Elecciones: Murcia. 
 Izquierda Unida impugnó los comicios en Cieza y Torreagüera     
 
 ABC.    11/06/1987.  Página: 77. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC/77

Murcia

Izquierda Unida impugnó los comidos en Cieza y Torreagüera

Murcia.

Varios episodios salpicaron negativamente la jornada electoral de ayer en la provincia de Murcia, que por

lo general transcurrió dentro de la más absoluta normalidad. La coalición Izquierda Unida ha impugnado

ante la Junta Electoral Provincial las votaciones de todas las mesas de la localidad de Cieza, según

informó el dirigente de la coalición, Pedro Antonio Ríos. Agregó que hasta mediodía se carecían en las

mesas de Cieza de las papeletas de su coalición correspondientes a la circunscripción de Murcia, a la que

pertenece la ciudad. El candidato de Izquierda Unida señaló también que el presidente de la Junta

Etectoral de Zona, ante la que se ha denunciado el hecho, no había paralizado las votaciones hasta la

llegada de las papeletas oportunas, por lo que se ha recurrido ante la Junta Provincial. Ríos dijo que se

había detectado la falta de papeletas autonómicas de la .coalición en Zarandona, donde «se enconaban

debajo de una mesa», y que hubo irregularidades de este tipo en otros lugares de ía provincia. Por último,

se han impugnado las votaciones que se realicen en una mesa instalada en Torreagüera por el alcade

pedáneo «para que voten los vecinos que no están censados». Otro de tos incidentes registrados es el fa-

llecimiento del suegro del alcalde de Cehe-gín, cuando regresó a su casa después de votar en un cotegip

electoral muy cercano. Según ha relatado su hija, que le acompañó cuando acudió a votar José Garda

Alemán, de setenta y seis años, se encontró mal cuando regresó a su casa, poco después de las doce.

Inmediatamente se avisó al médico, pero esté no pudo llegar a tiempo, ya que García Alemán, suegra de

Pedro Abellán Sóriano, alcalde socialista de Cehegin, murió repentinamente. En otro orden de cosas, la

presidenta de una mesa electoral situada en el colegio Francisco Caparros, de Mazarrón, sufrió por la

mañana un ataque de nervios y se desmayó, por lo que fue trasladada a un centro médico. Testigos

presenciales informaron que la presidenta, María Isabel Alvarez, de veinticuatro años, se sintió

probablemente desbordada por sus funciones al frente de la mesa electoral.

 

< Volver