Autor: García, Sebastián. 
 La victoria socialista. El Ministerio del Interior se vió obligado a ofrecer la estimación reservada a partir de una muestra de mesas. 
 Un fallo convirtió el Palacio de Congresos de Madrid en un desierto informativo     
 
 El País.    30/10/1982.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El Ministerio del Interior se vio obligado a ofrecer la estimación reservada a partir de una muestra de

mesas

Un fallo convirtió el Palacio de Congresos de Madrid en un desierto informativo

SEBASTIAN GARCÍA, Madrid Un fallo imprevisto en el sistema informático de proceso de datos

impidió en la madrugada de ayer el normal funcionamiento del recuento de los resultados de las

elecciones legislativas. Ello, junto a la resistencia inicial del Ministerio del Interior a dar a conocer los

datos de la estimación realizada sobre una muestra de mesas, convirtió el centro electoral instalado en el

Palacio de Congresos de Madrid en un desierto informativo y permitió que el PSOE se adelantase a dar

sus propias estimaciones de los resultados.

Los servicios contratados por el Gobierno para dirigir el recuento total y, a la vez, el sondeo estimativo de

los resultados, venían preparando desde hace semanas un complicado aparato de recogida y proceso de

datos que convergía en el ordenador central de RTVE en Somosaguas, cerca de Madrid, que debería

procesar los datos para ofrecerlos a la opinión pública.

Incluso se habían realizado pruebas de proceso, que habían dado resultados totalmente satisfactorios. En

esta ocasión, por otra parte, se habían introducido novedades en la presentación de los resultados, tales

como diagramas de barras y mapas coloreados, que realizaría directamente el propio ordenador. Sin

embargo, un fallo en la programación del mismo impidió el funcionamiento de todo el sistema y privó de

datos directos al centro de Prensa.

Tensión entre los medios informativos

En esta situación de bloqueo, y mientras crecía la tensión entre los medios informativos acreditados, la

televisión ofreció en directo, a medianoche, la conferencia de Prensa en la que el vicesecretario general

del PSOE, Alfonso Guerra, anunciaba la victoria por mayoría absoluta de su partido, con detalle de

escaños y porcentajes de votos que se ajustan con marcada exactitud a lo después anunciado por el

Gobierno.

Los socialistas conocieron el resultado mediante una estimación realizada a base de procesar los datos de

las primeras cincuenta papeletas que salieron en el escrutinio de cada una de las 1.700 mesas

seleccionadas previamente, la misma técnica que utilizó el Ministerio del Interior para tener un adelanto

estimado, aunque contabilizando todas las papeletas de las mesas que habían seleccionado.

Los datos socialistas se adelantaron

Al conocer el anuncio de los datos socialistas, el ministro del Interior, Juan José Rosón, se mostró

favorable a dar a conocer, a su vez, los resultados de la estimación gubernamental, pero el jefe del

gabinete de Prensa del ministro, Ramón del Corral, consiguió convencerle de que no se hiciesen públicos

los datos, argumentando con posibles problemas de orden público, según han informado fuentes

solventes.

No obstante, entre los responsables gubernamentales se asentó la evidencia de que los resultados

se estaban conociendo de una u otra forma, y aproximadamente una hora después de conocerse el sondeo

del PSOE, el subsecretario del Interior, José Izarra, compareció ante los informadores para dar un primer

avance de datos.

En éste se incluían los porcentajes y número aproximado de votos de cada partido, el reparto de escaños

del Congreso en la mayoría de las provincias aunque con huecos importantes como Madrid, Barcelona y

Valencia y una aproximación al número total de diputados de cada partido, en la que faltaban quince

escaños por atribuir, de los que no se informó seguramente por prudencia, ya que la atribución de tales

puestos en la Cámara era a esa hora dudosa.

Datos provisionales estimados

A partir de este momento comenzaron a ofrecerse fotocopias de estadillos detallados de resultados,

realizados provincia por provincia, sobre el Congreso de los Diputados, y después sobre el Senado,

aunque éstos más lentamente, dada la mayor complejidad del recuento. Estos estadillos llevaban el

encabezamiento de "Estimación resultados provisionales. Muestra aleatoria", que indica claramente que

no son datos del recuento total.

En nuestra edición de hoy ofrecemos los resultados provisionales, detallados por provincias, en base a

estos datos estimados, los únicos disponibles hasta que pueda rehacerse la tarea de recuento, y con

independencia, naturalmente, de los resultados oficiales que en su día publicará la Junta Electoral Central.

No obstante, estos datos son perfectamente solventes, aunque no dan luz definitiva sobre la situación de

unos pocos escaños fuertemente disputados por escasa diferencia de votos. Estas dudas existentes en

torno a los últimos escaños son más importantes en los resultados de la Alta Cámara.

El ministro del Interior, Juan José Rosón, compareció a las 3.23 horas, pidió disculpas a los informadores

por la situación creada por la falta de difusión de datos por los canales previstos y agregó que se estaban

dando los datos que se podían, aunque ya eran casi definitivos. Poco después se apagaron definitivamente

los monitores que estaban destinados a ofrecer los datos, pero que nunca llegaron a funcionar.

 

< Volver