Autor: C. V.. 
 La victoria socialista. Silencio oficial tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y la entrevista Calvo Sotelo-González. 
 El PSOE comienza a prepararse para recibir el traspaso de poderes del Gobierno     
 
 El País.    30/10/1982.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL PAÍS, sábado 30 de octubre de 1982

ESPAÑA La victoria socialista

Silencio oficial tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y la entrevista Calvo Sotelo-

González

El PSOE comienza a prepararse para recibir el traspaso de poderes del Gobierno

c. v., Madrid

Felipe González, futuro presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista Obrero

Español, mantuvo ayer por la tarde una entrevista de hora y media de duración con el actual presidente

del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, tras confirmarse la victoria absoluta de los socialistas en las

elecciones legislativas del jueves pasado. Se cree que en este primer contacto se ha fijado un calendario

de posteriores encuentros, a distintos niveles, que preparen con minuciosidad el traspaso de poderes a la

nueva Administración.

Junto a lo anterior, hay que destacar en la jornada de ayer el ambiente ciudadano —que podría calificarse

de rutinaria normalidad—, la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para analizar los resultados

de las elecciones y la confirmación de una próxima audiencia del Rey al líder socialista. A ello puede aña-

dirse el sostenimiento de las bolsas tras la abrumadora victoria del PSOE y el anuncio del embajador

norteamericano en España, Terence Todman, del apoyo de su país, con "plena y continua amistad y

cooperación del Gobierno", en carta dirigida al líder socialista.

Las reacciones de sectores económicos y políticos continuaron en la línea de las que se produjeron en la

madrugada electoral, es decir, destacando la abrumadora participación de votantes y la normalidad

ciudadana. En este sentido, sólo se tiene noticia de un ligero incidente protagonizado en Hernani (Guipúz-

coa), en la madrugada de ayer, por cuatro jóvenes simpatizantes de Herri Batasuna (HB), que irrumpieron

en la sede socialista de aquella localidad y promovieron un ligero altercado, con algunas amenazas.

Los presidentes de los siete grandes bancos españoles se reunieron ayer mismo en una comida que tuvo

lugar en Madrid, en la sede del Banesto, en la que se analizaron los resultados electorales. La agencia

Europa Press cita fuentes cercanas a los reunidos y afirma que interpretaron la gran participación

registrada en las votaciones como la consolidación definitiva de la democracia; también valoraron

positivamente el hecho de que el nuevo Gobierno cuente con un respaldo mayoritario que haga posible

una gestión clara y coherente.

EL PAÍS recogió ayer el comentario indignado de un estrecho colaborador en la presidencia de uno de los

siete grandes bancos sobre las manifestaciones del dirigente de la patronal José Antonio Segurado, que

manifestó: "Concederemos un plazo de noventa días y esperaremos a que el PSOE comience a legislar".

La fuente bancaria se preguntaba en qué podía sustentarse Segurado para conceder plazos particulares a

un Gobierno que ha rozado los diez millones de votantes entre sus conciudadanos, y añadía si no cabría

preguntarse por la continuidad misma de los actuales dirigentes de la CEOE a la vista de los resultados

obtenidos tras su intensa actividad política, acrecentada desde que se convocaron las elecciones

autonómicas en Andalucía.

El Gobierno calla

El Consejo de Ministros se reunió ayer por la tarde en la Moncloa, en sesión extraordinaria. La mayoría

de los miembros del Gabinete regresó a Madrid a primeras horas de la tarde desde las provincias donde

fueron candidatos en las elecciones. A última hora de la tarde, la Secretaría de Estado para la Información

facilitó una escueta nota, en la que anunciaba la reunión del Gabinete "para evaluar el resultado de las

elecciones legislativas de ayer y tomar algunos acuerdos complementarios que desarrollan las medidas de

ayuda adoptadas en relación con las inundaciones de Levante".

Sólo los titulares de Justicia y Obras Públicas, Pío Cabanillas y Luis Ortiz, respectivamente, han

conseguido escaño entre el resto de sus compañeros de Gabinete, incluido el propio presidente. A la hora

de cerrar esta edición no se había convocado conferencia de Prensa ni se esperaba que se produjera y se

daba por seguro que ni siquiera se facilitaría una nota explicativa del contenido de la reunión.

Fuentes gubernamentales señalaron, pese a lo anterior, que el Consejo de Ministros transcurrió en un

ambiente generalizado de derrota, aunque se exteriorizó la esperanza de que la mayoría conseguida por el

PSOE asegure la gobernación del país.

Entrevistas del futuro presidente

El líder socialista anunciaba el jueves su propósito de solicitar una audiencia con el Rey en el caso de

ganar las elecciones. Fuentes del palacio de la Zarzuela confirmaron este deseo y añadieron que no se

había fijado la fecha. Don Juan Carlos recibió ayer a los presidentes de los tribunales constitucionales de

la República Federal de Alemania, Austria, Suiza, Yugoslavia e Italia, cuya visita a nuestro país ha

coincidido con la jornada electoral.

Para la semana próxima se esperan reuniones del comité ejecutivo federal del PSOE, de las ejecutivas de

UCD y PCE todas previstas para el martes y del consejo político del PDP, el próximo día 5.

Tras la reunión de ayer, Calvo Sotelo y Felipe González volverán a reunirse a lo largo de la semana, con

objeto de perfilar en detalle el traspaso de poderes. La misma madrugada del viernes, el vicesecretario

general del PSOE, Alfonso Guerra, sugería la necesidad de amplios contactos entre los miembros del

actual y del próximo Gobierno. Se espera también que se mantengan entre los actuales expertos del PSOE

en las distintas áreas y los niveles altos y medios de la Administración actual (subsecretarios y directores

generales).

Todo indica que se intenta un traspaso de poderes muy aquilatado por parte de los nuevos responsables de

la Administración española. A las afirmaciones del presidente del Gobierno en el sentido de que los

mecanismos constitucionales impiden el vacío de poder se añade la lógica pretensión de los dirigentes

socialistas de hacerse cargo de la gobernación del país con un conocimiento extenso y puntual de los

temas de cada departamento.

Prosigue la ´alerta roja´

Pese a la normalidad en todo el territorio, la alerta roja policial, que entró en funcionamiento el martes

pasado, se mantendrá hasta el domingo, fecha que coincide con la llegada del Papa. Este acontecimiento

se valora con unanimidad como un elemento de distracción de la actualidad política y se presume que

permitirá a los líderes una dedicación más discreta a los preparativos de la próxima legislatura.

En cuanto a la actividad de éstos durante la jornada de ayer, se sabe que todos descansaron (Fraga caza

fuera de Madrid), aunque sin descuidar la actividad política. Además del Consejo de Ministros celebrado

y de la entrevista entre Felipe González y Calvo Sotelo, el líder aliancista sostuvo una larga conversación

telefónica con el dirigente de Convergencia i Unió Miquel Roca. Aunque nada ha trascendido sobre la

misma, algunos observadores creen ver el posible tanteo de una colaboración parlamentaria entre ambas

fuerzas.

UGT no participará en el Gobierno

En cuanto a la formación del nuevo Gobierno, pese a las posibilidades que ofrecen los plazos legales

establecidos, se espera que los ministros puedan tomar posesión en los primeros dias de diciembre.

Ayer mismo, el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Nicolás Redondo,

comunicó a Felipe González que ninguno de los miembros de la ejecutiva del sindicato socialista

aceptaría la cartera de Trabajo, si les fuera ofrecida. Redondo expuso también su opinión de que ninguno

de los dirigentes de UGT debe ocupar cargos en la próxima Administración, como criterio general.

Esta postura se adoptó por la ejecutiva de UGT en su reunión del pasado día 19, aunque sus miembros

acordaron no darla a conocer hasta después de las elecciones.

 

< Volver