Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 En el Senado, la oposición (AP-PDP y UCD) votó en blanco. 
 José Federico de Carvajal, elegido presidente por mayoría absoluta     
 
 ABC.    19/11/1982.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

28 / A B C

NACIONAL

VIERNES 19-11-82

En el Senado, la oposición (AP-PDP y UCD) votó en blanco

José Federico de Carvajal, elegido presidente por mayoría absoluta

MADRID (José María Fernández-Rúa . Al mediodía de ayer el socialista José Federico de Carvajal

resultaba elegido, por mayoría absoluta, presidente del Senado. Tres horas después finalizaba la sesión

constitutiva de la Cámara Alta, luego de que 217 senadores jurasen o prometieran acatar (éste fue el caso

de José Federico de Carvajal) la Constitución. El parlamentario por Zamora de la coalición AP-PDP

Carlos Pínilla Touriño fue el único ausente de este acto emotivo y sencillo, que finalizó minutos antes de

las tres de la tarde con un discurso del presidente de la Cámara.

La nueva Mesa del Senado

Presidente: José Federico de Carvajal (PSOE).

Vicepresidente 1.°: Arturo Lizón (PSOE).

Vicepresidente 2.°: Juan Carlos Guerra Zunzunegui (AP-PDP).

Secretario 1. : José Luis Rodríguez Pardo (PSOE).

Secretario 2.°: María Lucía Urcelay (PSOE).

Secretario 3.°: Ignacio Gamíndez (PNV).

Secretario 4.°: Fernando Gil Nieto (AP-PDP).

José Federico Carvajal demostró en 1978 sus dotes de parlamentario cuando presidía la Comisión del

Senado que dictaminó la Constitución. Al igual que el ahora vicepresidente segundo de la Cámara, Juan

Carlos Guerra Zunzunegui, conoce perfectamente los mecanismos parlamentarios y el Reglamento que

aplicará —como él mismo ha anunciado— para favorecer a las minorías. Esto es importante. Nadie se

sentirá marginado —así lo ha prometido José Federico de Carvajal— en el Senado, y la Cámara ocupará

el rango que le corresponde: de segunda lectura que permite mejorar las leyes y en la que deben reflejarse

las distintas regiones. «En el Senado —manifestó su presidente a ABC— tienen asiento los senadores de

elección directa y los que corresponden a cada ente autonómico, según su respectivo Estatuto, que habrán

de resolver los problemas que puedan tener en las diferentes nacionalidades y regiones.»

LOS SETENTA Y NUEVE AÑOS DE JACINTO CALVO

La sesión constitutiva de la Cámara Alta comenzó a las once y veinte de la mañana, con la Junta

preparatoria que presidió el senador vasco Ignacio Gamíndez. Para, a continuación, dejar paso a la Mesa

de edad —integrada por el parlamentario de mayor edad y tos más jóvenes— que dirigieron las tres vo-

taciones, en las que fueron elegidos el presidente, vicepresidentes y secretarios de la Cámara. Jacinto

Calvo López, socialista, de setenta y nueve años de edad, pronunció el primer discurso de esta legislatura.

Con voz entrecortada dirigió un saludo a los senadores, al tiempo que pronunciaba unas palabras de

agradecimiento a los españoles por haberles elegido «gallardamente, en democracia y en libertad».

Tras la lectura del oficio de la Junta Electoral Central en la que figuran seis recursos contenciosos

electorales contra otros tantos senadores, los portavoces de los distintos grupos parlamentarios

presentaron las propuestas para la formación de la Mesa definitiva de la Cámara. José Federico de

Carvajal obtuvo 158 votos a favor y 59 en blanco. Estos últimos pertenecen a los senadores de la

coalición AP-PDP (55) y de Unión de Centro Democrático (4). Al ser proclamado presidente del Senado

José Federico de Carvajal, la totalidad de la Cámara le dedicó una cerrada ovación que luego se repetiría

en las siguientes elecciones, y también cuando los dos vicepresidentes electos —Arturo Lizón (PSOE) y

Juan Carlos Guerra Zunzunegui (AP-PDP)— se felicitaban en el pasillo de la sala.

Las votaciones de los vicepresidentes arrojaron el siguiente resultado: Arturo Lizón, 150 votos; Juan

Carlos Guerra Zunzunegui, 59 votos. Se contabilizaron ocho votos en blanco. El escrutinio de la votación

para elegir a los secretarios fue el siguiente: José Luis Rodríguez Pardo, 152 votos; María Lucía Ur-celay,

103; Ignacio Gamíndez, 55, y Fernando Gil Nieto, 54 votos.

Todas ellas se realizaron, como establece el Reglamento de la Cámara, por el procedimiento de papeleta

que cada senador depositó en una urna de cristal.

Minutos después de la una y media de la tarde, el vicepresidente primero, Arturo Lizón, tomó juramento

de la Constitución al presidente de la Cámara, José Federico de Carvajal, mientras el resto de los

senadores permanecían en pie. Luego, éste repitió la ceremonia con los miembros de la Mesa. A

continuación, todos los senadores presentes, por orden alfabético, juraron o prometieron acatar la Carta

Magna contestando a la fórmula: «¿El senador jura o promete acatar la Constitución?», con un «sí, juro»

o «sí, prometo». Esta vez el senador vasco Joseba Elósegui no protagonizó ningún incidente. Dejó pasar

unos segundos antes de responder para, tímidamente, decir: «Prometo.» Al parecer, este parlamentario fue

aleccionado, previamente, por su partido (PNV).

EL SENADO, CÁMARA DE REFLEXIÓN

Esta primera sesión plenaria finalizó con la intervención del presidente de la Cámara. José Federico de

Carvajal destacó en sus palabras la función del Senado como Cámara territorial, y al referirse a sus

funciones puso de relieve que el sólo hecho de ser una Cámara de segunda lectura habla de su impor-

tancia. «Al Senado —continuó— le corresponde conocer, en primera instancia, el Fondo de

Compensación Interterritorial y compensar las desigualdades entre las diferentes regiones. Además debe

potenciar las relaciones entre Parlamentos de diferentes países, al tiempo que debe jugar el papel de

Cámara de reflexión, ya que puede tener una aportación destacada como elemento de concordia.»

En otro momento, el presidente afirmó que «de nuestro trabajo depende mantener el prestigio de la

Cámara. Estoy convencido de que el Gobierno prestará su atención al Senado y no estará huérfano de

presencia el "banco azul" en los debates». De Carvajal insistió en la protección a las minorías. Para

anunciar, a renglón seguido, que esperaba al final de la legislatura «no se sepa a qué partido ha

pertenecido el presidente, por la actitud de imparcialidad que ha mantenido». Finalizó con unas palabras

de recuerdo para los anteriores presidentes de la Cámara, Antonio Fontán y Cecilio Valverde.

De los siete miembros que tiene la Mesa del Senado, tres ya habían sido senadores en anteriores

legislaturas. Juan Carlos Zunzunegui, ahora vicepresidente segundo de la Cámara, ocupó la

Vicepresidencia Primera del Senado en la legislatura anterior y es viejo amigo de José Federico de

Carvajal y de Arturo Lizón.

DIEZ SENADORES DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

El Senado se compone, al inicio de la actual legislatura, por 208 senadores, elegidos en las pasadas

elecciones, más diez en representación de las Comunidades autónomas andaluza y vasca.

Los senadores designados por los Parlamentos de las Comunidades autónomas andaluza y vasca son los

siguientes:

Por Andalucía, Luis Benavides Cano (PSOE); Jaime Pérez-Ltorca Rodrigo (PSOE), Julián de Santiago

Bujalance (PSOE), Javier Torres Vela (PSOE), José Rodríguez Fernández (AP-PDP), Terriente Quesada

(PCE) y Merino Bayona (UCD).

Por la Comunidad autónoma vasca: Ignacio Gamíndez (PNV), Una de Epelde (independiente) y Enrique

Casas Vila (PCE).

Los Parlamentos de las Comunidades autónomas eligen a sus representantes para el Senado, a razón de

uno por cada Comunidad autónoma y uno más por cada cien mil habitantes, configurando así la futura

Cámara Territorial.

Los Parlamentos de las restantes Comunidades autónomas todavía no han designado a sus representantes

en el Senado.

 

< Volver