Autor: E. M.. 
 Francisco Rodríguez y La casa grande. 
 Las tribulaciones de un director     
 
 Pueblo.    10/08/1977.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CINE

Francisco Rodríguez y ´La casa grande´

LAS TRIBULACIONES DE UN DIRECTOR

EL Festival de Berlín suele ser un buen mareo para el lanzamiento del cine español. De Berlín

volvieron con premió Ardavtn f*23 lazarillo de Tormes») y Carlas Saura («La caza»); este año, Manuel

Gutiérrez («Camada negra") y Fernando F., Gómez ("El anacoreta») han traído también sendos premios.

Precisamente en ´estos dias se ha estrenado en Madrid —a los dos años de su rodaje— la película "La

casa grande», representante del cine español en el Berlin 75, primera cinta dirigida por francisco

Rodríguez e interpretada por Maribel Martín, Antonio Ferrandis y Juan Diego.

La película ha tropezado con todos los imponderables del mundo —dice su director. Francisco

Rodríguez—, principalmente los derivados de la estructura de la exhibición. Si tienes una película que

plantea un problema y que no va buscando el consumo resulta difícil encontrar un hueco en la

programación. Por otro lado, la distribuidora no pertenece a ningún "truts" ni a ninguna multinacional, la

que le ha supuesto un retraso de muchos meses en su estreno madrileño. Naturalmente si ahora hiciera

esta película sería mucho más claro y algunas cosas las diría con más libertad; hace dos años los techos de

la libertad de expresión eran mucho más bajos.

Rodriguez, madrileño, nacido hace treinta y dos años, procede del mundo de la producción, ha participado

en casi todos los escalones del cine, últimamente en la ayudantía de dirección, en la que ha trabajado con

Fuller, Joshua Logan, Richard Lester, Ken Annakin, Burt Kennedy y Michael Apted. Resulta muy difícil

trabajar en el cine español después de haber rodado con los presupuestos del cine inglés o del americano.

Aquí tienes que hacerlo en pocos días, calculando el presupuesto hasta el milímetro y con la

incertidumbre de no saber cuál va a ser el destino definitivo de tu película. Pienso que algunas

multinacionales pueden arrumar al cine español, al que se está postergando en beneficio de la gran

película americana, de te superproducción del momento. Cada vez nos resulta más difícil conseguir un

buen cine y unas buenas fechas para estrenar una película española; las dificultades son mayores éi

encima, eres un director nuevo. "La casa grande".

pese a haberse exhibido en el Festival de Berlín y estar vendida a varios países de Centroeuropa y del

Este, ha tenido unas dificultades muy grandes para estrenarse en la capital. Al fin hemos encontrado un

local, pero en el mes de julio.

La película —sigue diciendo su director— se hizo con unos medios más que precarios y recurriendo a las

amistades. Esto lo puedes hacer una vez en Ja vida, ya que todos tus amigos te echan por una vez una

mano cobrando mucho menos de lo que habitualmente perciben por su trabajo. En "La casa grande", los

actores han cobrado con pagos aplazados y he contado con colaboraciones como la del decorador Gil

Parrondo, al que si hubiera tenido que pagar lo que cobra en él cine americano, a lo mejor no hubiera

podido rodar ni un día de película. "La casa grande" se hizo con una ilusión enorme y con solo cuatro

millones de pesetas. Es esa oportunidad que tienes que aprovechar como sea. En la película quise reflejar

un caso de abuso de poder en la Castilla de los años cuarenta, un reflejo de una situación cotidiana a

través de las relaciones en un universo rural muy reducido. En este sentido, el personaje de Antonio

Ferrandis tiene una significación mayor que la de un hecho aislado y refleja un estado de prepotencia y de

caciquismo en la posguerra española. Si ahora .hubiera rodado esta película, algunas cosas las hubiera

dicho de ur/fi forma mucho más directa.

«Por imperativos de exhibición, mi película ha tardado dos años en estrenarse en Madrid»

«Voy a rodar la historia de un anarquista y una prostituta en la España de los anos 50»

Después de, «la casa grande» su director ha rodado una segunda película, «Gusanos de seda», presentada

en el último festival de San Sebastián: "La casa grande sucede en los años 40; "Gusanos de seda", en

1936; mis dos películas, sin ser ¡directamente polítícos, abordan una realidad política a través de unos

personajes representativos de una época. "La casa grande", can una forma de drama rural; "Gusanos de

seda". Con unos caracteres que le acercan a la tragicómico. Mi próxima película transcurrirá ´ en los 50 y

reflejará la situación de aquellos añas a través de las relaciones entre un anarquista; y una prostituta. Será

también un guión mío y actuaré como coordinador general de la producción; no me interesa, hacer un

cine de encargo o no ser que pueda hacer el cine que yo quiero rodar; en el tiempo que he estado sin

dirigir me han ofrecido guiones increíbles, faltos del menor sentido de la lógica, y aunque

económicamente me hubiera favorecido, y profesiònalmente me hubiera dado una mayor perspectiva,

hasta el momento me he resistido a rodarlos. Si no puedo rodar, la historia prevista para esta película, voy

a dirigir una coproducción que cuenta los últimos días de unos condenados a muerte; es un guión

interesante, con un tema lleno de actualidad.»

Entre tanto, el director de «La casa grande» tirabaja como director de «spots»; publicitarios para las

televisiones de otros países. Recordemos que;Borau ha trabajado en la producción y realización de

pélículas publicitarias antes y después de «Furtivos». El cine español registra un íncreibló paro entre los

actores y los realizadores, a los que sólo se abren posibilidades en un tipo de cine. Después del éxito

comercial de películas como «Furtivos» o «Pascual Duarte», aún hay películas de interés estrenadas casi

de tapadillo. Hay un sector dé la producción que tiene un concepto muy estrecho del cine, y piensa que

rodando el clásico bodrio va a recuperar su dinero enseguida: y encima va a doblarlo en pocas semanas.

Sin embargo, al cine español de autor también despierta un gran interés y puede ser comercial. Hay un

tipo de cine de autor, muy digno por otra parte, corno el owe hacen Garci ó Garcia Sánchez, que por su

forma de comedia o tragicomedia: tiene una vía de salida más asegurada; sin embargo, la creación de un

cine de otro tipo es mucho más problemática. Pese a todo, ni "La casa grande" ni "Gusanos de seda" són

películas para minorías, están contadas èon un lenguaje muy directo, afinque en ninguna de las dos hemos

podido decir las c osas tan claras como siglas hubiéramos rodado hacs uñas pocas semanas.»

E. M.

 

< Volver