Elecciones generales 1979. 
 Fuerte vigilancia en los colegios     
 
 El Periódico de Madrid.    02/03/1979.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Fuerte vigilancia en los colegios

Madrid. —Los Grupos Especiales de Operaciones (GEO) están en Madrid. Desde ayer, y hasta

la madrugada del sábado al domingo, custodian las instalaciones de Radiotelevisión Española,

en Prado del Rey.

La medida fue tomada por la Inspección General de la Policía Nacional, a petición de los

directivos de RTVE. Fuentes cercanas a los propios GEO calificarón esta orden de

«asombrosa».

Cuando EL PERIÓDICO intentó fotografiar a algún miembro de estos Grupos Especiales, el

capitán que los dirige señaló que « TVE no permite que seamos fotografiados. Ellos tienen sus

propios fotógrafos y mandarán las fotos a las agencias para que lleguen a los periódicos» .

Quince mil hombres vigilan la provincia

Quince mil policías vigilaron ayer la capital y la provincia de Madrid. En la capital entraron en

servicio permanente de veinticuatro horas, la noche anterior a las elecciones, mil funcionarios

del Cuerpo General de Policía y seis mil quinientos números de la Policía Nacional.

La provincia estuvo controlada por seis mil quinientos Guardias Civiles y cien funcionarios del

Cuerpo General de Policía.

A mediodía de ayer, el subsecretario del Interior, Jesús Sancho Rof, celebró una rueda de

Prensa para informar sobre la celebración de las elecciones hasta ese momento.

Un periodista extranjero le preguntó sobre el efecto que podría causar a la población la

presencia de policías con metralleta a la puerta de los colegios electorales; «sólo las llevan

para su propia protección, en previsión de que sufran atentados-», respondió el subsecretario.

El cerebro de las elecciones, inabordable

El Palacio de Exposiciones y Congresos —donde está instalado el cerebro electrónico que

transmitía los datos— presentaba una gran cobertura policial. Además de la verja metálica que

le rodeaba, su interior estaba custodiado por un gran número de policías nacionales, que se

entremezclaban con los seis mil quinientos periodistas y diplomáticos acreditados.

Por razones de seguridad, no se hizo público el número de policías que protegían el centro.

Tranquilidad para los bomberos

Los bomberos tuvieron ayer una jornada tranquila y no realizaron ninguna salida importante.

Únicamente tuvieron que sujetar alguna que otra cornisa.

Por su parte, los policías municipales patrullaron por todos los distritos, suministrando sobres y

papeletas a los colegios electorales. Por estar desde las ocho de la mañana hasta que se

terminó el recuento de votos, los municipales han recibido mil pesetas y un día de descanso.

 

< Volver