Autor: Cabellos, Carmelo . 
 Ante el nuevo Parlamento (III). 
 Senado, la Cámara oscura y abandonada     
 
 Diario 16.    08/03/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/8-marzo-79

Nacional

Ante el nuevo Parlamento (III)

Senado, la Cámara oscura y abandonada

Carmelo Cabellos

El sistema bicameral español tiene su justificación, en el cado del Senado, en la futura configuración del

Estado. La Cámara Alta asume la «representación territorial», según reza la Constitución, pero queda

ahora congelada hasta el definitivo establecimiento de las comunidades autónomas. Sus atribuciones han

quedado oscuras y desdibujadas. De ahí que los partido´s hayan puesto poco calor en el acceso al Senado,

una Cámara oscura y abandonada.

MADRID,. .8 (D16). -La falta de interés por el Senado ha sido común y generalizada. Ninguno d.e los

partidas contendientes en la campaña electoral hizo mayores esfuerzos para"conseguir situarse bien en la

Cámara Alta, confiados en la inercia de los votos del Congreso, que han sido los que han sacado adelante

los escaños del palacio -de la .plaza de la Marina Española,; con las correcciones .correspondientes al

sistema mayorita-rió por el que se eligen los senadores.

Y ese desinterés inicial de los partidos se contagió, a última hora, al propio Ministerio del- Interior, dando

datos confusos sobre los .resultados. electorales, de tal manera que no coincidían los datos totales ofi-

ciales —aunque con carácter exclusivamente informativo— con la suma de los datos parciales que

asignaban los senadores electos por cada una de las provincias.

Trasvases en las listas

Según la Constitución, el centro de atención de toda la actividad política estará en el Congreso de los

Diputados, del que emana el Gobierno, y lo controla: Esta circunstancia favoreció el hecho de q´ue los

partidos que contaban con representación parlamenta-: ría en el Senado en la anterior legislatura

«trasvasen» sus mejores hombres a las candidaturas.de la Cámara Baja.

De esta manera, el antiguo Senado ha quedado desguarnecido. En primer lugar, su antiguo presidente,

Antonio Fontán, es ahora diputado electo, lo mismo que los-anteriores portavoces de los grupos mayorita-

rios, Antonio Jiménez Blanco (UCD) y Francisco Ramos Fernández-Torrecilla (PSOE).

Otros ex senadores que ahora son diputados electos son los.ministros Abril Mar-torell, Martín Villa, Oreja

Aguirre, Lavílla Alsina —todos ellos ex senadores reales— -y Calvo Ortega, todos ellos en los escaños de

la UCD. En el partido centrista pasan del Senado al Congreso un total de 16 parlamentarios, entre los que

se encuentran el ex senador real Justino de Azcárate, Joaquín Satrúste-gui, Ricardo de la Cierva, María

Dolores Pelayo y el ex secretario d«l Senado, Víctor Carrascal.

Ex diputados al senado

En el resto de los, partidos, los trasvases del Sena: do ai Congreso han sido menos numerosos. En el

PSOE han sido sólo cinco; además de su ex portavoz en la Cámara Altai son angra diputados, entre los

más destacados, Joaquín Navarro, José Vida Soria y Javier Yuste Grijalba.

Otros ex senadores; conocidos que ahora se sentarán en el hemiciclo del Congreso son. Juan María

Bandrés (EE) y María Rubíes (CiU). . Sin embargo, también ha habido trasvases d« la Cámara Baja al

Senado. Ya en -las-candidaturas se registraron 12 centristas y 14 socialistas «elevados» er! sus funciones

parlamentarias. Entre los que han conseguido un puesto en el palacio do la plaza de la Marina Española

están los ucedistas que son presidentes de organismos preauto-nómicos como Antonio Rosón (Galicia),

Antonio Pérez -Crespo (Murcia), Alfonso Sorianp (Canarias), Juan Antonio Bolea (Aragón) y Jerónimo

Albertí. No ocurrió lo mismo co´n e.l presidente de Castilla-León, Juan Manuel Reol, que permanece

como diputado:

• Entre otros destacados ex diputados que ahora se sentarán en la Cámara Alta están, los socialistas Josep

Andreu i Abello, Francisco Bustelo y Alonso Puerta.

Muchas caras nuevas

El. grado de renovación de los parlamentarios en el Senado; es muy superior al del Congreso de los

Diputados. Casi la mitad de los parlamentarios con puesto en el salón rectangular del Senado lo harán allí

por primera vez: 101 nuevos senadores frente a los otros 107, incluyendo a los que fueron diputados.

En lo que respecta a la presencia femenina, ésta es aún más reducida que en el Congreso, .pues sólo ´habrá

"seis mujeres en la Cámara senatorial: cuatro ucedistas -antes había dos— y dos socialistas antes sólo

una; En la anterior legislatura, además de las tres reseñadas, había otras dos senadoras reales.

 

< Volver