Elecciones. 
 Victoria socialista y confirmación del bipartidismo, junto a recuperación del PCE  :   
 Guerra anuncia que los pactos municipales con el PCE van a acabarse. 
 La Vanguardia.    09/05/1983.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

ELECCIONES

Victoria socialista y confirmación del bipartidismo, junto a recuperación del PCE

Guerra anuncia que los pactos municipales con el PCE van a acabarse

El PSOE ha confirmado su hegemonía nacional como fuerza política en las elecciones municipales y

autonómicas ganando en muchas de las capitales de provincia, incluidas Barcelona y Madrid, por gran

mayoría. Felipe González expresó su satisfacción por los resultados en una intervención en TVE en la que

repitió que estos comicios no deberían, tomarse, sin embargo, como un test a >la labor del Gobierno.

Para la coalición AP-PDP-UL., los resultados han sido semejantes a grandes rasgos a los del 28 de

octubre, subiendo aún algo, lo que ha permitido a Fraga señalar que «hemos roto todos los techos».

Las municipales y autonómicas han confirmado el bipartidismo surgido de la última convocatoria

electoral y mantenido el equilibrio de fuerzas, puesto que el PSOE pierde tan sólo tres puntos sobre el

abrumador resultado del 28-O, mientras AP-PDP-UL ganan un punto aproximadamente.

Muy lejos queda, como tercera fuerza, el PCE, que, sin embargo ha sido uno de los partidos que más ha

celebrado el escrutinio, ya pue duplica el número de votos que obtuvo en octubre.

En resumen, cuando iban escrutados más del 90 por ciento de los votos en toda España, los porcentajes

eran los siguientes, en relación con las municipales del 1979 y las legislativas del año pasado:

1979 1982 1983

PSOE 23 43 43

AP 3 26 26

PCE 13 4 8

Dato significativo ha sido la mayoría absoluta obtenida por el PCE en Córdoba, donde los socialistas han

quedado por debajo de Alianza Popular. En las cuatro capitales de provincia catalanas, la mayoría

socialista se ha impuesto, con distintas oscitaciones del voto para CiU, que parece bien asentada en

ciudades medianas y capitales de comarca, aparte de pequeñas poblaciones, y con sorprendente

incremento de AP en Lleida y Tarragona.

En el conjunto nacional, los socialistas barren en Andalucía, —excepto el reseñado caso de Córdoba

capital— así como en Extremadura, Aragón, Valencia, Murcia, Asturias y Castüla-La Mancha y Canarias,

siendo más equilibrado el resultado en Cantabria, La Rioja, Castilla-León, Baleares, Galicia, donde la

coalición de Fraga ha obtenido resultados bastante aproximados o superiores según los casos.

Declaraciones de González y Guerra

La valoración más clara realizada sobre las consecuencias de la jornada electoral, corrió a cargo de

Alfonso Guerra, quien dijo en rueda de prensa —informa nuestro redactor en Madrid, Ramón González

Cabezas— que después de estos resultados, el pacto de izquierdas en los municipios debe darse si no por

enterrado sí enfermo de estar en la UVI. «Ahora pactaremos con nosotros mismos —dijo el

vicepresidente del Gobierno— excepto en algún lugar, como el País Vasco, donde la situación es más

compleja.»

Al igual que Felipe González, Guerra quitó valor de test a esta convocatoria. «No es una reválida —

señaló—, paro si algunos se empeñan en verla así, deberán reconocer que hemos sacado sobresaliente.»

Tanto e! presidente del Gobierno como el vicepresidente negaron que este triunfo en las municipales

pudiera significar cambio alguno en el sentido de una radicalizaron del modo de actuar. Felipe González

manifestó que el Gobierno ofrecería toda su colaboración a las autonomías y municipios, cualquiera que

sean sus nuevos mandatarios.

Fraga seguirá luchando

«Hemos roto todos los techos. Se ha comprobado una vez más que ciertas insidias y calumnias no sirven

sino para desacreditar a quienes las lanzan» —dijo Fraga Iribarne como comentario de urgencia a los

resultados.

Robles Piquer, había criticado antes al Gobierno la «parcialidad» al ofrecer en primer lugar las cifras que

eran más favorables al PSOE, y señalando que los resultados confirman el bipartidismo.

Según el análisis efectuado por Fraga ante las cámaras, AP ha ganado posiciones, y el PSOE ha sufrido

cierta escapatoria de votos por su izquierda. Reconoció que el Gobierno ha obtenido la confianza del

electorado, pero no un nuevo cheque de mayor confianza. Y criticó al gabinete por su política exterior y

por contradicciones que observa en sus actuaciones políticas.

Los otros partidos

Aparte de la valoración realizada por el president Pujol de los resultados en Cataluña —que ofrecemos

aparte— cabe reseñar la opinión de Garaicoechea, felicitándose de la «mayor implantación de los partidos

nacionalistas y del PNV en particular».

En cuanto al CDS de Adolfo Suárez y al PDL de Antonio Garrigues, los resultados que han obtenido han

sido muy pequeños, de modo que ni siquiera Garrigues sale concejal por Madrid en una primera

estimación. Suárez obtuvo en Avila sus mejores cifras, pero en conjunto no ha conseguido ser un cuarto

partido con posibilidades de actuar como bisagra apenas en ningún municipio.

El PCE se confirma como tercer partido, aunque a distancia de los demás. El clima de euforia en la sede

central de este partido confirmaba además que la sustitución de Santiago Carrillo por Gerardo Iglesias ha

sido bien acogida por el electorado.

 

< Volver