Autor: Prieto, Joaquín. 
 Elecciones 1979. El Partido Comunista es el más perjudicado. 
 La ley electoral ha favorecido abiertamente a UCD     
 
 El País.    07/03/1979.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El Partido Comunista es el más perjudicado

La ley electoral ha favorecido abiertamente a UCD

JOAQUÍN PRIETO,

A falta dé la decisión final sobre algún escaño en litigio, la relación de fuerzas entre las distintas opciones

políticas ya no sufrirá variaciones importantes de cara al futuro Congreso de los Dipu--lados.-Esto

permite adelantar una conclusión provisional: al igual que el 15de junio de 1977,1a ley electoral en vigor

ha exagerado la importancia de algunos partidos y disminuido la de otros. Unión de Centro Democrático

se ve abiertamente favorecida, mientras que el Partido Comunista experimenta los principales perjuicios;

no obstante, ios mecanismos electorales se han. mostrado neutrales ante opciones regionales tan

diferentes como la Convergencia de Cataluña v Herri Batasuna.

Unión de Centro obtiene un 12.5% más de escaños que de votos, lo cual constituye una prima

verdaderamente considerable para-un-sistepa de representa-ción proporcional. El segundo partido (PSOE)

logra;una ayuda no despreciable —5% más de escaños que de votos—, aunque muy por debajo del

anterior. No pueden decir lo mismo el Partido Comunista, Coalición Democrática y Unión Nacional, que

ven cómo muchos de sus votos quedan sin representación parlamentaria.

El cuadro siguiente expresa los porcentajes de votos y escaños de las principales opciones junto con .la

diferencia positiva o negativa lograda:

Los correctivos al sistema proporcional actúan en perjuicio de unos partidos y err beneficio de otros,

como se observa en el cuadro anterior, sin que pueda atribuirse tal resultado a una sola circunstancia. Es

decir, no se trata sólo del procedimiento d´Hondt. contra lo que de forma obsesiva vienen sosteniendo

muchos círculos de opinión; dicha fórmula ha de ponerse en relación con otras variables, como son el

número de escaños a elegir en cada provincia («tamaño del distrito electoral») y la cifra de opciones en

competencia («fragmentación del sistema de partidos»).

Algunos ejemplos

Lo ideal sería que un 15% de votos, por ejemplo se tradujera . en 15% de escaños. Pero la realidad

demuestra que los distritos con pocos diputados —de tres a cinco— dan resultados,poco proporcionales;

para mejorar la proporcionalidad, ha> de s.er mayor e! número de:escaños a repartir, y se-acerca bastante

al ideal en los que tienen más de quince escaños. Existe en España un gran número de provincias en qtie

los resultados no pueden ser proporcionales. Es el caso de Avila: de poco sirve hablar de proporcionalidad

en una provinciaquesólo elige tres diputados; así, UCD se ha llevado Ibs tres escaños con el 64% de los

votos y el restó délos partidos (36% de votación) se quedan viéndolas venir. O es el caso de Zamora: con

cuatro escaños a. repartir, UCD se lleva tres con el 49% de los votos´—le cuesta algo mas del 16% cuüa

uno—.el PSOE obtiene el cuarto a un precio muy .alto (22%) y.todas las demás opciones se quedan sin

representación; aunque Coalición Democrática, por ejemplo, haya logrado un 15% de votos.

Las cosas son distintas en provincias con muchos escaños. Las cuatro principales opciones de Barcelona

PSOE, PSUC, UCD y Convergencia— logran escaño a un coste de 2,5 a.2.7% dé votos cada una y sólo

las dos últimas —Esquerra Republicana y Coalición Democrática— necesitan mayor votación para

obtener representación parlamentaria. Aun así quedan sin diputados algo más de la décima parte de los

vo-. tos de la provincia, debido a su diseminación entre formaciones minúsculas.

Influencia en varias opciones

Los ejemplos anteriormente expresados permiten entender mejor lo ocurrido con el conjunto de resultados

globales. Todos los correctivos a la proporcionalidad se confabulan para favorecer al partido más votado

(en este caso UCD). especialmente si ese partido tiene su implantación principal en provincias con pocos

escaños a repartir, que es lo que sucede en la mayor parte de la España interror. Menos favores obtiene el

PSOE. que. sin embargo, también es ayudado por la ley electoral. Ya continuación tenemos el más

perjudicado: la tercera fuerza (PCE). pierde sus votos en casi todas las provincias del intenor, dónde se

logran escaños con, facilidad por ios partidos más votados, y consigue sus diputados allí donde la

proporcionalidad se acerca más aja j usticia

Los dos casos siguientes (estamos siguiendo el orden de la tabla que figura más arriba) muestran

situaciones interesantes. Convergencia de Cataluña obtiene menos de la mitad de los votos que Coalición

Democrática y, sin embargo, ambas tienen el mismo número de escaños. CD ha sido perjudicada en la

proporcionalidad entre votos y escaños, mien-tras la Convergencia catalana, presentándose en sólo cuatro

provincias (y, por tanto, concentrando sus votos en ellas), obtiene u n trato justo; Mientras tanto. Unión

Nacional ye cómo se pierden sus votos en topos jos distritos, excepto Madrid, única provincia en qué su

fuerte núcleó de votantes consigue un diputado, "gracias a que el alto número de escaños á repartir

favorece una verdadera proporcionalidad.

Por último..otro caso curioso e interesante: con los mismos votos totales (170.000), Herri Batasuna logra

tres escaños y el Partido del Trabajo se queda sin ninguno. La formación abertzale aprovecha bie-n su

fuerza electoral al prer sentarse eri pocos distritos, mientras el PTE pierde la suya porque sus votantes

están dispersos en multitud de provincias, al ser un partido de carácter nacional.

 

< Volver