Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 Inagurado el curso de Periodismo y Política, en Vigo. 
 Aranguren: Me considero incapacitado para ejercer la política     
 
 Informaciones.    30/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INAUGURADO EL CURSO DE «PERIODISMO Y POLÍTICA», EN VIGO

ARANGUREN: «ME CONSIDERO INCAPACITADO PARA EJERCER LA POLÍTICA»

VIGO, 30 (INFORMACIONES, por Víctor F. Freixanes).

EL poder de la Prensa en la nueva situación española puede ser muy grande y ha empezado con mucha

fuerza, lo que requiere, naturalmente, un planteamiento ético y muy serlo por parte de los profesionales,

un planteamiento que yo creo que no se enseña en ninguna escuela, sino que es una toma de conciencia

personal.»

El profesor López Aranguren inauguró ayer en Vigo el curso de periodismo que todos los años organiza

la Asociación de la Prensa de Vigo y la Universidad de Verano. El título genérico de esta edición es

«Periodismo y política», y participarán —a demás del profesor Aranguren, que pronunció ayer la

conferencia inaugural— los señores Apostua Palos, José Duran y Giral González Seara.

«Personalmente —explicó el profesor en una rueda de Prensa previamente— me inclino por los

periódicos llamados independientes, aunque creo que la Prensa de partido viene a llenar un espacio

necesario. Lo ideal sería que cada persona leyese dos periódicos. El de su preferencia partidaria y uno

independiente.

Hay un proceso que quisiera subrayar —añadió— a favor de esta independencia y convivencia de

criterios dispares, y es la progresiva importancia que van adquiriendo las redacciones frente a las

empresas, importancia muy saludable, que tiende a convertir en protagonistas yresponsables de la

información a los trabajadores de la misma, no a las empresas capitalistas. Este es un proceso que habría

que apuntalar para hacerlo irreversible en beneficio de la libertad de expresión.»

EL INTELECTUAL Y LA POLÍTICA

«Prensa e intelectuales caminamos muy unidos. Personalmente me considero incapacitado para ejercer la

poli-tica y creo que el papel del intelectual es el del aguijón crítico permanente. Así lo mantengo yo. Los

políticos están excesivamente habituados a las componendas, a las negociaciones propias de toda política,

porque es su oficio y sin menospreciar. Los intelectuales, ya desde otras perspectivas, difícilmente h a c e

n un buen papel en esto», explicó. A continuación señaló que su vuelta a la" Universidad española no ha

supuesto grandes cambios en su vida y fue muy crítico con la institución. «Veo muy difícil una

Universidad a la altura de nuestras exigencias. Habría que transformar demasiadas cosas. Seguramente,

toda la estructura actual, el sistema mismo es un lastre insalvable y no le veo muchos visos de solución.

Es una situación —agregó— parecida a la de la República, pero con una diferencia: que en aquel

momento, con una Universidad muy masificada, la reforma García Morente era positiva porque, como

Azaña en el Ejército, podía ofrecer nuevas alternativas, manteniendo los puestos de viejos funcionarios.

Hoy, eso supondría un desembolso económico impensable, dados nuestros índices de masificación. Y es

sólo un ejemplo, comparativo», concluyó.

 

< Volver