Autor: Sanz, José Luis. 
 El señor Tierno Galván, en la clausura del Congreso "Ley Electoral y Consecuencias Políticas". 
 Necesidad de que el Gobierno negocie con la izquierda una parte del proceso constituyente     
 
 Informaciones.    19/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

VIDA POLITICA

EL SEÑOR TIERNO GALVAN, EN LA CLAUSURA DEL CONGRESO «LEY ELECTORAL Y

CONSECUENCIAS POLÍTICAS»

Necesidad de que el Gobierno negocie con la izquierda una parte del proceso constituyente

MADRID, 19 (INFORMACIONES, por José Luis Sanz).

DON Enrique Tierno Galván, don Jasé Luis Aranguren y el catedrático francés Maurice Duverger

clausuraron anoche el congreso sobre «Ley electoral y consecuencias políticas», de CITEP, que durante

tres días se ha desarrollado en Madrid. El señor Tierno Galván dijo en su intervención que «el Gobierno

es un prototipo de aeronave que sólo navega con un ala, prototipo que parece desechado porqué? no es

éticas»

«El Gobierno ha hecho cuanto ha querido en conexión con las fuer/as de la derecha, pero la participación

de la izquierda ha sido una participación nula. Si sigue así el proceso político, los esfuerzos van a ser

baldíos, a_unqne por su parte la oposición, con la máxima cautela, con la máxima dignidad y con el

mayor espíritu de concordia y el mejor raciocinio, ha procurado no salirse nunca de los principios del

buen criterio y no incurrir en maximalismo.»

Y agregó: «Pero ha confiado que en un momento se completase el proceso de navegación de la nave del

Estado, añadiendo el otro ala, el ala que falta, el ala de la izquierda, y a eso i e llamamos negociaciones.»

A continuación, ei profesor Tierno Galván comentó: «Es necesario que el Gobierno negocie con la

izquierda una parte del proceso constituyente. Si no se realiza esta negociación, la izquierda realmente

queda en fuera de juego. Ahora bien, ¿qué le queda a la izquierda de negociación?, ¿qué margen jos

queda? Ese margen se está reduciendo cada vez más.»

Don Enrique Tierno dijo más adelante que el margen había vuelto a quedar reducido con la aprobación

de la Reforma Política en las Cortes. «Si la disminución continúa —añadió—, no va a quedar apenas

margen negociable. y eso sería un gravísimo error. Si continúa el proceso de reducción del margen de

negociación, no lo vamos a poder aceptar. Va a llegar un momento en que la izquierda se va a encontrar

en una situación realmente difícil, porque, de un lado, se va a ver movida con sus propios deseos de

resolver los problemas, y por otro lado, se va a encontrar con que no tiene ámbito en donde poderlo

resolver. Creo que conviene hacer esta advertencia, que es una advertencia razonable: si no hay

negociaciones, no hay posibilidad cié encontrar una salida.»

A continuación, inte r v i n o don José Luis Aranguren, catedrático de Ética, con un aire desenfadado que

hizo reír a los congresistas en varias ocasiones, con sus singulares explicaciones sobre la democracia. Se

declaró de izquierdas, pero sin militar en ningún partido. Fue aplaudido a] principio de su intervención,

cuando dijo que a lo largo de su conferencia no iba a aplicar un vocabulario «didáctico y sosorrio» como

el que había empleado el profesor Duverger «para aleccionarnos a los españoles, brillantemente, sobre

lo que debemos hacer el Gobierno, la oposición, etc.».

El profesor Aranguren comparó después a la democracia (y su representación) con el matrimonio,

comentando que también se podría contraer un matrimonio con poder, «psro. en fin, practicar el

matrimonio con poder sería excesivo», agregó. Se refería concretamente a que nadie puede ser

representado durante toda una vida entera. En definitiva, ei señor Aranguren quiso decir a los

asambleístas que aunque no estaba de acuerdo con la democracia entendida como un simple método de

representación), era el sistema menos malo de los conocidos hasta ahora.

Todas estas definiciones sobre la democracia provocaron una viva reacción del profesor Durverger, que

hasta ese momento había intentado por .todos los medios no entrar en los temas españoles. El catedrático

francés preparó su intervención, que cerraría, con unas palabras del profesor Ollero y del señor Nohlen, el

Congreso, perfectamente organizado por CITEP.

EL INGRESO EN LA C.E.E.

Un poco excitado por la Intervención del profesor Aranguren, el profesor Duverger aseguró que e! precio

que tenía que pagar España para ingresar en el Mercado Común era la instauración de la democracia en el

país. Por la forma en que se expresó eü señor Duverger se escucha. ron en la sala algunos partidos ; sin

embargo, al final de sus ...canias palabras fue ampliamente aplaudido,

En resumen, se puede decir que tanto el profesor Duverger como el catedrático alemán Dieter Nohlen

coincidieran en dos puntos esenciales, a lo largo del Congreso: la llegada de la democracia a España

tendría que ser a través del sufragio universal, en el que intervendrían todos los partidos, incluido el

Partido Comunista (pues según el profesor frailes, la exclusión de este partido significaría el no

reconocimiento por Euro, pa d« la democracia española y el sistema proporcional de cara a ¡as próximas

elecciones. Sobre el referéndum.

El profesor Nohlen tuvo un pequeño e n f r en tamiento con diversos representantes d« la oposición

democrática, al declarar que era necesaria la participación de la oposición y que la abstención significa ría

un retroceso.

Algunos militantes del Partido Comunista llamaron la atención al catedrático alemán por pronunciarse a

favor de la intervención del referéndum «cuando todavía no hay en España las libertadas y garantías

públicas para la participación democrática.

INFORMACIONES

 

< Volver