Viernes 2 de marzo     
 
 El Periódico de Madrid.    02/03/1979.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

¿Habrá sido la muda de la camisa a cuadros, abierta y sin corbata, al popelín? ¿O, simplemente Suárez?

Una vez más las encuestas de opinión han sido menos que orientativas, y el presumido codo a codo entre

la UCD de Adolfo Suárez y el PSOE de Felipe González se ha convertido en una carrera con final

confortable para el Poder, sin necesidad de que la ley de D´Hondt hiciera más que redondear una

sustancial ventaja de sufragios.

El socialismo ha sufrido retrocesos y mordeduras. En el País Vasco el resultado espectacular del partido

de ETA militar, Herri Batasuna, y el más modesto de Euskadiko Esquerra, parecen haber actuado de

vasos comunicantes de votos en detrimento del PSOE, y con no menor sorpresa, el Partido Socialista

andaluz ha restado preciosas fuerzas a la alternativa de poder allí donde tenía uno de sus mejores

bastiones.

Aliado a estas circunstancias, el partido de Suárez ha obtenido una ventaja reforzada de escaños con un

pequeño redondeo de su porcentaje, aproximándose a la mayoría absoluta. El partido Comunista, desde

posiciones necesariamente modestas, ha realizado una operación similarmen-t´e beneficiosa.

En las presentes circunstancias, el presidente Suárez tiene ante sí una variedad de opciones para

garantizar su permanencia en La Monclóa, desde el gobierno monocolor, contando con el apoyo en las

Cortes de algunos de los partidos políticos menores, hasta la eventual asociación a las tareas de gobierno

de alguno de esos grupos.

El bipartidismo matizado sale fuerte de las elecciones, sin que, por otra parte, falten los aspirantes a la

función de partido bisagra, aquel que puede hacer y deshacer coaliciones, .según de qué lado se incline.

Sin embargo, por el momento, la fortaleza del primero de los partidos españoles hace que ese

bipartidismo escore claramente hacia el centro. El centro de Adolfo Suárez.

 

< Volver