Autor: Quiñonero, Juan Pedro. 
 La prensa francesa condena la actitud de los insurrectos y confía en el Rey. 
 El intento golpista es una intimidación contra el PSOE     
 
 Diario 16.    04/10/1982.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Diario 16/4-octubre-82

La prensa francesa condena la actitud de los insurrectos y confía en el Rey

«El intento golpista es una intimidación contra el PSOE»

París:

Juan Pedro QUIÑONERO, corresponsal.

La prensa francesa concedió la mayor importancia al intento de golpe de Estado, interpretándolo mayori-

tariamente como un «proyecto de intimidación golpista contra el Partido Socialista».

«Liberation», radical de izquierda independiente, abre su primera página con un titular a tres columnas:

«Un proyecto de putsch a la derecha», y comenta, siempre en primera página: «Los oficíales no tenían

ninguna posibilidad de ganar, pero habrán intentado intimidar a !a izquierda y confortar a la derecha».

«Liberation» consagra tres páginas al acontecimiento (primera, segunda y tercera), y estima que «el

Ejército español tiene una sólida tradición golpista», subrayando que «si los socialistas llegan al poder

deberán reformar el Ejército y pactar con él».

«Le Fígaro», conservador, subraya lo que califica como «malestar persistente» entre el Ejército y el Es-

tado, afirmando que tal «malestar» habría «aumentado» ante la perspectiva de una victoria socialista. El

matutino conservador estima hoy que «el sueño de un golpe de Estado disminuye a medida que la

democracia se consolida».

La incógnita

«Le Quotidien» titula a seis columnas: «España: ¿Complot real o manipulación política?», y comenta:

«Complot real o imaginario, este intento de golpe de Estado ilustra la actual situación española, donde la

principal incógnita no es el resultado de las elecciones, sino la actitud posterior del Ejército.»

«France-Soir», populista, titula a cuatro columnas: «Los conspiradores deseaban neutralizar al Rey antes

de pasar a la acción.» A juicio de "France-Soir» la conspiración sería una «advertencia» a Felipe Gonzá-

lez, ya que, contiúa, «cada cual es consciente que una victoria socialista relanzaría con una violencia sin

precedentes el problema de las relaciones entre el poder civil y los militares». Sin embargo, «France-

Soir» estima, igualmente, que «en lo inmediato, el relanzamiento del malestar militar modifica muy poco

las perspectivas electorales».

El Rey demócrata

«The International Herald Tríbune», liberal independiente, quizá uno de los periódicos más influyentes

del mundo, editado en París por el «New York Times» y el «Washington Post», concede al

acontecimiento cuatro columnas de su primera página, destacando siempre el papel del Rey Juan Carlos

como pilar perfectamente decisivo, hoy como ayer, en la defensa del sistema democrático y las

instituciones de la democracia española».

Finalmente, «Le Matin», socialista, titula a seis columnas de su primera página: «Nueva amenaza mili-

tar.» Analizando la situación política española y la nueva conspiración el matutino socialista insiste en lo

que llama «la incomprensión entre los socialistas y los militares», comentando: «Con razón o sin ella, los

socialistas cuentan con que su jacobinismo en materia de autonomías y su determinación para dirigir al

país acabarán, no obstante, consiguiendo la adhesión del Ejército.»

 

< Volver