Autor: Valverde, Gustavo. 
   Todos a una: que venga el Guernica     
 
 Ya.    21/08/1977.  Página: 4-?. Páginas: 3. Párrafos: 21. 

TODOS A UNA:

QUE VENGA EL "GUERNICA"

Ha sido contemplado por T 50 millones de personas

• El cuadro exhibió durante muchos años la placa "Bajo préstamo del pueblo de España" • Se habla de

una devolución inminente del cuadro al patrimonio artístico español (se han mencionado un año o dos de

plazo) • Existen documentos escritos para demostrar la procedencia picassiana del "Guernica"

• Según (a familia, el "Guernica" y sus bocetos pertenecían a la República Española. Su transferencia a

España sólo podía contemplarse tras el completo restablecimiento de las libertades individuales

• El Gobierno español aún no ha realizado el requisito formal de plantear oficialmente la reclamación del

cuadro

EL FAMOSO CUADRO DE PICASSO SE HALLA EN NUEVA YORK DESDE 1939

En los últimos meses, tanto la prensa española como la norteamericana han recogido una serie de noticias

y comentarios en torno a la posible vuelta del famoso cuadro "Guernica", de Picasso. Según los expertos,

existen motivos fundados de su posible regreso, aunque son difíciles las negociaciones a realisar. Tanto

por parte de políticos como intelectuales y artistas surge una voz unánime de solidaridad colectiva: Todos

a una: que venga el "Guernica". El ministro Pío Cabanillas, en sus declaraciones sobre el caso, ha

señalado unas primeras conversaciones, que podrán llegar en su día a una petición oficial formulada por

el Gobierno español. Algunos juicios cualificados, como el de Alberti, amigo íntimo de la familia y del

pintor malagueño, aconsejan que aún no es el momento oportuno por la fuerte carga política que el cuadro

representa. Mientras se discute y se interpreta la voluntad de Picasso y su condición de restablecimiento

de la total democracia en España, el cuadro—el gran canto contra la guerra y la brutalidad—, al parecer,

pertenece al pueblo español y mientras tanto proporciona al museo neoyorquino más de 140 millones de

pesetas anuales. En estas páginas, la crónica de Gustavo Valverde y el articulo de una voz autorizada,

José Mario Armero, exponen la actualidad y la posibilidad jurídica del "Guernica", una de las mejoras

pinturas del siglo.

PICASSO confirmó "por escrito" sus deseos definitivos sobre el destino del "Guernica". Los vitales

documentos del pintor español están en posesión del Museo de Arte Moderno de Nueva York y del

abogado de la familia, Roland Dumas. La supuesta "exigencia" de un régimen republicano para la

devolución de la obra a España está matizada por una aclaración subsiguiente en la que se habla del

simple "restablecimiento de las libertad e s individuales" en España. El retraso en la devolución

aparentemente está adicionalmente motivado en la "prudencia" que intentan observar los "guardianes" del

mural sobre la implantación democrática registrada en España—incluso se mencionan temores a un

"golpe militar"—y en otras precauciones técnicas para preservar el estado físico del lienzo. Las otras

"exigencias" de los depositarios del "Guernica" son el transcurso de "varios años" y la eventual y futura

radicación del cuadro en Madrid.

Desde 1939

Durante casi cuarenta años el "Guernica", de Picasso, ha estado girando por el mundo desde que ett

célebre mural fue completado por el artista español en París en 1937. La mayor parte de este tiempo el

"gran exilado" español ha sido contemplado por más de ciento cincuenta millones de personas en el

Museo dé Arte Moderno de Nueva York, donde, por expresa voluntad de Picasso, fue depositado en

1939, tras haber sido acogido en diferentes exposiCiones de Londres, Nueva York, Los Angeles y otras

siete ciudades norteamericanas. El autor del "Guernica" autorizó todas estas exposiciones bajo un

programa de promoción de su obra a beneficio de un comité para ayuda de los refugiados

españoles de la guerra civil. Cuando estalló la segunda guerra mundial, Picasso pidió a Alfred Barr, en

aquel entonces director del Museo de Arte Moderno neoyorquino, que recibiera "en depósito" la obra

mientras durase el conflicto. Tras la guerra, Picasso accedió a que el cuadro siguiera expuesto en el

Museo neoyorquino, donde durante muchos años se exhibió con una placa adjunta en la que se leía la

inscripción: "Bajo préstamo del pueblo de España." (Al morir Picasso, esta inscripción fue retirada y

apareció una nueva, que reza: "On extended loan from the state of the painter.")

Viajes a Europa

En 1953, con autorización de Picasso, el cuadro vuelve a viajar a Milan y Sao Paulo, En 1955 va a París,

Munich y Colonia, En el 56, Bruselas, Amsterdam y Estocolmo, Tras esta fecha se observan algunos

deterioros en el mural producidos por los avatares de los traslados, Picasso atiende a los ruegos de los

directores del Museo neoyorquino y decide no autorizar nuevos viajes hasta que el "Guernica" encuentre

su destino definitivo.

El "destino definitivo", el "status legal" y hasta la misma "propiedad" del "Guernica" son los conceptos

que ahora se debaten con toda fuerza, en la batalla subterránea librada entres tres fuerzas más o menos

opuestas: el Museo de Arte Moderno de Nueva York y la familia Picasso (representada por el abogado

francés Roland Dumas) y el Estado y pueblo españoles.

Polémica de propiedad

La polémica abierta en la prensa internacional ha abundado en especulaciones y demás conjeturas sobre el

cuadro, Se habla de una "Operación política", de una gestión directa del Gobierno español ante el

Gobierno de Washington, y de una eventual acción judicial abierta por ´las autoridades españolas ante los

tribunales competentes (¿Nueva York?, ¿París?, ¿Madrid?). Sin embargo, la investigación historiogràfica

y documental sobre la verdadera situación jurídica del "Guernica" es a todas luces pobre, y de aquí

procede la cascada de rumores y falsas expectativas- Se habla de una "devolución inminente" del cuadro

al patrimonio artístico nacional español. Se han mencionado específicamente "un año" o "dos años" de

plazo. Se adelanta el Museo del Prado como lugar concreto fijado por Picasso para destino final de la

otora.

La validez de todas estas afirmaciones está en directa relación con la autoridad de su procedencia. ¿Es

que no existe ningún documento escrito de clara e indiscutible procedencia picasiana sobre el "Guernica"?

Talas "documentos escritos" existen, según hemos podido confirmar personalmente en neuestras

investigaciones cerca del Museo de Arte Moderno de Nueva York, no obstante la obvia resistencia de esta

institución a enseñarlos ya desprenderse de la mejor obra de su colección.

Comunicado de la familia

En un "comunicado" de Roland Dumas (abogado de la familia Picasso en París), que ha distribuido el

Museo de Arte Moderno de Nueva York con su nombre y la única referencia adícional de "Primavera

1977", se hacen as siguientes puntualizaciones textuales:

• Pablo Picasso me encarg6 en 1969—dtce Roland Dumas—que preparase documentos describiendo

sus deseos expreses sobre el futuro de su cuadro ante las presionas de su petición del Gobierno español

por el "Guernica´´.

• Pablo Picasso confirmé por escrito lo que ya había declarado en varias ocasiones—especialmenté al

señor Barr, entonces director del Museo de Arte Modérno 4e Nueva York, y ai señor Rubín, actual

director del Departamento de Pinturas del Museo— Concretameate, que el "Guernica" y sus bocetos

pertenecían a la "Republica española", pero qae su transferencia a España solo podía contemplAr se tros

el completo restablecimiento de las libertades individuales en este pais.

• La fragilidad del cuadre, dijo Picasso, excluye toda viaje ulterior del mismo una vez qie se instale en

Madrid. Ademas añadió, debe permitirse el transcurso de na cierta tiempo par» comprobar que una vez

establecido m régimen democrático este «* se ve amenazado nuevamente por an golpe de fuerza que

podría volver a replantear este cuestion y, también (para comprobar), que el relajamiento politico viene

acompañado de mu» distensión general.

• Todos los «ue han escuchado directamente de Picasso sos instrucciones sobre et "Guernica"

comparten la unánime opinion de qne mientras tos deseos del famoso pintor por ver este prestigiosa obra

en Madrid eran claros y sin ambiguidades, también le guio la prudencia sobre la realizacion de sa

decision.

Durante numerosas ocasiones .menciono este angustioso problema. Su preocupació» sobre el «Guernica"

precedió a todas las demás. Dio prueba de ello accediendo a tomar decísiones por escrito, lo cual no hizo

con ninguno de sus otros problemas, ya fuesen los de su herencia o tos de su obra. El me honró al

confiarme la responsabilidad de cumplimentar la ejecución de sus deseos.

Condiciones democraticas

El "comunicado Dumas", que ha skto suscrito por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, reconoce el

"progreso" y te "evolución" registrados en España desde la muerte de Franco (recuérdese qae fue emitido

antes de las elecciones de junio), pero se añade que "la evolución aun no ha terminado" y que también

quedan en pie las otras condiciones alzadas por Picasso sobre "la seguridad del cuadro" y "la estabilidad

de un. régimen nuevo y totalmente democrático". Se añaden las exigencias o "precauciones técnicas", que

eventualmeate requerirán "varios meses desde que se tome la decisión para la transferencia".

£1 importante "comunicado Dumas" añade cue el museo neoyorquino "continuarà como guardiàn de ta

obra" hasta que se logré "un nuevo orden" en España. "Consecuentemente --son 1as palabras finales—, se

transferencia ai Prado en Madrid, a la que se accede en principio, no podra ser realizada en varios años. El

presente comunicado ha sido leído al señor Rubin, director del Departamento de Pinturas del Museo de

Arte de Nueva York, quien ha tenido ia amabilidad de continuar su conformidad con sus términos".

Posteriormente a este importante documento, la revista norteamericana "Arts News", en sa numero de

mayo último, ha sido quizá la única publicación que ha logrado extraer una declaración "on the record" de

los dos protagonistas estelares de la polémica, quizá por el ser órgano deí mundo de los museos, tos

artistas y de Jos profesionales de Jas galerías de arte.

El señor Dumas, en estas declaraciones, habla de que las labóres dé la transferencia de Ja obra a España

"pueden llevarse un año". También menciona el abogado francés las dificultades que todavía pueden

prevalecer en Eapaña tras 3as elecciones de junio (reconocimiento de todos los partidos, el problema

vasco y el desorden intento), todo lo cual podia retrasar aún más el envío del cuadro.

"Tememos que el "Guernica," se convierta en un símbolo politico", dice por su parte un funcionario del

Museo de Arte Moderno neoyorquino, quien, 9 pesar de su anonimato, puede fácilmente ser identificado

como su director, William Rubin, Rubin—descubre te revista "Arts News"—es quien con mayor

tenacidad Ínsiste en Ja condición de qae España se haga republicana, condición que la nueva directora dé

Relaciones Públicas, Linda Gordon, tambien confirmó ea persona á este corresponsal.

Condición republicana

La polémica sobre ía "condícion republicana" de España, sto embargo, fue ya virtualmente defenestrada

en la prensa norteamericana al intervenir en la misma el profesor de Historia de! Arte de la Universidad

de California, Herchel B. Chipp, quien en una carta abierta (noviembre 1975) al director del "New York

Times" (y a "Times" de Londres) calificó de insostenible la tests de Rubin sobre ta Interpretación de la

voluntad de Picasso. Chipp ha escrito una importante monografía sobre el "Guernica" y sacava a la luz en

breve un importante libro sobre e1 célebre cuadro. "Lo que quiere Rubin—manifestó el profesor Chipp a

tó revista «Arte News"— es proteger el «Guernica" para su continuación en Nueva York. Chipp incluso

asegura que varios de los contemporáneos de Picasso le han manifestado que el Gobierno español de

entonces (1937) pagó al pintor los gastos por la realización de su obra, lo cual ofrece claras pruebas sobre

el tema de la propiedad.

El Gobierno español, sin embargo, todavía no toa realizado el requisito formal —a la hora de escribir este

pequeño informe desde Nueva York—de plantear oficialmente la reclamación sobre el "Guernica".

Detalle último de interés: en el Board de Trustees del Museo de Arte Moderno de Nueva York la

"piramide" de podar se estabtece asi William S. Paley (presidente), Gardner Cowles y David Rockefeller

(vicepresidentes) Mr. John D. Rockefeller (presidente éjecutîvo) Nelson Rockefeller (mieMbro

honorario). En el resto de la Junta existes nombres preclaTos de la superclase econômîca USA: Douglas

Dillon, Peter Peterson, Douglas Auchincloss, Edsel Ford, etc.

Gustavo Valverde

Desde Nueva York.

 

< Volver