Autor: Apostua, Luis. 
   Nueva alineación política     
 
 Ya.    07/11/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ya-Pag.14

INFORMACIÓN NACIONAL

7-XI-76

SEMANA ESPAÑOLA

NUEVA ALINEACIÓN POLÍTICA

Mayores esperanzas efe éxito en las Cortes para el proyecto de reforma constitucional

El Gobierno necesita que le dejen un amplio margen para la negociación final con la oposición

democrática

Dentro de ésta nace un "bunker" maoísta con intereses similares al de la derecha

Los sondeos privados que, sobre poco más o menos, todos los medios de información hacemos entre los

procuradores en Cortes, apuntan mayores posibilidades de éxito del proyecto de ley de reforma

constitucional presentado por el Gobierno Suárez. E] bloque sindical, generalmente reacio, ha hallado ya

ciertas seguridades personales con la reestructuración del Consejo de Economía Nacional, en e] cual

puede desembarcar la élite de los altos funcionarios sindicales. El bloque de la Administración Local,

alcalde* y presidentes de Diputación, vuelve sus ojos aacla »ua propias ciudades y contempla ia

satisfactoria posibilidad de »er reelegidos en las elecciones municipales y provinciales que sobrevendrán

tras las legislativas. Quizá la principal dificultad subsista en loe políticos madrilfeñizados que no tienen

otro apoyo ni otra carrera que el dedo designados; sin arraigo f,n provincias y sin activa pertenencia a un

partido «on más ti´en solitarios o miembros de clientelas políticas personalistas; para ellos el panorama es

más oscuro, pero tampoco representan un peso especifico en la Cámara como para provocar una

hecatombe en el hemiciclo.

No está todo granado; ello es muy cierto. Ha «ido eliminada la posibilidad de una oposición cerrada. Está

en trámite la "perfección" del proyecto de ley «. partir de las sugerencias que han hecho lo» distintos

grupos. Pero este trámite de "perfección" tiene todavía unas dosis de riesgo muy altas.

El principal de esos riesgos es que loa procuradores aten tan corto al Gobierno que éste no tenga

capacidad de maniobra con los "diputados" extra-parlamentarios, loa líderes de la oposición.

No podemos olvidar que este proyecto de ley marcha a tres bandas: Gobierno, Cortes y oposición casi en

Igualdad da participación. Si «1 proyecto, en su redacción final, no es aceptable para la oposición

democrática, h a b r e m og avanzado poco y retrocedido mucho. El punto de partida reside en que dioho

proyecto recibió una primera aceptación de buena parte de la oposición porque habían triunfado sus dos

postulados esenciales, elecciones generales y período constituyente. En esas condiciones, si el Gobierno

saca casi Intacto su proyecto de las Cortes, la negociación final con la oposición tendrá por objeto acordar

un cuadro de libertades concretas para proceder a la campaña electoral.

Sí entendemos que el cuadro general de las leyes está sometido a una revisión profunda, empezando por

el propio poder función legislativa, tampoco cabe por parte de la oposición una negativa frontal y

absoluta. Las últimas semanas han revelado que dentro de la oposición democrática ha «Ido

constituido un bloque maximaltsta, cuyos Intereses coinciden objetivamente con el "bunker" derechista:

hundir todo proyecto cualquiera que éste sea.

En reas condiciones, «1 verdadero mapa político queda bastante alterado y llegamos a una nueva

alineación de la política española, que podríamos describir así:

1- "Bunker" de derechas: Puede aspirar a cien votos en las Cortes, Importantes pero In-

suficientes para bloquear «1 proyecto.

2- Reformistas casi rupturitas, representados per el Gobierno y una amplia zona media de procuradores

que desean sobrevivir políticamente.

3- Rupturistas que aceptan casi toda la reforma como vehículo predemocrático para llevar la batalla

política a las próximas Cortes y que está integrado por amplísimas zonas de la oposición democrática.

4- "Bunker" de izquierdas: Partidos y grupos pequeños de ideología maoísta y de sindicalismo

revolucionario. No creen en las elecciones "y no las desean. Harán todo lo posible, como el "bunker" de

derechas, por obstaculizar el proceso para obtener una situación de desorden prerevoluclonarlo.

Es evidente que las posiciones dos y tres tienen más puntos de Interés común que respecto a las uno y

cuatro. Pero en política, donde es relativamente fácil explicar las cosas, lo necesario es hacerlas. Ese es el

arte d« los verdaderos profesionales.

Luis APOSTUA

 

< Volver