era conveniente la continuación del influjo de la Institución Ubre de

Enseñanza. La Institución era Liberal y tuvo toda dase de discípulos. En aquel momento sólo se vio a los

socialistas que pertenecían ai centro, como eran Besteiro o Fernández de tos Ríos —que, desde luego,

siempre mantuvieron a la institución fuera de ia política— y no a los moderados, como eran Gamazo,

Alonso Martínez o Vaile-lnclan. Todo esto creó una reacción y se consideró que era un peligro el que se

siguiera educando a gente, después de haber dado ciase a elementos liberales. Ya en estos últimos años se

la empezó a comprender e incluso los mismos «leales» de Franco hicieron una reforma en la educación

que ya recogía mucho del Instituto-Escuela.

—¿Qué fue la Institución concretamente, un sistema educativo, un movimiento o diversas obras

impulsadas por tos Institucionalistas?

TAREA INACABADA

—Principalmente un sistema educativo. Ai comenzar el siglo, la labor de la institución ya no era tanto la

educación directa, sino el Influjo que podía tener en la educación de toda España. Esto era más

Importante que el haber enseñado « unos pocos alumnos. Creo que te función verdaderamente Importante

—y si puede volver a funcionar será te misma— consistió en la preparación de unas bibliotecas dignas, de

unas salas de conferencias y, sobre todo, el otorgar ayuda pedagógica en ia Instrucción pública del

momento. Fue un sistema educativo nuevo q*e sufrió desde su comienzo una decidida oposición por parte

de muchos sectores del país encuadrados en corrientes inmovilistas de la política, la educación y la

Iglesia.

—La institución se propuso la reforma de la sociedad española a través de la formación de hombres

nuevos, más responsables y libres, ¿lo consiguió?

—Claro, Lo que se quería era crear hombres más educados, acostumbrados a ver desde niños lat cosas

con naturalidad, sin sufrir ningún tipo de represiones religiosas ni en cuestiones de la vida, sino dejarlo en

completa libertad. Que él mismo fuera aprendiendo las cosas y asimilándolas a medida que tes veía

Trataba no fundamentalmente de instruir, sino de educar, de formar al hombre completo. Una frase de

Giner de los Ríos refleja este deseo que abarca todos tos aspectos de la vida: «El español necesita trabajar

más, sentir más, pensar más, querer mas, jugar más, dormir más, comer más, lavarse más, divertirse más.

NUEVA PEDAGOGÍA

—Una novedad casi escandalosa fue el establecimiento de la coeducación. A Francisco Giner se le puede

ca´ifi-car de revolucionario en sus Ideas, una de las cuates decía: "La inferioridad de la mujer no

desaparecerá hasta que se eduque no sólo «como», sino «con» el hombre". ¿Fueron muchas tas

muchachas que frecuentaban las aulas de la Institución?

—La coeducación empezó precisa» mente con ese pensamiento, Francisco Giner quería que los niños y

niñas estuvieran juntos precisamente para que existiera naturalidad en sus relaciones. Cuando yo me

«duque alli puedo decir que en mi curso eran más chicas que chicos. Yo tuve de compañeras a Jimena

Menéndez Vidal, a un lado, y al otro, a una hija de un periodista.

—Señor Pedregal, ¿cuáles fueron los métodos empleados en esta nueva pedagogía que la Institución J

levó a cabo?

—Lo fundamental era la Naturaleza. Suprimió ios libros de texto, sustituyó los premios y castigos por la

apela-ción, desterra los exámenes por considerarlos una coacción artificial y renunció a las vacaciones. El

número Je alumnos era muy reducido, nunca más de veinte. El diálogo, elemento básico, sirve da piedra

de toque de su pedagogía. La enseñanza era más intuitiva que racional. Las excursiones instructivas

constituían uno de los rasgos característicos de la institución, que fue la Inspiradora en Madrid del amor

al campo. Antonio Machado, dedicó en 1915 una poesía a la muerte de Francisco Giner de los Rios,

siendo uno de sus poemas más bellos. Su amor a la Naturaleza le viene de su paso por la institución.

—¿El actual sistema de enseñanza: está basado en el de Francisco Giner?

—Sí. La gente se ha ido adaptando y recogiendo todo o gran parte de lo que proponía el Círculo Giner,

conto, por ejemplo, la coeducación. Otro éxito fue el recomendar la libertad da enseñanza en general. En

aquella época los sectores religiosos no eran contraríos; en cambio, hace poco he leído que el cardenal

Tarancón pide libertad de enseñanza. Lo que antes era malo en la institución, ahora lo piden ellos, porque

no quieren que se les obligue a la escuela única.

AYUDA

A LA UNIVERSIDAD

—De llegar a darse ciases en esté nuevo período que va a comenzar la institución, ¿el profesorado tendría

que tener alguna ideología determinada?

—No. Al nacer la Institución coincidió qua los profesores eran hombres partidarios incondicionales de

una sociedad liberal y democrática, paro minea se pusieron condiciones o premisas por delante.

Queremos la concordia y la paz y que puedan dar lecciones personas de cualquier ideología si valen. De

todas formas, no creo que nosotros vayamos a impartir clases y a tener un profesorado. Hoy día la

educación ha mejorado mucho y ia institución no va a ponerse en competencia con la Universidad, sino

que la va a ayudar.

HISTORIA INACABADA

La Institución Libre de Enseñanza fue creada en 1875 por Francisco Giner y un grupo de profesores de la

Universidad que no estaban conformes con la política da Instrucción pública de aquella época de no dejar

libertad de cátedra. Sus fundadores pensaron sobre todo en dedicarse a la enseñanza superior, sin los

condicionamientos que imponía la Universidad Oficial. Con este fin se organizan diversos cursos, con

fuerte preponderancia de Derecho. Además, a fin de llegar a un público más amplio, se organizan ciclos

de conferencias que sirvieron de pauta a otras asociaciones de Madrid.

En el año 1878-1879 se introdujo una novedad que dio un nuevo carácter a la institución: se convirtió en

un centro de primera y segunda enseñanza donde se pusieron en práctica los ideales educativos de los

Institucionalistas.

Pero lo que en realidad quería la institución era influir en el gobierno, educación y pedagogía del país

para lograr liberalizarlo. Con este motivo Giner, "y más tarde Azcárate, fueron influyendo en el Estado

para liberalizar y mejorar la cuestión pedagógica.

Este influjo se tradujo a principios de sig´o en la creación de la Junta de Ampliación de Estudios (1907)

cuya labor fue él mandar a los jóvenes que pudiesen influir en la vida pedagógica del país a educarse ai

extranjero, y a la vez traer personas de afuera que diesen conferencias.

La propia Junta, visto su éxito, fundó en 1910 la Residencia de Estudiantes, por la que pasaron como

residentes, directivos o conferenciantes, gran parte de las personalidades españolas de la primera mitad

del siglo XX. Artistas, literatos, científicos, políticos como: Unamuno, García Lorca, Machado, Albert!,

Salinas. Guillen, Américo Castro, Sánchez Albornoz, García Dórente, Jiménez de Asus, Negrín,

Madariaga, Marañon, Pérez de Ayala, Juan Ramón Jiménez... Por su sala de conferencias también

pasaron ilustres personalidades extranjeras como Einstein y Bergson. Posteriormente, en 1918, la Junta

creó el Instituto Escuela, que era otro paso a mejorar la enseñanza de los institutos antiguos, y en donde

´existió la coeducación. Era un estudio para luego ir convirtien-do todos los Institutos de España en en

institutos-escuelas, pero pasó el tiempo, y por falta de medios económicos no se llegó a realizar. Más

tarde, con la llegada de la guerra civil, desapareció.

Después de todo lo expuesto, hora es de afirmar sin paliativos, y siguiendo en esto a Lain Entralgo que:

«Cualquiera que fuesen las críticas que se pudieran hacer a la institución, es indudable que la España

tiene con ella una cuádruple deuda: deuda ética, estética, pedagógica e intelectual»...

Manuel Pedregal, presidente de la Fundación Giner de los Rios:

• «Queremos trabajar al servicio de la Educación»

• «Se consideró que era un peligro que se siguiera impartiendo enseñanza después de haber educado a

elementos liberales»

«Desde su comienzo sufrió una decidida oposición por parte de muchos sectores del país encuadrados en

corrientes inmovilistas»

• «Espero que para primeros de año la Institución pueda reiniciar sus actividades»

 

< Volver