Necesitará pactar con otros partidos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. 
 El PSOE pierde la mayoría absoluta en todas las grandes ciudades     
 
 El País.    11/06/1987.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Necesitará pactar con otros partidos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza

El PSOE pierde la mayoría absoluta en todas las grandes ciudades

El PSOE perdió ayer la mayoría absoluta en 21 de las 27 capitales en que la consiguió en las elecciones

de 1983. Los votos socialistas, según datos provisionales, han caído en algo más de cuatro puntos; pero

esta disminución se concentra en las principales ciudades, lo que propicia ese espectacular retroceso y

pone en riesgo la continuidad de algunos alcaldes. £1 socialista Pasqual Maragall podrá mantener su

cargo en Barcelona con el apoyo de los comunistas, como ha ocurrido hasta ahora, y Juan Barranco

necesita en Madrid pactar con el CDS. £1 PSOE ha conservado solamente la mayoría absoluta en uno de

los 13 Parlamentos autónomos, el de Extremadura, frente a los seis en que la logró en las elecciones de

1983. En las votaciones para eurodiputados, el partido socialista ha obtenido 28 de los 60 puestos en

juego.

Regreso a la situación municipal de 1979

Los socialistas se verán obligados a contar con otros partidos para asegurarse el gobierno en los grandes

ayuntamientos. El mapa político municipal derivado de estos comicios es similar, en líneas generales, al

de 1979, en que el PSOE necesitó el apoyo de los comunistas para controlar las principales ciudades.

Ahora será el CDS el partido que tenga la posibilidad de decidir en la mayoría de los casos. Tras las

elecciones de ayer, los socialistas han perdido la mayoría absoluta en 21 ciudades, entre ellas, Madrid,

Sevilla, Valencia, Zaragoza, Valladolid, Alicante, Granada y Palma, y sufre importantes descensos en

otras 17 capitales. Solamente mantiene la mayoría obtenida en 1983 en Cádiz, Huelva, Málaga, Gerona,

Badajoz y La Coruña. Sólo en esta última ciudad y en Córdoba registró un aumento de concejales.

La idea del pacto y del consenso era manejada en la madrugada de hoy por los principales candidatos.

El socialista Juan Barranco, hasta ahora alcalde de Madrid, se mostró abierto al consenso y recordó que

hasta ahora su partido ha gobernado en coalición con los comunistas aun cuando dispuso de mayoría

absoluta, insinuando la posibilidad de renovar un acuerdo parecido. Adolfo Suárez, presidente del Centro

Democrático y Social (CDS), aseguró, en una actitud de mayor distanciamiento de esa posibilidad dé

pacto, que cualquier acuerdo en el Ayuntamiento de Madrid debe incluir como alcalde al centrista

Agustín Rodríguez Sahagún, quien tiene la clave para cualquier acuerdo. El ascenso de los partidos

regionalistas no sólo se nota en las elecciones autonómicas, sino también en las locales, y en algunos

ayuntamientos podrán decidir el signo de la alcaldía, como es el caso de Zaragoza con el Partido

Aragonés Regionalista.

Los socialistas bajan cuatro puntos en las elecciones europeas

La pérdida global de votos socialistas en las elecciones para el Parlamento Europeo es de algo más de

cuatro puntos (del 44,35% al 39%), respecto a las elecciones legislativas de 1986. No obstante, el partido

socialista obtiene 28 de los 60 puestos de eurodiputados. Alianza Popular suma 17 parlamentarios; el

CDS contará con 7; Izquierda Unida, con 3; Convergencia, también 3; Herri Batasuna, 1, y Europa de los

Pueblos (Carlos Garaikoetxea), 1. Dirigentes socialistas reconocieron el descenso sufrido por el partido en

estas elecciones, pero destacaron que el PSOE continúa siendo el partido más votado. Txiki Benegas,

secretario de organización, comentó que quizá el electorado ha entendido que puede haber una

representación más plural en España.

Regionalización de la derecha

El PSOE sólo mantiene su mayoría absoluta en uno de los 13 Parlamentos autónomos que fueron

renovados ayer (en el de Extremadura), después de haberla tenido en seis de ellos desde 1983. Una de las

novedades que se derivan de estas elecciones, además del descenso de AP y PSOE, es la tendencia a la

regionalización de la derecha, en cuyo ámbito han registrado evidentes ascensos opciones como Unión

Valenciana, Unión del Pueblo Navarro, Partido Aragonés Regionalista, Independientes de Canarias,

Partido Regionalista de Cantabria y Unión Mallorquína.

 

< Volver