El debate. 
 Salvo UCD, las minorías no votaron en contra del presidente     
 
 Diario 16.    02/12/1982.  Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

Salvo UCD, las minorías no votaron en contra del presidente

LANDELINO (UCD)

Crítico y riguroso

Landelino, que utilizó en la primera parte de su parlamento inflexiones institucionales al

recordar a la Cámara el puesto del que procedía y tras un floreo verbal de agradecimiento al

actual presidente de las Cortes, Peces-Barba, argumentó la oposición de su grupo a la

investidura por deferencia al voto de sus electores e incluso a los del propio partido socialista.

Lavilla señaló que «quienes hemos ofertado al pueblo español una opción distinta y

diferenciadora de la del PSOE, por respeto a los votos hacemos un servicio diciendo no a la

investidura del señor González Márquez. Lo demás sería ficción y hasta cierto punto

desnaturalizar este acto democrático».

Luego añadiría el ex presidente del Congreso que esa negativa no comporta necesariamente

una crítica sistemática, irreflexiva e irracional hacia el partido en el Gobierno. Por el contrario,

llegó a apuntar futuras colaboraciones, dependientes del panorama que dibujen los propios

socialistas.

ROCA (CÍU)

Planteó las inquietudes de CiU

El portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso, Miguel Roca Junyent, atribuyó al

«respeto de la voluntad popular, el margen de confianza en la gestión socialista», y al re-

cuerdo de «los sufrimientos compartidos en la lucha por la libertad», la abstención en la

investidura de Felipe González.

Roca, sin embargo, dejó constancia de que el análisis hecho por su partido del programa

socialista arrojaría razones suficientes para un voto en contra.

El representante nacionalista anunció que su grupo parlamentario no ejercerá una oposición

caracterizada por la «erosión sistemática» o la «descalificación global». «Todos necesitamos

agarrarnos a una cierta esperanza —explicó—, aunque no compartamos su programa

electoral».

Roca reconoció que Felipe González había fijado objetivos de política gubernamental, pero

recordó que «no ha precisado ni los medios humanos, ni técnicos, ni financieros».

El diputado catalán planteó en su intervención más que críticas, inquietudes, y así se preguntó

cuál será el soporte para la creación de 800.000 puestos de trabajo, si los Presupuestos o los

factores productivos...

MARCOS VIZCAYA

(PNV)

Contra los pactos autonómicos

El diputado nacionalista comenzó por afirmar, como consecuencia de un detenido análisis,

según dijo, «las importantes bases de coincidencia», junto a las «serias discrepancias».

Tras identificar como tarea común de socialistas y nacionalistas vascos la lucha contra el

terrorismo y el golpismo, Marcos Vizcaya rechazó, con respeto pero claridad, las competencias

para que el Gobierno vasco participe, y no quede al margen, de esa batalla política.

Marcos Vizcaya hizo corresponsable al PSOE de la política autonómica oscilante de UCD. El

representante nacionalista habló de «carácter involucionista» en los pactos autonómicos, re-

prochó a los socialistas no haber impedido la margina-ción del PNV en las negociaciones y

anunció una «oposición con firmeza, democrática, a los intentos de vaciar de contenido el Esta-

tuto de Guernica».

CARRILLO (PCE)

Los gozos y las sombras

«Nos tememos que el propósito, para el año próximo, de reducir en tres puntos la tasa de

inflación con medidas monetarias y acuerdos entre las fuerzas sociales, de asegurar un

crecimiento del 2,5 por 100 del PNB, del aumento de la competitividad por la reducción de los

costes, encierre en el fondo la perspectiva de un plan de estabilización que signifique un creci-

miento del ya gran paro obrero y una disminución paralela del poder adquisitivo de los salarios

de los trabajadores y de las rentas de las capas sociales más modestas.»

SUAREZ (CDS)

«Coincidencia en los objetivos»

Adolfo Suárez, comenzó anunciando el voto afirmativo de los dos diputados de su partido para

el candidato Felipe González. Seguidamente, dijo:

«Con este voto afirmativo pretendemos contribuir a la consolidación de la democracia, al

progreso de nuestro pueblo y a la verte-bración en solidez y profundidad del Estado de las au-

tonomías.

Aunque los planteamientos ideológicos de! CDS y del PSOE son distintos, existen notable

coincidencias en las líneas maestras de la política a desarrollar en los próximos años.

La gran mayoría que tiene el PSOE reduce las expectativas del debate, pero

el voto afirmativo de los diputados del CDS no se fundamenta sólo en los resultados

electorales, sino en que, en el discurso de Felipe González, quedan manifiestas ia decisión y la

voluntad política de lograr que se hagan las necesarias reformas económicas, sociales y

culturales, y se consigan hacer operativas la libertad, la igualdad y la justicia para todos los

españoles.»

VICENS (ERC)

«Indefinición, prudencia y timidez»

El representante de Esquerra Republicana de Cataluña, Francesc Vicens, señaló:

«El discurso del candidato se caracterizó por la indefinición, inconcreción y por la falta de una

lista de objetivos prioritarios, de un calendario. Un discurso insuficiente para motivar un debate

parlamentario serio.

BANDRES (EE)

«Ayudaremos a resolver los problemas»

Juan María Bandrés, diputado de Euskadiko Ezkerra por Guipúzcoa, declaró:

«Nuestro apoyo no tiene exigencias de contrapartidas previas, aunque no significa una

aceptación global de la política de su partido. Por eso quiero decirle que nos tendrá a su lado

en todo lo que signifique profundización de las libertades, desarticulación de núcleos golpistas,

búsqueda de salidas negociadas a los graves y delicados problemas de la violencia en Eus-

kadi.»

 

< Volver