Autor: Díez, Anabel. 
 Jornada Electoral: Benegas reconoce que su partido y AP han descendido entre cuatro y cinco puntos. 
 El PSOE justifica su descenso por el desgaste de ocho años de gestión municipal     
 
 El País.    11/06/1987.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL PAÍS, jueves 11 de junio de 1987

Benegas reconoce que su partido y AP han descendido entre cuatro y cinco puntos

El PSOE justifica su descenso por el desgaste de ocho años de gestión municipal

ANABEL Diez, Madrid

E1 PSOE, ante la pérdida en estas elecciones municipales de «nos cuatro o cinco puntos en relación con

las anteriores municipales de 1983, reconoce que el electorado ha podido desear "una representación mis

plural", además de un cierto desgaste que se deriva de ocho aftos de gestión socialista", según palabras

del secretario de organización, Txiki Benegas. Aun así, en el PSOE se resaltó en esta madrugada que ese

partido sigue siendo el más votado de toda España con una diferencia respecto al siguiente, Alianza

Popular, de unos 15 puntos. En su análisis ponen de manifiesto "el serio descenso de AP". Hasta pasadas

las dos de la madrugada cié hoy la dirección del PSOE no quiso analizar los resultados de las elecciones

municipales en el deseo de contar con el mayor número de datos posibles. El secretario de organización

del PSOE, Txiki Benegas, aseguró a este periódico que los datos iniciales respecto a Barcelona, con un

porcentaje de votos escrutado muy pequeño, no eran coincidentes con los que poseía el partido y se

mostró seguro de que el PSOE iba a rozar la mayoría absoluta en esta capital. Como novedad, auguraban

para Barcelona un bipartidismo casi absoluto. Benegas compareció ante los informadores con el

candidato número uno al Parlamento Europeo, Fernando Moran. "Me acompaña la persona que • ha

protagonizado la victoria socialista para el Parlamento Europeo con un 39,5% de los votos que se

traducen en 28 diputados". A continuación y a modo de síntesis, resaltó dos conclusiones de las

elecciones municipales. "Hay que constatar el descenso del PSOE y de Alianza Popular respecto a las

elecciones de 1983 en unos cuatro o cinco puntos y el alza del Centro Democrático y Social, que pasa de

un 1,82% a más del 9%´-´. En segundo lugar, afirmó: "el PSOE sigue siendo el mayor partido en casi

todas las provincias y globalmente está muy por encima de Alianza Popular que se sitúa 15 puntos por

debajo". El dirigente socialista rogó a los informadores que no le preguntaran por la política de pactos que

emprendería el PSOE para colocar a socialistas en numerosas alcaldías en las que ha perdido la mayoría

absoluta. La estrategia de pactos postelectorales se estudiará el próximo lunes por la comisión ejecutiva

federal que preside el secretario general del PSOE, Felipe González.

El desgaste del poder

"Los ciudadanos han podido entender que es conveniente una representación más plural en los

ayuntamientos", dijo Benegas como una de las causas del descenso socialista. Otra razón se derivaría del

desgaste del poder. "Después de casi ocho años de gestión socialista puede existir un cierto desgaste que

se deriva de la responsabilidad de gobierno". En el PSOE se confía que en los municipios en los que se ha

perdido la mayoría absoluta puedan mantener a su candidato a la alcaldía ante la imposibilidad de que las

otras fuerzas políticas se pongan de acuerdo para designar a un candidato no socialista. "Es muy difícil

que en algunos lugares los demás grupos se pongan de acuerdo para elegir al mismo candidato. Por tanto,

se designaría al alcalde del partido más votado, que sería el socialista", dijo Benegas en recuerdo de la ley

electoral. La satisfacción por los resultados obtenidos en el Parlamento Europeo era evidente, máxime

cuando para estos comicios se ha logrado dos puntos más que en las elecciones municipales. Los elogios

a Fernando Moran fueron permanentes en la sede federal del PSOE. "Ha habido tres victorias: la de

Europa, la de la democracia y la del PSOE", dijo Fernando Moran, que destacó el alto índice de

participación para estas elecciones, muy superior al que es habitual en los otros países comunitarios.

A diferencia del ambiente vivido en otras elecciones, la sede federal del PSOE no registró una atmósfera

festiva. La prevista llegada del vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, no llegó a consumarse y

tan solo tres ministros hicieron acto de presencia en la calle Ferraz durante unos minutos para saludar a

las varias decenas de militantes cuyos rostros iban perdiendo la sonrisa a medida que se conocían los

resultados, principalmente los de Madrid capital. A las dos de la mañana las existencias de bebidas y

aperitivos se habían terminado sin que hubiera habido ocasión para un brindis. Txiki Benegas aseguró que

no estaba especialmente sorprendido por los resultados. "Estas cosas ocurren en política", dijo con cierta

tristeza.

 

< Volver