Autor: Velázquez, Roberto. 
 Congreso sobre Ley Electoral. 
 "Las constituciones democráticas no satisfacen a nadie" (Maurice Duverger)  :   
 Por ser válidas para el juego de todos imponen sacrificios a todos los grupos. 
 ABC.    18/11/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. JUEVES 18 DE NOVIEMBRE DE 1976. PAG. 13.

CONGRESO SOBRE LEY ELECTORAL

«LAS CONSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS NO SATISFACEN A NADIE» (Maurice Duverger)

Por ser válidas para el juego de todos imponen sacrificios a todos los grupos

Las elecciones a Cortes constituyentes deben realizarse mediante un sistema electoral proporcional con

mínimos, y las elecciones a las Asambleas parlamentarias sucesivas, de apoyo a un Gobierno, por un

sistema proporcional corregid» del tipo alemán, recomendó el profesor Maurice Duverger en su

intervención sobre «Sistemas electorales y tipos de democracia», programada por el Centro d«

Investigación de Técnicas Políticas, dentro del Congreso sobre ley Electoral y sus consecuencias

políticas.

El profesor Duverger, un clásico de la Ciencia Política y uno de los especialistas más influyentes, justificó

su recomendación en base a lo que deben ser unas Cortes constituyentes «Estas —dijo— deben plantear

unas reglas de Juego que sean aceptables por todos y se deben afrontar todos los problemas por difíciles

que sean. En España —precisó— uno de los problemas más graves es el de los deseos autonómicos de la

periferia.»

SACRIFICIOS DE TODOS.—La Constitución debe representar a todos y estaremos ante una auténtica

Constitución democrática cuando nadie esté plenamente satisfecho de ella y todos hayan tenido que

sacrificar algo de sus ideologías. Por ello ea aconsejable para estas Cortes constituyentes un sistema que

permita la representación más amplia posible, que puede lograrse a través de un sistema proporcional con

unos mínimos que, a nivel regional, podrían ser de dos o tres por dentó, y a nivel nacional, aún mas

reducido.

Sin embargo, para las futuras elecciones parlamentarlas de apoyo a un Gobierno sería preferible un

sistema proporcional corregido del tipo alemán o un mayoritario a dos vueltas. En cualquier caso, para

de-cidlTse por uno u otro haría falta conocer cuál es la estructura real del sistema de partidos.

LOS SISTEMAS,—Anteriormente Duverger había calificado el sistema mayoritario a una vuelta como

muy duro, si no se tenían arraigados hábitos democráticos; el proporcional, de peligroso en países con

tendencia al multipartidismo, y el mayoritario, a dos vueltas, como el Idóneo, al menos, para el caso de

Francia. Este último sistema permite que cada partido, en la primera vuelta, defienda su color, y en la

segunda, proceda a las reagrupaciones necesarias.

El profesor y rector provisional de la universidad de Barcelona, señor Jiménez de Parga, se había ocupado

anteriormente de las «garantías electorales», centrándose fundamentalmente en el teim de la financiación.

Tras indicar que en España ya se habían financiado a determinadas asociaciones, afirmó que por las

peculiaridades de nuestro primer proceso electoral, la financiación «a posterior!» no era posible porque

determinados grupos participarían en Inferioridad de condiciones y que, en cualquier caso, no había en el

país una opinión generalizada favorable a la financiación pública.—Roberto VELAZQUEZ.

 

< Volver