Autor: Cabellos, Carmelo . 
 Ante el nuevo Parlamento (II). 
 La mayoría angustiosa y la absoluta     
 
 Diario 16.    07/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diariol 6/7-marzo-79

Ante el nuevo Parlamento (II)

Nacional

La mayoría angustiosa v la absoluta

Carmelo Cabellos

El objetivo de todo partido • parlamentario es traspasar la frontera, de los 176 escaños en el Congreso de

tos Diputados. Es la mayoría absoluta y la posibilidad de gobernar holgadamente; de formalizar un

Gobierno fuerte. Sólo la UCD se ha quedado a las puertas, si bien aún le faltan nueve puestos para

alcanzar aquel objetivo. Salió de la anterior legislatura-con uña mayoría angustiosa y ahora, ante la

formación del primer Gobierno constitucional, tendrá que,,, mediante pactos o coaliciones, conseguir un

suficiente soporte para gobernar.

MADRID, 7 (D16).-La dificultad de- conseguir, por mayoría absoluta, el voto dé confianza del Congreso

de los Diputados y la correspondiente investidura como primer presidente de un Gobierno constitucional

fue una de las razones por las que Adolfo Suárez disolvió las Cortes el pasado 2 de enero. Su partido, la

UCD, contaba entonces con sólo 161 escaños frente a los 176 necesarios para la investidura.

.La primera .legislatura de las Cortes de la Monarquía fue una permanente aventura para el partido en el

Gobierno, la UCD. La coalición de la que surgiría, el definitivo partido fue un modelo de apresuramiento

no exento de oportunismos. Fiel reflejo de esta situación era su grupo parlamentario en el Congreso: las

faltas de asistencia, :las discordancias, la indisciplina de voto, sólo quedaron paliadas por la política de

consenso. Aun así, saltaron las disidencias, con la-pérdida de cinco escaños.

José Pedro Pérez-Llor-ca,. portavoz del grupo ücedista se las vio y deseó para-contener a-sus hués-tes.

Por otra, parte, una de las obsesiones de Adolfo Suárez era la llegada de unas nuevas elecciones" para

llevara cabo la,reno-vación de los componen- tes de su grupo. Y ahora ha llegado la ocasión y la

renovación, con una mayor coherencia inicial entre los hombres que formarán el grupo parlamentario de

UCD.

Una legislatura movida

En la anterior legislatura se registraron diversos movimientos, cuyo balance final resultaba desfavorable

para Ja UCD y mas favorable para su directo rival, el PSOE. Así, mientras el partido del Gobierno perdía

cinco escaños, ios socialistas conseguían un aumento de siete, fruto de tas, uniones de los anteriores

integrantes del PSP -cuatro- y del PSC ex Reagrupament —tres— en el PSOE y en Socialistes de

Catalunya, respectivamente.

La peripecia de UCD había corrido una suerte más compleja". El resultado final fue la salida ddl grupo de

Francisco Bur-quera, que paso á; fundar el PNPV, para quedar eli-. minado , en., las últimas elecciones;

Juan de Dios Ramírez Heredia, el diputado, gitano que ahora Fo es del PSOE; Jesús Áiz-pún,´que crea el

partido UPN —unido "á .´Coalición Democrática— y obtiene un escaño; Pedro Morales Moya, que

también se une a CD, pero que.ha sido eliminado en las eléccio-nesr por ultimo, el principal protagonista

.de las disidencias, José-Ramón Lásuén, quien n´i siquiera ha sido candidato.

Estas circunstancias dieron como .resultado una composición de la Cámara Baja —ver cuadro número I—

que hacía-muy difícil la formación de uña mayoría, pese a que-la UCD podría contar con algunos votos

marginales;, como, los correspondientes a Antón Candías, Car-los Gíiell de Sentmenat --ambos hoy en el

partido centrista, si bien sólo es diputado el primero— y el ex -. PSP y´ embajador volante Raul Morodo.-

Por otra parte, no.se vislumbraban posibles .coaliciones.

La limpia, con los candidatos

Los dos primeros partidos parlamentarios eran conscientes,.por diversas, razones, de la necesidad de la

renovación de su personal. Pero esta renovación no ha sido producto de la elección popular, sino que: la

«limpia» comenzó con la selección de los candidatos. Este hech.d produjo algunas crisis en, el PSOE y

fue mejor asimilado en la UCD, aunque´también los centristas registraron problemas.

El proceso seguido por los.dos partidos fue similar: , los senadores que habían destacado han pasado al

Congreso -incluidos los dos portavoces-; .mientras algunos diputados «han ascendido» a la Cámara Alta

y los -más molestos —un 32 por 100 en la UCD y un 23 en el PSOE fueron directamente eliminados de

las listas y se quedaron en casa. El resto de los parlamentarios iban en lugares seguros, por lo que la

decisión popular sólo ha dejado fuera a tres ucedis.-tas y cuatro socialistas. El: total de los eliminados por

los electores ha sido, de quince, como sé puede comprobar en- el. Cuadro número 2.

Caras nuevas y pocas mujeres

El grado de renovación de los diputados es del 35,7 por 100, lo que representa un total de 125 nuevas

caras.. Por el contrario, los protagonistas vendrán a ser ..los mismos,, puesto que .entre los 225 que

vuelven .a ocupar un sillón en el Parlamento -el 64,2 por 100 de la anterior legislatura— están los qué ya

fueron protagonistas en sus respectivos grupos parlamentarios.

En lo que respecta a la representación femenina, no hay variación en el cómputo total, repitiéndose la

presencia de. 21 diputadas. La´ diferencia está.en su asignación a los distintos grupos" parlamentarios.

Así, las diputadas ucedistas pasan de siete a once,: mientras que las socialistas descienden de diez a cinco;

las comunistas pasan de tres a dos y se mantiene la aliancista, que ahora está en las filas de CD.

 

< Volver