Autor: F. J. . 
 La victoria socialista. 
 Suárez rechaza tajantemente cualquier acercamiento a UCD     
 
 El País.    30/10/1982.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Suárez rechaza tajantemente cualquier acercamiento a UCD

F.J., Madrid

Los malos resultados obtenidos por el Centro Democrático y Social, que lidera Adolfo Suárez, harán

resquebrajarse el partido en muchas provincias, de acuerdo con los primeros análisis efectuados por el

cuartel general suarista. Estos medios admiten que el núcleo central del partido —es decir, los quince

componentes del comité nacional— está compuesto por incondicionales que se mantendrán firmes en su

apoyo al ex presidente del Gobierno y a sus ideas de comenzar, a mediados de noviembre, la

reconstrucción del CDS. Pero también reconocen que, al menos en una veintena de provincias, la

infraestructura, ya de por sí muy débil, puede quedar seriamente dañada, o incluso anulada, por las

previsibles defecciones.

El nombramiento de las comisiones gestoras provinciales y de una gran cantidad de candidaturas hubo de

hacerse, señalan estos medios, de forma apresurada, al acelerar Calvo Sotelo la disolución de las Cortes y

la convocatoria de nuevas elecciones. Ello hizo que muchas de estas gestoras y candidaturas se

completasen sin apenas analizar nombres y biografías; menos aún se pudo atender al deseo inicial de

Suárez de admitir en el CDS tan sólo a personas probadamente fieles a la persona del ex jefe del

Gobierno.

Aurelio Delgado, cuñado y durante mucho tiempo secretario personal de Adolfo Suárez, pasó gran parte

de la madrugada electoral chequeando la morai de los dirigentes en las diversas provincias, temiendo que,

pese a las declaraciones ínicialmente animosas, las deserciones no tardaran en comenzar. Provincias como

Burgos, Valladolid, León, Ciudad Real, Almería y otras varias que no fueron visitadas por Suárez durante

la campaña electoral podrían ser las más afectadas por la desmoralización.

Por ello, Suárez comenzará, dentro de una semana, una nueva ronda de visitas a diversas provincias, en

un intento de relanzar su partido, "de centro progresista y reformista".

Pese a una cordial llamada telefónica de Lavilla en la víspera de la jornada electoral, y pese a los re-

sultados obtenidos, Suárez rechaza cualquier acercamiento a UCD, que, piensa él, se romperá inevita-

blemente a corto plazo. Pero el relanzamiento del CDS parece difícil.Los dirigentes suaristas parecen

decididos a llevar a cabo una profunda limpieza en el partido.

En tercer lugar se encuentra el tema acaso más importante: las deudas. Varios créditos prometidos se

retiraron apresuradamente al conocerse los resultados de las últimas encuestas y, aparentemente, los

dirigentes del CDS quedarán fuertemente endeudados a nivel personal. "Lo primero será pagar a todos.

Después, una semana de descanso. Luego nos pondremos a trabajar de nuevo", dijo el duque a sus

desanimados compañeros nada más confirmarse que el CDS tan sólo obtendría dos escaños.

 

< Volver