Virgilio Zapatero será el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes. 
 Los miembros del Gobierno no dejarán sus cargos en la Ejecutiva del PSOE     
 
 ABC.    30/11/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

NACIONAL

ABC/3!

Virgilio Zapatero será el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes

Los miembros del Gobierno no dejarán sus cargos en la Ejecutiva del PSOE

MADRID.. Los cuatro miembros de la Ejecutiva federal socialista que pasarán al Gobierno seguirán en la

dirección del partido, percibiendo un único sueldo. Esta decisión, que cambia en buena medida la

filosofía socialista mantenida hasta el momento, parece destinada a cerrar cualquier clima de discusión o

debate interno en un momento en el que los socialistas van a hacerse con las responsabilidades del Poder.

Sin embargo, todo indica que se hará necesaria una redistribución, bien que sea «interna», de

competencias, ya que la labor en el Gobierno va a dificultar seriamente a tos ministros desempeñar sus

tareas en et partido. No se descarta que sea ésta una situación transitoria hasta que se celebre la confe-

rencia de Organización prevista para enero, a partir de la cual podría producirse una fuerte rees-

tructuración en la Ejecutiva.

Por el momento, los máximos dirigentes socialistas se afanan estos días en preparar los equipos que

arroparán a los titulares de los distintos departamentos del próximo Gobierno. La opinión de un

responsable socialista situado en las altas esferas del partido es de que tales equipos están «a metilo

hacer». En el goteo de nombres que se van haciendo públicos oficiosamente a medida que son

«designados», destacaba ayer el de Virgilio Zapatero, diputado por Cuenca, que será el secretario de

Estado para las Relaciones con fas Cortes. La nominación quedó ultimada después de la reunión

mantenida ayer en el Congreso por Alfonso Guerra y el presidente de la Cámara, Gregorio Peces-Barba.

Fuentes parlamentarias socialistas consultadas por ABC negaron a esta reunión carácter de «consulta»,

señalando que se trató esencialmente de una conversación informativa. Virgilio Zapatero es uno de los

más cualificados expertos del PSOE en el ámbito legislativo. En el anterior período desempeñó el cargo

del secretario del Grupo Socialista y a lo largo de los dos últimos años ha dirigido y coordinado

eficazmente el grupo de «jurídicos» que ha elaborado el amplio «corpus» de proyectos de ley —veinte de

ellos ya ultimados— que servirán de base a la inmediata actuación legislativa del próximo Gabinete.

Otro de ios nombres que se daba ayer como seguro es el de José María Calviño, hasta el momento

representante del PSOE en el Consejo de Administración de RTVE, para ocupar la dirección general del

Ente Público.

En cuanto al grupo de asesores presidenciales, se dan como muy probables los nombres de Francisco

Fernández Ordóñez, líder del PAO; Joaquín Leguina, concejal y experto en temas económicos, y Joan

Prat, responsable de los asuntos autonómicos del partido en los últimos meses, sustituyendo a María Iz-

quierdo. Parece, por otra parte, que la primitiva idea de formar un Gabinete presidencial casi

multitudinario —se habló de doscientas personas— está siendo seriamente reconsiderada, por lo que todo

indica que esta cifra se verá muy reducida. Próximos al presidente estarán también, según hemos

informado estos días, et portavoz del Gobierno, Eduardo Botillos, que no será secretario de Estado, y el

secretario general técnico de la presidencia, Julio Feo, hasta ahora asesor personal de Felipe González y

coordinador de los viajes electorales.

Los cuatro futuros miembros del Gobierno que compaginarán su cargo con su permanencia en la

dirección del partido son, como se sabe, Alfonso Guerra, vicepresidente del Gabinete y vicesecretario

general del PSOE; Joaquín Almunia, ministro de Trabajo y Seguridad Social; José Mará Maravall,

ministro da Educación y Ciencia, y Javier Solana, ministro de Cultura. Como único cambio de com-

petencias a corto plazo se señala las de Javier Solana y José María Maravall en la Ejecutiva, ya que en la

actualidad Maravall tiene bajo su responsabilidad el área de cultura en el PSOE.

No alterarán su actual puesto en la Ejecutiva, al menos por el momento, Alfonso Guerra —algo que, por

otro lado, nunca se ha puesto en duda—, y el actual secretario de Estudios y Programas, Joaquín Almunia.

 

< Volver